Cómo hacer fumet o caldo de pescado casero

Compartir Twittear
4.5/548 votos
Cómo hacer fumet o caldo de pescado casero

Info.

Ingredientes para Cómo hacer fumet o caldo de pescado casero

  • 150 g de cabezas y carcasas de gambas o langostinos
  • 100 ml de vino blanco seco
  • 1 zanahoria
  • 1 rama de apio
  • 1/2 nabo
  • 1/2 cebolla
  • 2 huesos de rape
  • Espinazo de pescado (bacalao, merluza o similar)
  • 1 litro de agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)

Cómo hacer fumet de pescado o caldo de pescado casero. Muchas de nuestras recetas de pescado y marisco llevan como ingrediente el fumet de pescado o caldo de pescado casero.

Por eso nos hemos decidido a preparar su receta a parte. Así la tenéis a mano para cuando os animéis a prepararlas. Con un caldo casero el sabor de los platos mejora considerablemente, ya lo habéis comprobado con el fumet de langostinos que tantos de vosotros ya habéis preparado.

Un caldo elaborado con pescado potencia el sabor y, sí al pescado le sumamos marisco, el resultado es ya insuperable. Por eso recomendamos que cuando compréis marisco guardéis las cabezas y las carcasas, que congelan perfectamente. Veréis qué diferencia y cuánta sustancia aportan.

La ventaja de hacerlo en casa es que el fumet de pescado o caldo de pescado casero es mucho más saludable que el industrial. Este caldo casero no contiene conservantes, ni sal o grasa en exceso.

Además nos va a salir mucho más económico y podemos aprovecharlo para dar salida a esos restos de pescado y verdura que tenemos en la nevera y en el congelador.

Con las cantidades indicadas nos sale aproximadamente un litro de fumet de pescado o caldo de pescado casero. Es suficiente para usar de golpe en una sopa de pescado o crema de marisco para cuatro personas. Si queréis más cantidad, incluso para congelar lo que sobre, doblar los ingredientes.

Este fumet de gambas se puede congelar una vez frío y así tenerlo preparado para utilizar en arroces, platos de pescado, salsas, cremas y sopas, etc. Podemos hacerlo en una cantidad única o dividirlo en porciones utilizando cubiteras, una vez congelado desmoldamos y guardamos en bolsas herméticas.

Preparación del fumet de pescado o caldo de pescado casero

  1. Calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra en una cacerola amplia. Añadimos las cabezas y los carcasas de las gambas o langostinos.
  2. Rehogamos a fuego medio alto al tiempo que removemos y aplastamos con una cuchara de madera para que suelten los jugos con sabor a mar que contienen.
  3. Cuando comiencen a dorarse añadimos el vino blanco y dejamos reducir, con la cacerola sin tapar para que se evapore el alcochol.
  4. Añadimos las verduras que habremos troceado groseramente y removemos para que se impregnen bien del sabor del marisco y viceversa.
  5. Introducimos los huesos de rape y el espinazo del pescado que hayamos escogido y removemos de nuevo.
  6. Regamos con un litro de agua y llevamos a ebullición. Para bajar el fuego después al mínimo y dejar que hierva suavemente durante 30 minutos.
  7. De vez en cuando retiramos la espuma que se forma en la superficie. Así mantenemos el caldo de pescado limpio de impurezas. Transcurrido el tiempo de cocción colamos el caldo, desechamos las verduras y el resto de tropezones y listo.

Os animo a que probéis a hacerlo en casa, es una forma genial de potenciar tus platos con pescado. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de este fumet o caldo de pescado casero en este álbum.

Consejos para un fumet de pescado o caldo de pescado casero

  • El fumet de pescado o caldo de pescado casero no necesita más de 30 minutos para estar listo. Al contrario de lo que ocurre con los caldos de ave y carne, que requieren tiempos de cocción muy prolongados.
  • Es más, si nos pasamos con el tiempo, los huesos y el espinazo de los pescados que usemos podrían amargar el resultado.
  • Podéis preparar la versión de fumet o caldo de langostinos, gambas o gambones. Una forma genial de aprovechar los restos del langostino y potenciar el sabor de vuestras recetas. Además podéis preparar también un aceite aromatizado de langostinos de rechupete.
  • Nosotros no sazonamos el fumet hasta que no lo usamos, pero esto va en gustos. Sí queréis darle el punto de sal necesario, el mejor momento para hacerlo es justo al final y una vez que hayáis probado cómo ha quedado de sabor.
  • El fumet de pescado o caldo de pescado casero se puede tomar tal cual o usar como ingrediente en la elaboración de sopas y cremas, como la sopa de pescado y marisco, un suquet o la crema fácil de marisco, de arroces, como el arroz negro valenciano o el arroz con mariscos, de pescados en salsa, como el rape en salsa de almendras, la merluza en salsa verde y muchas recetas más de rechupete.
  • Podemos dar un punto de sabor extra al fumet o caldo de pescado si le añadimos un poco de pimentón o un toque de guindilla. Esto va en gustos, pero avisamos que el toque que aportan las especias es muy especial.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.