Cocinar al vapor. Ventajas, trucos y consejos.

Compartir Twittear
2.8/54 votos

Cocinar al vapor. ¿Qué es?¿Cómo hacerlo? Beneficios de esta técnica de cocina.

Si eres todo un maestro de la cocina, perfecto. Pero si recién te inicias en esto de cocinar, prepárate, porque acabas de encontrar tu as en la manga. La cocina al vapor será tu aliada.

Alerta spoiler, la comida no se quema. Nunca. Otra cosa será dominar el tiempo de cocción para que todo quede como te guste. Pero quemar, no se quema.

Y no pienses en esas comidas descoloridas, en la típica jardinera desabrida. Porque también te voy a dar unos truquillos, para que cada bocado, sea sabroso, fácil de hacer y supernutritivo. ¿Te apuntas a cocinar al vapor estilo rechupete?

¿Empezamos?

La cocina al vapor es una de las técnicas de cocina más básicas de cocción. Aprovechamos el vapor generado por un líquido caliente, para cocinar lo que tengas en el recipiente.

Un pequeño baño sauna de alimentos. Por supuesto, con temperatura controlada, de hecho el vapor no supera los 100º C, por lo que los alimentos conservan todos sus nutrientes. Y como tus carnes, verduras, frutas o pescado nunca tocan el líquido, su sabor no se diluye ni se pierde.

Cómo hacer para que los alimentos nunca toquen el líquido

  1. En una olla, el líquido (que puede ser agua, pero más abajo te cuento algunos trucos), coloca un colador suspendido (que no toque el líquido) y la tapa del recipiente.
  2. Asegúrate de que cierre lo mejor posible, para evitar que se escape el vapor. Y lo pones al fuego medio-alto. La duración de la cocción, variará según el alimento y la cantidad que tengas.
  3. También existen unas cestas, normalmente de acero inoxidable, con perforaciones y patas. Se adaptan a los diferentes anchos de las ollas y se limpian fácilmente. Lo importante es que tenga agujeros, como el colador, para que el vapor penetre.
  4. También están las cestas de bambú, como las de los dim sum, que puedes comprarlas prácticamente en cualquier tienda o minimercado oriental, incluso en las grandes superficies.

Utensilios para cocer al vapor de silicona

  • Otros artilugios que te pueden servir son los recipientes de silicona, algunos robots de cocina también tienen la opción de cocina al vapor y las vaporeras eléctricas o las manuales.
  • Todos funcionan de la misma manera. Un recipiente cerrado, un líquido caliente que se evapora y va cocinando lentamente los alimentos. ¡Ojo!, que los cocine lentamente, no significa que tarde mucho en estar listo.
  • Por el contrario, una de las ventajas de cocinar al vapor es que tu comida puede estar lista casi enseguida. Mira, otra de las ventajas.

Más ventajas

  • Es una de las técnicas más económicas. Solo necesitas agua y un recipiente cerrado.
  • Y como el vapor es quien cocina los alimentos, no hace falta agregarle ni aceites, ni nada. Si estás cuidando las calorías que consumes o simplemente no quieres agregar grasas a tus comidas, ésta es tu técnica. Los alimentos quedan más ligeros.
  • Como los alimentos no están en contacto con un líquido, ni su sabor se diluye ni se transforma. Sí, todo queda mucho más sabroso. Y se digiere mejor, porque con el vapor se ablandan las estructuras celulares de los alimentos.
  • En un recipiente, tienes tu comida lista. Si no te gusta limpiar cacharros, esta es tu técnica. Que por cierto, tampoco la comida se pega ni se quema. Así que, el fregar mucho, para otro día.
  • Los alimentos no quedan más sosos, por el contrario, esta técnica realza el sabor natural de los alimentos. Aprovecha esas verduras del huerto y ese pescado fresco que acabas de comprar para hacerlo al vapor.
  • Los alimentos quedan firmes, si controlas bien el tiempo de cocción.
  • Los colores quedan más potentes y vívidos. Así que hasta que quedarán más vistosos en tu plato. En alguna ocasión ya te hablé de que mucho del poder antioxidante de los alimentos estaban en su color y, si no se pierde, ¡eso! al vapor, tus alimentos quedan más nutritivos.
  • Siguiendo con el tema de los nutrientes, ya hemos hablado otras ocasiones en que muchos se pierden con el calor. Sin embargo, al vapor, es donde mejor se conserva la vitamina C, la B2, la B9 y los carotenoides.
  • Es ideal para todo tipo de vegetales. Aunque es verdad que los de hojas grandes, como las espinacas y acelgas, no lo más ideal. Aún así, luego te cuento un truco para que también puedas hacerlas al vapor.

Cómo dominar la técnica de la cocción al vapor. Recomendaciones

  1. Utiliza siempre alimentos frescos. Aprovecha que nada enmascarará su sabor, para volver a descubrir el pleno sabor de esas verduras de la huerta. Que si no tienes tiempo, también te vale con hacerlo con vegetales congelados.
  2. La comida no se pega ni se quema, pero de lo único que tendrás que estar atento es de que siempre haya agua suficiente para que genere vapor.
  3. Que tu recipiente quede bien cerrado para que el vapor no se disperse. Así ahorrarás tiempo y dinero. No te entusiasmes y pongas el fuego alto. Con un calor medio, también lograrás una buena cocción al vapor.
  4. Corta la verdura en trozos iguales. Es decir, que tengan un tamaño muy similar. Sino algunos trozos te quedarán demasiado blandos y otros seguirán crujientes, Tampoco sobrecargues la cesta o colador con alimentos, necesitas que el vapor circule y llegue a todos.
  5. Si vas a cocinar varios tipos de vegetales a la vez, recuerda poner primero los que más tarden en hacerse y luego los que menos tiempo de cocción necesiten.
  6. Siempre es mejor al dente. Claro, si no buscan hacer un puré, los potitos para tu bebé o una sopa, es mejor que tus vegetales queden al dente. Eso sí, si vas a comerlos en un rato, es mejor que los pases por agua fría para cortar la cocción. Si los dejas dentro de la olla, continuará el proceso.

Es más, si estás preparando al vapor la base de otros platos, recuerda que seguirás cocinándolos, por lo que es mejor que los retires del vapor cuando aún estén al dente.

Qué cocinar al vapor

Todos aquellos alimentos que tengan un alto contenido de almidón (patatas, boniato, maíz) salen ganando con el vapor.

Frutas

En vez de hervidas o asadas, prueba hacerlas al vapor. Puedes aprovechar para agregar canela, cardamomo o alguna otra especia al agua para que se impregnen de ese aroma. Con esta técnica, las frutas quedan melosas, sabrosas pero firmes.

¿El toque Gourmet? Agrégale al líquido whisky, cognac o brandy para que esas peras o manzanas absorban todos los matices de la bebida.

Verduras

Como ya has leído, las verduras al vapor conservan mejor sus nutrientes y quedan más sabrosas.

Puedes comerlas directamente y, si quieres, con un chorrito de aceite de oliva extra virgen y un poco de sal y pimienta, por ejemplo. Y así ya tendrías el acompañamiento perfecto para una carne a la plancha o un arroz, cuscús o quinoa. O simplemente un huevo a la sartén y ya tienes tu cena lista o tu comida mientras trabajas desde casa.

Claro que también esas verduras al vapor, pueden ser la base para otras preparaciones como pasteles, tartas, quichés, etc.

Pescados y mariscos

Como en cada país los pescados tienen nombres diferentes, no acabaría nunca de nombrártelos a todos. Pero sí busca aquellos filetes carnosos. Incluso aquellos que al horno se te deshacen enseguida.

Al vapor te quedarán más firmes. Y si tienes vaporera o las cestas de bambú, puedes cocinar en bandejas separadas las verduras y el pescado. Todo a la vez, sin ensuciar de más.

Ya mismo se me ocurren muchas recetas, como el salmón en papillote una buena opción para hacer todo un plato sin salir de la vaporera.

Los mejillones al vapor son un clásico de la mesa de todas partes. Los berberechos al vapor son otra buena idea, incluso, para principiantes en esta técnica.

O la corvina con verduras o la dorada, que también tiene un pinta buenísima. Y si además, quieres demostrar tus habilidades con las salsas, el salmón al papillote con salsa holandesa es tu receta.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.