Buñuelos de calabacín

Compartir Twittear
2.9/516 votos
Buñuelos de calabacín

Info.

Ingredientes para Buñuelos de calabacín

  • 1 calabacín
  • 1 cebolla mediana
  • 100 g. de queso feta
  • 100 g. de queso rulo de cabra
  • 2 huevos de corral COREN (Galicia Calidade)
  • 60 g. de pan rallado
  • 75 g. de harina de trigo
  • 1 cucharada de perejil fresco picado
  • 1 cucharada de hierbabuena fresca picada
  • 1 cucharada de eneldo fresco picado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)

Cómo hacer buñuelos de calabacín.

A esta receta de origen griego, también podríamos llamarla “kolokithokeftedes”, pero como es dificilísimo pronunciarla voy a quedarme con “buñuelos griegos de calabacín”.

Para cocinarlos necesitaremos el conocido queso feta y un cóctel de hierbas aromáticas, que los convierte en un bocado delicioso. Es otra opción vegetariana a la que nos tienen acostumbrados en la cocina griega y que rivalizan en casa con los Pseftokefedes o albóndigas de tomate.

Como todos los buñuelos, éstos también son fáciles de preparar y se hacen en un momento. La receta original griega lleva queso feta y otros ingredientes menos usuales como el eneldo fresco, por lo que podéis adaptarla sin problema a vuestra disponibilidad.

En mi caso, como vivo en una gran ciudad, no he tenido problema en conseguir todos los ingredientes.

En el blog podéis encontrar un montón de recetas de buñuelos, ya que son muy sencillos de preparar y siempre triunfan en casa. Están los buñuelos de coliflor, los de boniato o los de bacalao. Si nos vamos al lado dulce o los de manzana o los tradicionales buñuelos de viento no pueden faltar en este repertorio.

Este plato va perfecto para un aperitivo, una comida o cena de picoteo o para llevarnos al trabajo o de picnic. Y para darles algo de chispa, vamos acompañarlos de la típica salsa de yogur o la salsa griega Tzatziki. La verdad es que están deliciosos y es un no parar de comerlos. ¡Están de rechupete!

Preparación de la masa de los buñuelos de calabacín

  1. Lavamos el calabacín. Lo rallamos sobre un bol. Repetimos el proceso con la cebolla (ya pelada).
  2. Pasamos la mezcla a un escurridor, para que suelten líquido. Los dejaremos unos 20 minutos, para que escurran bien.
  3. Cogemos un pequeño manojo de las hierbas aromáticas, y las picamos. Necesitaremos una sobre una cucharada de cada una. Mezclamos en una taza, y reservamos.
  4. En un bol grande, añadimos los quesos desmenuzamos, y mezclamos. A continuación, incorporamos los huevos, las hierbas aromáticas, el pan rallado y la harina.
  5. Comenzamos mezclando con la ayuda de un tenedor, y luego continuamos con las manos.
  6. Cuando tengamos una masa más o menos compacta, añadimos ahora el calabacín y la cebolla. Salpimentamos al gusto.
  7. Volvemos a mezclar con las manos, hasta conseguir una masa homogénea.

Forma de los buñuelos. Fritura y presentación final

  1. Cogemos pequeñas porciones de masa (como una pelota de golf) y aplastamos, para que nos queden más o menos todos los buñuelos similares. Vamos haciendo y pasando a un plato.
  2. Calentamos aceite en una sartén (sin pasarse, que no llegue a humear), y vamos friendo los buñuelos, vuelta y vuelta, hasta que estén dorados.
  3. Retiramos sobre papel de cocina absorbente, para que suelten el exceso de aceite. Repetimos el proceso con el resto.
  4. Servimos en una fuente y acompañamos con un poco de salsa de yogur o salsa Tzatziki.
  5. También podemos degustarlos templados o fríos, siguen estando igualmente deliciosos.

Si aún así no lo tenéis claro, os dejo un paso a paso en fotos de esta receta de buñuelos de calabacín. No os perdáis detalle y os saldrán perfectos.

Galería de la receta

Consejos para unos buñuelos de calabacín perfectos

  • A la hora de escurrir la verdura rallada, podemos acelerar el proceso presionando con una espátula o tenedor. Comprobamos como sueltan bastante líquido, el cual debemos de minimizar para que luego la masa quede con poca humedad.
  • Tanto las hierbas aromáticas como el queso, forman parte de la receta original griega, pero si algo no os gusta podéis adaptarlo a vuestro gusto. Dadle un toque personal y así disfrutaréis mucho más estos buñuelos de calabacín.
  • A la hora de freírlos en la sartén, en vez de bolear y aplastar la masa, podéis formar porciones de masa con la ayuda de dos cucharas. Luego las pasamos a la sartén y listo. En general es un proceso muy sencillo, uno de los puntos fuertes de esta receta. 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Los comentarios están cerrados