Cheesecake de kakis

Compartir Twittear
5/53 votos
Cheesecake de kakis

Info.

Ingredientes para Cheesecake de kakis

  • 500 g. de Kakis Persimon
  • 5 huevos
  • 30 g. harina de trigo
  • 350 g. de vuestra crema de queso preferida
  • 200 g. azúcar
  • ½ cdita. esencia de vainilla
  • ½ cdita. canela
  • ½ cdita. sal
  • Base de galletas de la tarta: 90 g. mantequilla 
  • 140 g. de vuestras galletas preferidas
  • 20 g. azúcar 

Cómo hacer una tarta de queso con kakis Persimon. Una cheesecake clásica al más puro estilo americano con kakis o caquis que os quedará perfecta siguiendo el paso a paso de esta receta.

El caqui o kaki es sin duda la fruta estrella que podemos encontrarnos en los mercados en otoño.

Es con esta fruta con la que hoy nos hemos puesto manos a la obra para preparar un postre de rechupete, una cheesecake de caquis Persimon. Además de disfrutar de esta fruta en su estado más natural, se trata de una estupenda alternativa para la preparación de dulces y postres.

En concreto, la preparación de una tarta de queso, al más puro estilo americano, una cheesecake complementada con todo el sabor de este producto, resultará un bocado de rechupete.

Y es que el pastel de queso es quizás en las recetas de postres con queso, una de las más comunes y, quizás, uno de los más antiguos del mundo. ¿Quién se anima este fin de semana a disfrutar de esta tarta de queso de rechupete?

Preparación de la cheesecake de kakis

  1. Comenzamos preparando la base de la tarta. Para ello trituramos las galletas hasta conseguir una textura de arena. En un bol mezclamos las galletas trituradas, la mantequilla derretida y el azúcar hasta que tengamos una mezcla uniforme.
  2. Vertemos la mezcla en el molde elegido. Hemos empleado un molde redondo desmoldable de Ø=18cm. Compactamos la arena de galleta en toda la base del molde.
  3. Con el horno previamente caliente, horneamos la base de la tarta a 175ºC durante 10 minutos. Pasado este tiempo retiramos del horno y reservamos.
  4. En un bol añadimos la crema de queso, el azúcar y los caquis pelados y triturados. Mezclamos bien hasta conseguir una mezcla homogénea. Agregamos la esencia de vainilla, la canela, la sal y la harina y volvemos a integrar la mezcla.
  5. Por último vamos incorporando poco a poco los huevos, batiendo hasta conseguir una crema lisa.
  6. Vertemos la crema sobre la base de galleta en el molde e introducimos en el horno previamente caliente.
  7. Horneamos la tarta a 165ºC durante 1 hora. Pasado este tiempo apagamos el horno y dejamos la tarta en su interior durante 2 horas, sin abrir la puerta. La tarta continuará horneándose lentamente hasta conseguir su punto.
  8. Retiramos la tarta del horno y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente antes de desmoldarla y guardarla en el frigo durante no menos de 2 horas.

Servimos esta tarta acompañada de unas rodajas de caquis Persimon, será el complemento perfecto para un dulce de queso y fruta.

Os animo a que la probéis a hacer en casa. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta tarta de queso con kakis en este álbum.

Curiosidades sobre el kaki Persimon

  • En España tenemos con un Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Kaki Ribera del Xúquer. Este Consejo Regulador cuenta con una marca comercial registrada, Persimon®. Sobre ella se comercializa la variedad rojo brillante de esta fruta.
  • Es con esta variedad que hemos decidido preparar este estupendo postre de queso y fruta. La consistencia firme de su carne, su color brillante y su sabor dulce, haces que el kaki Persimon® sea perfecto tanto para la disfrutar en crudo como para la elaboración de postres.
  • A diferencia de otros kakis de otras variedades, el kaki Persimon® se comercializa y consume en un punto de madurez en el que su carne es firma y crujiente.
  • Esto supone una diferencia con otras variedades y otros países. Donde el kaki se comercializa y consume en un punto de maduración extremo, con consistencia gelatinosa y muy dulce.
  • El kaki Persimon® elimina los taninos de la fruta, y por tanto su astringencia, mediante un método natural originario del Japón milenario.
  • Se trata de recoger la fruta antes de su maduración completa, cuando aún está firme, y mantenerla en un ambiente de anoxia (sin oxígeno). Por este método podemos disfrutar de un kaki de consistencia firme y crujiente con toda su suavidad y dulzor.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.