Cheesecake o Tarta de queso con crema tostada

Compartir Twittear
4.8/55 votos
Cheesecake o Tarta de queso con crema tostada

Info.

Ingredientes para Cheesecake o Tarta de queso con crema tostada

  • 200 ml de leche entera
  • 300 ml de nata líquida o crema de leche (35% MG)
  • 800 g de queso crema
  • 125 g de galletas tipo Digestive
  • 1 rama de vainilla
  • 125 g de azúcar
  • 50 g de mantequilla
  • 4 huevos

Cómo hacer una cheesecake con crema tostada. Una de las recetas dulces que más nos han sorprendido en casa después del clásico cheesecake o la tarta de queso.

En casa somos unos apasionados de este tipo de tarta, lo demuestra la variedad de recetas que hemos preparado con anterioridad: tarta fácil de queso, mini cheesecakes en vaso individual, tarta de queso con chocolate y la popular tarta de queso americana o New York cheesecake.

Todas ellas tienen en común el queso, ingrediente principal que se utiliza como base del relleno. Algunas requieren de horneado, en otras simplemente se mezclan los ingredientes y se rellenan vasitos y otras van directas a la nevera donde cogen cuerpo y solidifican por sí solas.

Se pueden cubrir de mermelada de distintos sabores, de frutas, de caramelo, de membrillo o dejarlas tal cual. Igual que se pueden acompañar de salsas o coulis diferentes con las que complementar el suave sabor del queso.

Como ingrediente principal para estar cheesecake hemos usado queso crema, elegid vuestra marca preferida. También puedes encontrar variaciones con requesón e incluso queso quark.

Para la base empleamos galletas estilo Digestive, menos secas que las normales y a la vez lo suficientemente consistentes como para hacer una masa que aguante la tarta. Si en casa os gustan las tartas frescas y dulces que además se preparan con poco esfuerzo, entonces esta tarta os va a seducir.

Preparación de la crema de la cheesecake

  1. Ponemos en una cazuela a fuego medio la leche, la nata y la vainilla cortada a lo largo Apartamos cuando esté a punto de hervir y quitamos la vaina.
  2. Mientras calienta la mezcla, batimos 4 huevos y el azúcar en un bol.
  3. Echamos el contenido de la cazuela en el bol y mezclamos bien con los huevos y el azúcar, devolvemos todo a la cazuela.
  4. Calentamos la mezcla a fuego medio sin dejar de remover. Cuando haya espesado hasta tener la consistencia de una natilla la apartamos del fuego y dejamos que enfríe.
  5. En una batidora de vaso (nunca con varillas para no incorporar aire), mezclamos el queso crema y la mezcla anterior hasta que sea un líquido espeso, homogéneo y sin grumos.

Preparación de la base de la tarta

  1. Trituramos las galletas con las manos o con la ayuda de un tenedor. Calentamos la mantequilla y lo mezclamos todo en un plato hasta conseguir una pasta.
  2. En un molde desmontable, cubrimos la base con papel de horno. Después la rellenamos por completo con la pasta de galleta. La apelmazamos con una cuchara de manera que cubra toda la superficie hasta el borde.
  3. Metemos el molde en la nevera 15 minutos.

Horneado y presentación final de la tarta de queso

  1. Encendemos el horno a 170º C. Pasados los 15 minutos, vertemos la mezcla en el interior del molde con cuidado para no romper la base.
  2. Alisamos la superficie con una cuchara y metemos en el horno durante 60 minutos o hasta que cuaje. Conviene meter también un recipiente con agua en la parte inferior del horno para que el calor se distribuya uniformemente.
  3. Dejamos que la tarta enfríe en el horno. La pasamos a la nevera para dejarla toda la noche (o como mínimo 8 horas). Desmoldamos.
  4. Batimos dos yemas de huevo con cinco cucharadas de azúcar y lo extendemos sobre la tarta con la ayuda de una brocha.
  5. Quemamos la superficie con un soplete o un quemador de hierro caliente.

Para servir, cortamos pequeñas raciones triangulares con cuidado de cortar también la base. Lo mejor es que su tamaño no sea superior al del cubierto con el que lo vamos a separar del resto de la tarta, así nos aseguramos de que llegan enteros al plato.

Ya podemos disfrutar de esta riquísima tarta que es un magnífico postre, y que también puede funcionar como un contundente desayuno.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de tarta de queso en este álbum.

Consejos para una cheesecake con crema tostada de rechupete

  • La base de galletas se puede preparar solo con galleta y mantequilla. Pero a nosotros en casa también nos gusta enriquecerla con algún fruto seco. En este caso hemos usado nueces aunque se pueden variar por otros que os gusten más.
  • También se puede aromatizar con algún tipo de licor o esencias como vainilla, etc. Al gusto.
  • Ajustad el punto de dulzor a vuestro gusto. La cantidad de azúcar glas es orientativa. A nosotros, que no nos gustan los dulces demasiado subidos de azúcar, nos resulta perfecta.
  • Probad la mezcla una vez terminada e incorporad más azúcar si lo veis necesario, batiendo bien para que no queden grumos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.