Café sí o no. Sustitutos

Compartir Twittear
4.2/55 votos

Café sí o café no, esa es la cuestión. Sustitutivos del café que aportan energía

De máquina en la oficina, de sofisticadas cafeteras modernas o en cafetera italiana, como toda la vida. Lo que es un hecho es que desde que el café llega a nuestras vidas es para quedarse.

La cantidad depende de cada uno, pero el de primera hora de la mañana no nos puede faltar, ya que nos da ese plus de energía que, con insomnio o sin él, nunca está de más.

Además, el café tiene propiedades diuréticas y laxantes, pero, ¿no te has planteado nunca que lo ideal sería no necesitar un estimulante para levantarnos y aguantar nuestra jornada laboral?

Yo no tengo nada en contra del café, lo tomo a diario y me gusta el sabor y el aroma de un buen café recién hecho, pero por si te pasas con tu dosis diaria o simplemente, aunque te guste, no te sienta bien, en este post te daré algunas alternativas un poco más saludables que sumen en tu día a día.

La Autoridad Europea para la seguridad de los alimentos asegura que con una dosis no superior a los 300 gramos al día no debería suponer ningún problema.

Achicoria

¿Qué es exactamente esta bebida? Pues bien, La achicoria es el sustitutivo de la cafeína por excelencia. Se extrae de la raíz de la planta que lleva el mismo nombre, se tuesta y pulveriza. Su sabor es el más similar al café, pero ¡no tiene cafeína! Además dicen que ayuda a combatir los dolores de cabeza.

Infusión de jengibre

El jengibre desde que llegó de pleno a nuestras recetas es aplicable a todo, por eso hacerte una rica infusión de jengibre puede ser muy saciante, curativa y muy rica. El jengibre tiene propiedades diuréticas y digestivas. Puedes infusionarlo junto con cola de caballo, romero e incluso perejil. Ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo y combate las digestiones pesadas. A lo mejor te convendría empezar a probarlo después de comer y comprobar por ti mismo cómo te sienta.

Rooibos

Seguro que ya lo has probado o por lo menos, lo has visto en la estantería junto con otras infusiones que consumes habitualmente. El rooibos tiene unas propiedades aromáticas muy potentes y lo mejor de todo es que es libre de estimulantes.

Algunos lo llaman el té sin teína, porque esa es la verdad. Si te encanta tomar una infusión calentita antes de dormir pero te preocupa desvelarte, el rooibos es una excelente idea. Puedes mezclarlo con chocolate o vainilla para darle un toque más especial.

Té matcha

Ahora sí te propongo una alternativa estimulante pero más saludable que la cafeína. El té matcha que tuvo su boom comercial hace un par de años y podías encontrártelo en todas partes: helados, batidos, infusiones, postres etc… tiene cualidades medicinales y antioxidantes. Favorece a la concentración y por eso se convierte directamente en un sustitutivo perfecto para desbancar al café.

Té verde

El té verde tiene propiedades antiinflamatorias, antialérgicas, antibacterianas y sedantes. También contiene teína, o sea, es estimulante, pero tomando té verde serás capaz de conciliar el sueño con normalidad y te sentirás enérgico sin ese estado eléctrico que produce tomar demasiados cafés al día.

Descafeinado

Si aún así amas el café sobre todas las cosas, ¡prueba a tomar descafeinado! A tu organismo le servirá como placebo.

El descafeinado ha mejorado muchísimo en los últimos años y, aunque contiene una mínima dosis de cafeína, a tu paladar le será casi imperceptible sentir que no es café, pero tu organismo lo notará desde el primer día.

Agua

Esto que voy a decirte no es broma. Puede resultar muy básico pero no todos lo hacemos. Si eres de los que por lo menos toma dos cafés (o tres) durante la mañana, te propongo que te tomes el primero del día y luego tengas una botella de agua a mano durante el resto del día para ir bebiendo poco a poco.

No hay nada como tomar agua y a veces se nos olvida, por eso esta puede ser la solución perfecta para reducir tu dosis de cafeína y además tomar los litros de agua que necesita tu cuerpo.

Como te decía al principio, yo soy amante del café, por eso más allá de tomarlo con o sin leche, o de pota (como se toma en mi tierra) también lo utilizo para hacer tartas, flan por el sabor que les da.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.