Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Clafoutis de fresas

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.8/5
  • 13 votos
Clafoutis de fresas

Info.

Ingredientes para Clafoutis de fresas

  • 100 g. de harina leudante de trigo para repostería
  • 100 g. de azúcar blanquilla
  • 3 huevos camperos XL
  • 20 gr. de avellanas y 20 gr. de piñones
  • 200 ml de nata líquida o crema de leche (para montar del 38% M.G.)
  • 400 gr de fresas o fresones (de calidad)
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita tipo postre de esencia de vainilla (2 ml.)
  • Para untar los moldes: mantequilla y un poquito de harina
  • Para decorar: Azúcar glass

Cómo preparar un clafoutis de fresas. Con la proximidad de la primavera los mercados se tiñen de alegría con las nuevas frutas de estación, fresas y fresones ya disponibles.

Pensando en qué preparar con un clafoutis. Este postre francés al horno se compone de capas de frutas y una masa líquida muy parecida a la de los crepes. El clafoutis que os presento hoy es en formato mini y en cazuelita individual. A diferencia de la típica tarta francesa en un gran molde con la fruta bañada por la masa.

Se dice que el origen de este postre, el clafoutis (kla-foo-TEE) o clafouti, está en la ciudad de Lemosín o Limousin, también famosa por sus barriles de coñac. El origen es incierto, pero sabemos que su popularidad aumentó y se extendió en el siglo XIX.

La versión tradicional de clafoutis lleva cerezas, se sirve caliente y espolvoreado con azúcar glass. Los puristas afirman que las cerezas deben ser con hueso, argumentando que los huesos realzan el sabor del plato, qué queréis que os diga… a mí me gusta sin hueso, he preparado las dos versiones y no hay tanta diferencia de sabor.

Esta versión que os presento no lleva cerezas, otras frutas como las peras, manzanas, ciruelas, moras, arándanos o fresas le van que ni pintadas. Hay diferentes variaciones de este postre por toda Europa.

Los holandeses preparan un postre similar a este llamado Pannekoek, que incluye trozos de tocino, queso, pasas y manzanas. Si la receta lleva peras o manzanas, entonces se llama Flaugnarde, que también se conoce como flognarde o flagnarde.

El clafoutis también se asemeja al “Forêt Noire” en muchos sentidos, se cree que los ingredientes de la receta son el cruce entre una tortita y la crema pastelera. Os aseguro que el resultado es buenísimo,  un postre rústico, auténtico y tradicional. Su aspecto y textura es de rechupete, recomendaros que preparéis esta receta.

Preparación de la crema para el clafoutis

  1. Precalentamos el horno a 180º C. Engrasamos los moldes para horno que vayamos a usar.
  2. Lo mejor es emplear mantequilla y una cucharadita de harina que iremos pasando de molde a molde para que se fije en la mantequilla, así evitaremos que se nos pegue el postre a la base.
  3. Mezclamos todos los ingredientes (menos las fresas), no debemos batir demasiado, sólo hasta que la mezcla no tenga ningún grumo. Incluso se puede remover sólo con las varillas manuales.

Horneado y presentación final de clafoutis de fresas

  1. Yo he usado mis cazuelitas cerámicas de 10 cm de diámetro, pero podéis utilizar moldes individuales de aluminio. En ese caso bajad el tiempo de cocción unos cinco minutos.
  2. Vertemos la mezcla de la masa en las cazuelitas. Encima de éstas colocaremos las fresas previamente cortadas en cuartos y apretamos hacia abajo, para que durante la cocción se queden un poco cubiertas de masa.
  3. No os preocupéis que las fresas subirán y quedarán como podéis ver en las fotos. Antes de meter en el horno, espolvoreamos con un poco de azúcar glass.
  4. Horneamos en la bandeja del medio los clafoutis durante 25 minutos, temperatura arriba y abajo (con aire).
  5. Cuando queden 5 minutos vamos probando si se han cuajado, metemos un cuchillo o un tenedor y si sale limpio estará listo. Recordad que cada horno es un mundo y es mejor probar como van los clafoutis al final del proceso.
  6. Dejamos enfriar (no os queméis como yo, por ansioso) y servimos.
  7. Para conservarlos lo mejor es la nevera, recordad que es un postre que no dura mucho, consumidlo en un día preferiblemente.

No dejéis de disfrutar de las recetas de postres que tenemos en el blog. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de clafoutis de fresas en este álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *