Castañas. Consejos para comprar y prepararlas en casa

Compartir Twittear
4/54 votos

Cuando hablamos de castañas me sale el gen gallego, mejor dicho ourensán. En cualquier charla con amigos en Madrid intento poner en valor este fruto que me recuerda a mi niñez y a la fiesta más popular de Ourense, los Magostos.

Podemos hablar de castañas, pues no hay una sola variedad, existen muchísimos tipos. Y más si a la hora de comprar, no lo hacemos de la variedad nacional, la del castaña europeo Castanae Sativa Mill.

Y diréis, ¿el resto de variedades de donde sale? Resulta que el castaño se introdujo en la península ibérica a desde Asia Menor, desde donde los romanos y griegos lo extendieron notablemente por Europa desde hace millones de años.

Aunque en el siglo XVIII, en Extremadura y a finales del siglo XIX en la cornisa Cantábrica, la enfermedad de la tinta llego a erradicar casi el castaño de España y Portugal. Desapareció el 90% de los castaños.

Actualmente lo encontramos en casi todas las provincias de España aunque es en Galicia, León, Extremadura, Asturias, Cantabria y País Vasco donde es más común. Aunque por supuesto en otras zonas de España como Málaga o en Cataluña donde el castanyer da lugar a una de sus fiestas más famosas, la Castanyada,  una fiesta popular de Cataluña que se celebra el día de “Tots Sants”.

En Asturias se celebra el Magüestu, Amagüesto y los fornaos en Noviembre y en el pueblo de Arriondas se encuentra la capital de la castaña de Asturias.

En Galicia se celebra el Magosto el 1 de Noviembre y el día de San Martiño, el 11 de Noviembre. Y los castaños en mi zona, A Ribeira Sacra y sobre todo en Manzaneda todo un espectáculo que merece la pena visitar. Encontraréis ejemplares de más de mil años de edad y casi 14 metros de circunferencia.

El escritor e historiador gallego Manuel Murguía consideraba el Magosto como un banquete funerario en el que la castaña al fuego simbolizaría la muerte y el vino, la nueva vida. En torno a esta idea, para celebrar el fin de una nueva cosecha, se juntaban vecinos, familia y amigos. Una fiesta que merece la pena vivir, por lo menos una vez en la vida.

¿Qué es la castaña?¿Cuáles podemos encontrar en el mercado?

La castaña es el fruto del castaño, de forma redondeada y plana por un lado. Normalmente de color marrón brillante por fuera y la pulpa blanco-amarillenta y de sabor dulce.

  • Perfectas para aquellos que son intolerantes al gluten o son celiacos. Pues encontraremos las castañas en formato harina, muy apreciada en Galicia.
  • Son ricas en hidratos de carbono y minerales, las castañas suponen una ayuda excelente para deportistas y excursionistas, así como para niños y mayores. Y dan mucho juego en la cocina incluidas en numerosos guisos y postres. Tal como podéis ver en el blog, sobre todo en la parte dulce.
  • Las variedades comercializadas en España son la pilonga, la garrida, la famosa, la temprana y la ventura, todas ellas de tipo marrón. Se pueden comercializar frescas o deshidratadas y se consideran muy sabrosas y nutritivas. En la zona de la comarca del Bierzo se produce una variedad conocida como negral, muy sabrosa y más oscura que las otras variedades.
  • En el mercado podemos encontrar castañas frescas, asadas, peladas, en botes, dulces (Marrón Glase), envasadas y congeladas.

3 consejos básicos para comprar castañas de calidad

Estos consejos son de mi padre Jesús. Él tiene bastantes castaños y suele recoger unos 200 kg. de castañas por estas fechas, nos elige y prepara el futuro Magosto. De lo cual estoy eternamente agradecido.

  1. Si no tenéis esa suerte, ir a la compra es fácil, sólo tenéis que elegir aquellas castañas con buen color, a ser posible de un marrón pardo brillante y sin manchas. Elegid aquellas que sean grandes y que pesen. Aquellas con cortes desecharlas, pues como vienen en erizos llenos de puntas, se suele utilizar la azada para abrirlos y a veces se rompen o se cortan.
  2. Intenta elegir las castañas del mismo tamaño, la razón es que si las vamos a asar, al tener el mismo tamaño se harán por igual. Si son de varios calibres, algunas de ellas te quedarán crudas, las más grandes y las pequeñas muy hechas.
  3. Muy importante que no estén agujereadas pues eso quiere decir que tienen bicho, podrías comer un montón de proteínas. Las más planas también es aconsejable dejarla, pues suelen ser difíciles de pelar y tienen poca chicha que comer.

Cómo conservar las castañas correctamente

  • Una vez compradas, en casa os aconsejo sacarlas de la bolsa de plástico y ponerlas encima de una superficie plana o en un cesto amplio para evitar que se puedan enmohecer. Mi padre las suele poner sobre un saco extendido de tela en una zona sombreada para secarlas y evitar que se estropeen.
  • Se deben conservar en un lugar seco y fresco, alejado del contacto de la luz solar y del calor de los electrodomésticos.
  • Las castañas secas se pueden guardar en la nevera durante 2 ó 3 meses nunca en bolsas de plástico, es necesario que puedan respirar.
  • Lo más común, es congelarlas, así evitamos que se estropeen y que duren todo el año. Elegid las mejores y meterlas en este caso en una bolsa tipo zip con cerrado hermético con una pequeña hendidura o agujero, siempre listas para asar y que no exploten.
  • Si tienes tiempo, siempre pueden pelarse y de esta forma sólo tenemos que sacarlas, cocerlas y listas para cualquier acompañamiento. Así os pueden aguantar de 7 a 9 meses. No hay nada mejor que llegar al verano y comerte un Magosto. Algo tan sublime como comer torrijas, roscón de reyes, buñuelos o helados fuera de temporada.
  • Para descongelar, lo mejor dejarlas en la nevera durante 24 horas y luego asarlas tal cual.

Con toda esta información sólo os queda disfrutar de tan preciado fruto con alguna de las recetas que tenemos en el blog.

Siempre podéis hacer una crema de castañas, dulce o no, es perfecta para acompañar muchas recetas. Cómo relleno, en puré o simplemente untada en una tostada.

En la sección dulce de Recetas de Rechupete encontraréis la famosa tarta de Magostos, una bica de castañas que está tan de moda en Galicia, la tarta de castañas que hacia mi abuela Lucrecia o la tarta de queso y castañas de mi amigo Amorín. Incluso una opción muy popular y de gran éxito en el blog, la tarta de castañas con chocolate.

También encontraréis postres con castañas en otros formatos que están igual de buenos, como base de un flan, en unas natillas o perfectas como relleno de un brazo de gitano.

Asadas, cocidas, secas, en puré o crema, en almíbar o como más rabia te dé, comer castañas siempre es un placer. Feliz Magosto rechupetes.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Isi Araúzo dice:

    Cómo asarlas correctamente !!!

  2. Ofelia dice:

    Yo preparo las castañas en una “crema de castañas con manzana”, queda deliciosa y la sirvo en la cena de navidad, acompañando una pierna al horno, pavo o lo que te guste cenar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.