Caldo de pollo casero

Compartir Twittear
3.6/560 votos
Caldo de pollo casero

Info.

Ingredientes para Caldo de pollo casero

  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 patata
  • 1 trozo de calabaza
  • 2 zanahorias
  • 1 esqueleto de pollo
  • 1 pechuga de pollo
  • Perejil fresco
  • Sal y pimienta negra en grano (al gusto)
  • 1 hoja de laurel
  • 2,5 litros de agua

Cómo preparar un caldo de pollo en casa. Un caldo casero es para mí una especie de lujo. Es quizás la receta con pollo que más tomamos en casa, ya sea en un día lluvioso, como un primero de calidad o como cena perfecta para tomar en el sofá y ver un capítulo de “Juego de Tronos”.

Es sin duda un sabroso reconstituyente, incluso sirve como recurso para enriquecer nuestras preparaciones en la cocina. No penséis con esto que os hablo de una receta difícil con ingredientes raros, para nada. En realidad es una receta súper sencilla y tradicional que iguala al clásico pollo asadoNada tiene de especial a parte del hecho de disfrutar de un plato reconfortante casero. Una receta que me lleva directamente de vuelta a mi niñez.

La receta que hoy os traigo es la del caldo que prepara mi madre desde siempre, que en parte nos daba como si de un consomé se tratara, y que en parte reservaba para otras preparaciones. En muchas de las recetas que cocinamos, sobre todos guisos y potajes, incluir entre sus ingredientes un buen caldo casero puede marcar la diferencia entre un plato rico y un plato de rechupete.

Por eso, cuando me pongo a preparar un buen caldo de pollo casero, que luego conservaré en tarros al vacío o en el congelador. Sé que cuento con un fondo de armario de calidad para mis platos del día a día. Y que podré recurrir a mi despensa e incluir una parte de este caldo en mis guisos y eso les dará un punto inmejorable.

Preparación de la sopa de pollo

  1. Ponemos todos los ingredientes en una olla y lo cubrimos con el agua. Tenemos dos opciones a la hora de plantearnos hacer un buen caldo de pollo casero.
  2. Podemos utilizar una cazuela de las de toda la vida u optar por la modernidad y emplear una olla rápida u olla express. Así ahorramos un poco de tiempo.
  3. Si utilizamos una olla rápida la dejaremos cocer al 3, una vez que suba hasta la segunda anilla, durante 20 minutos. Apagamos y dejamos que se enfríe hasta que se pueda abrir.
  4. Si optamos por el método tradicional. Cocemos en una cazuela todos los ingredientes durante una hora y media o dos horas.
  5. Una vez que el caldo esté listo lo colamos y lo dejamos enfriar. Una vez que esté bien frío será cuando podamos retirarle la grasa que se habrá formado en su superficie.
  6. Este es un caldo bastante ligero y con poca grasa, con lo que este paso podríamos suprimirlo.
  7. La carne del pollo podemos reservarla para otra preparación.
  8. También utilizarla desmenuzada dentro del caldo acompañada por unos fideos finos en forma de sopa.

También podemos guardarlo en recipientes para emplear en nuestros guisos. Yo suelo congelarlo en tarros de 250 ml. para tener a mano para cualquier preparación.

Un as en la manga cuando quieres comer casero y sabes que en el congelador tienes oro puro.

Podéis ver en este paso a paso como preparar esta receta de caldo de pollo y que te salga perfecta.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Francesc Morena dice:

    Ummm que bueno, además es perfecta para este frío que hace… yo ya estoy en modo sopas y cremas.

  2. luis dice:

    Bueno para estos dias de mucho frio.

  3. Sophie dice:

    Qué pinta! Una duda, ¿cómo haces para que te quede ese color dorado tan bonito?

    • Alfonso dice:

      Hola Sophie! Pues es el color que tiene al acabar de hacer el caldo, esa capita de grasa que se forma al enfriar. Espero que te animes, está muy bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.