Caldo de huesos. 3 tipos de preparación, tradicional, olla express y slow cooker

Fácil1440 min.10 pers.
3.7/53 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Caldo de huesos. 3 tipos de preparación, tradicional, olla express y slow cooker

Ingredientes

  • 2 huesos de ternera
  • 2 huesos de rodilla de ternera
  • 2 huesos de espinazo de cerdo salado
  • 2 huesos de caña con tuétano
  • 2 huesos o puntas de jamón
  • Agua abundante

Hoy os mostraremos cómo elaborar un increíble caldo de huesos en nuestra casa porque cuando lo elabores, estamos seguros de que será la única receta que utilicéis para elaborar vuestros caldos. Además, con ella podremos sustituir los caldos industriales que suelen venderse en los supermercados.

Para comenzar, te explicamos que el caldo de huesos se trata de una cocción de huesos de varios tipos de animales, como lo son, el pollo, la ternera o el cerdo y puedes incluirlos todos o simplemente quedarte con algunos de ellos. Es increíblemente sencillo de preparar y tiene mucha importancia en el mundo de la cocina debido a que su sabor es muy intenso y además nos sirve como base de otras muchas preparaciones.

Este plato tradicional suele elaborarse en los hogares desde hace mucho tiempo, y, aunque esta costumbre se está perdiendo poco a poco debido a que los caldos envasados de forma industrial están sustituyéndolos, hoy os proponemos esta elaboración que está mucho más cuidada y existe una gran diferencia en su sabor.

Hemos preparado este caldo de huesos casero con la mezcla de los huesos de los animales que hemos mencionado anteriormente, de esta forma, quedará transparente, sin turbidez y extremadamente limpio. Asimismo, te enseñamos cómo prepararlo de 3 formas distintas, ya sea a fuego lento o de forma tradicional, con la olla express o slow cooker.

Consejos para un caldo de huesos de rechupete

  • Para elaborarla, simplemente tendremos que introducir todos los ingredientes en la olla que vayamos a utilizar, siempre que sea grande, y dejaremos que se cocine durante un tiempo considerable. En función de como lo queramos, el tiempo variará, ya que trataremos de que sea a fuego lento, por lo tanto, lo ideal sería que dejásemos que se cocine de 24 a 36 horas.
  • Las ollas en las que podemos cocinar este caldo son aquellas que no solemos tener habitualmente en casa a las que solemos llamar marmita u olla grande. Aun así, una olla de gran tamaño puede servirnos siempre y cuando se cueza tapada, pero dejando una pequeña rendija. La cocción debe durar 24 horas y cada cierto tiempo (una hora aproximadamente) debemos comprobar que continúa teniendo líquido con el fin de evitar cualquier tipo de accidente.
  • Lo bueno de esta receta es que apenas necesita tanta vigilancia y en nuestro caso hemos recurrido a la olla de cocción lenta debido a que nos permite no tener que preocuparnos continuamente y dejará el caldo en su punto. Al no hervir a borbotones, lograremos una mayor transparencia en el caldo, no se enturbiará por lo que la hará mucho más agradable a la vista.
  • Si es necesario, podríamos preparar este caldo con una olla a presión, esto hará que el tiempo de cocinado se reduzca a una hora y media aproximadamente, y el resultado será similar. El caldo no será tan transparente y puede que se pierdan algunas de las características propias de este caldo. Esto puede evitarse con paciencia y mucha calma.

Elaboración del caldo de huesos

  1. El primer paso para elaborar este caldo de huesos es lavar bien todas las piezas para después colocarlas en el horno. Las tostaremos durante 15 minutos a 180º, lo que le otorgará a nuestro caldo ese bonito color tostado además del sabor tan intenso.
  2. A continuación, colocaremos todos los huesos en nuestra olla slow cooker y la llenaremos de agua hasta cubrirlos todos. Trata de llenarla lo máximo posible (4 o 5 litros aproximadamente).
  3. A continuación, la colocaremos en el fuego en alta y dejaremos que se cueza todo junto durante 24 horas. Cuando queden 6 horas de cocción, retiraremos la espuma generada por el exceso de grasa con ayuda de un colador. Acto seguido, bajaremos el fuego y dejamos que cueza el tiempo que le queda.
  4. En el caso que lo elabores en una olla convencional debemos vigilar cada hora para que el líquido no se consuma, teniendo especial cuidado en la noche manteniéndolo al mínimo. Llénala lo máximo posible de agua para que no se evapore del todo.
  5. Si utilizamos la olla express solo necesitará cocer durante dos horas poniendo la presión al mínimo (solo un anillo de los dos que traen) y así lograremos que el sabor resulte más intenso. Probablemente se enturbie un poco más que al cocinarlo con la slow cooker.
  6. Cuando haya acabado el tiempo de cocción, retiraremos los huesos del caldo. Éste puede conservarse en la nevera durante tres días aproximadamente o podemos congelarlo en tarros. Esperamos que te haya gustado y ¡qué aproveche!

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.