Cómo hacer castañas asadas

Compartir Twittear
3.2/55 votos
Cómo hacer castañas asadas

Info.

Ingredientes para Cómo hacer castañas asadas

  • 800 g de castañas
  • Sal fina
  • Sartén castañera, horno o microondas

Cómo asar castañas en casa. Hoy te vamos a explicar cómo asar castañas como un auténtico profesional, con todo lujo de detalles y consejos para que te queden perfectas.

Después de 30 años preparando Magostos varias veces al año en temporada de castañas hoy he puesto todo en este post para que las preparéis igual que yo. Una forma perfecta de no tener miedo a la hora de preparar castañas al fuego, horno o microondas.

Aunque el método más tradicional y más molón, es el fuego ó carón da lumbre ou lareira. Pues eso implica muchas cosas, fiesta, reunión y juntarse en una hoguera con tus amigos y familia. Es quizás la peor opción si vas a hacer castañas, pues hay que tener mucho cuidado de que se hagan correctamente y sin quemarse.

Creo que la mejor forma de asar castañas es el horno convencional, sin humos y sin esfuerzos, donde se consiguen los mejores resultados. Y cómo última, la opción del microondas, para los que van por la vida con prisas, que a falta de las anteriores, es una forma de asar un poco más plana, pero que nos puede valer en un momento de desesperación.

Las castañas asadas en casa pueden ser un postre o una sobremesa tipo merendola perfecta en Noviembre y Diciembre, incluso en Navidad.

Además, si nos sobran las podemos guardar unos días en la nevera en un recipiente hermético, incluso para añadirlas a ensaladas u otro tipo de platos. Son deliciosas como base de cremas, purés, guisos o postres. En el blog tenéis multitud de recetas.

Os dejo con mis consejos para asar castañas sin complicarse la vida, de manera fácil, tan sencilla que os pueden ayudar los más peques de casa.

Lo primero. Elegir bien las castañas

  1. Si no tenéis esa suerte, ir a la compra es fácil, sólo tenéis que elegir aquellas castañas con buen color, a ser posible de un marrón pardo brillante y sin manchas.
  2. Elegid aquellas que sean grandes y que pesen. Aquellas con cortes desecharlas, pues como vienen en erizos llenos de puntas, se suele utilizar la azada para abrirlos y a veces se rompen o se cortan.
  3. Intenta elegir las castañas del mismo tamaño, la razón es que si las vamos a asar, al tener el mismo tamaño se harán por igual. Si son de varios calibres, algunas de ellas te quedarán crudas, las más grandes y las pequeñas muy hechas.
  4. Muy importante que no estén agujereadas pues eso quiere decir que tienen bicho, podrías comer un montón de proteínas. Las más planas también es aconsejable dejarla, pues suelen ser difíciles de pelar y tienen poca chicha que comer.
  5. Lo primero que tenemos que hacer antes de asar las castañas es lavar y secarlas bien. Después darles un corte profundo que atraviese las dos pieles. Aquí para los puristas, sería en cruz en medio de la castaña. Aunque en casa no nos complicamos la vida y se lo hacemos en un lateral. Lo justo para ver el interior, que sea blanco y sin bichos. El corte debe ser limpio y es muy aconsejable para dejar respirar el interior de la castaña al asar.
  6. Una vez elegidas, sólo nos queda elegir la forma de preparación. Os aconsejo las 3 siguientes.

Asar castañas en casa en el horno

  • El horno es otro clásico para asar castañas en casa. Es mi opción preferida pues puedes hacer mucha cantidad, ya que en casa nunca sobran.
  • Mi primer consejo es que el horno debe estar precalentado anteriormente, nosotros lo precalentamos a 200º C durante 10 minutos.
  • Colocar las castañas con calor arriba y abajo, con aire (si tenéis) en la bandeja en la parte más baja del mismo a 200º C. Si tenéis mucha cantidad, siempre podéis hornear más de una bandeja a la vez, no pasa nada. Sólo hay que aumentar el tiempo de horneado un poquito.
  • El tiempo variar por el tipo de castaña y su tamaño. Para una castaña media y con un punto de humedad normal (algunas ya vienen muy secas al mercado), con 10 minutos por un lado y otros 10 minutos dándoles la vuelta es suficiente.
  • Encontraréis consejos de abuela por ahí, desde dejarlas unas horas en salmuera, para intensificar el sabor, hasta darle un toque de sartén para tostar y darle este tono quemado a la piel. Aunque si son castañas como las de que mi padre me recoge en la Ribeira Sacra, os aseguro que no hace falta.

Resumiendo: es la forma más cómoda y resolutiva. Lo único es que le falta el toque ahumado que lógicamente da el fuego. Una vez asadas y aún calientes le podíes dar un toque de sal fina, y cuidado con no quemarse las manos al pelarlas. No las dejéis enfriar mucho pues serán más difíciles de pelar.

Asar castañas en casa en una sartén

  • Si disponéis de cocina de gas en casa podéis asar castañas en la sartén tradicional para esta cuestión. Es una sartén especial que venden en cualquier ferretería o tienda de menaje y que tiene una particularidad, está llena de agujeros.
  • Las sartenes castañeras están diseñadas para hacer castañas en casa, frutos secos o mazorcas de maíz. Es una sartén de hierro con agujeros en el fondo que permite que las castañas se asen en contacto con las llamas. Aunque depende del diámetro y hornillo de gas, caben más o menos castañas. Normalmente las tandas de castañas asadas son pequeñas.
  • Colocamos las castañas en la sartén sin tapar y a fuego fuerte hasta que veamos que van haciéndose. Le damos un meneo de vez en cuando para que se vayan girando y haciendo por todas partes. Así también evitaremos que no se nos quemen por fuera estando aún crudas por dentro.
  • Lo normal es hacerlas durante media hora, dependiendo del tamaño, pero id probando alguna para pillarle el punto justo.
  • Por último cubrimos con un trapo de algodón la sartén con el fuego apagado. Así conseguiréis que se pelen más fácilmente.
  • Si tenéis cocina vitrocerámica o inducción la forma es similar pero con la sartén más vieja y que más rabia le tengamos. Pues la vamos a estropear. No hace falta el tema de los agujeros pues será el contacto directo con la superficie de la sartén la que hará que se asen. Los tiempos cambian, en vitro será más de media hora y en inducción menos. Lo mejor es emplear la tapa para que se acumule la temperatura y se no se evaporé la humedad. Los tiempos van dependiendo de la potencia de la placa.

Resumen: Las castañas y el fuego se llevan muy bien. Pero debemos estar pendiente en todo momento de menear las castañas en la sartén y la cantidad siempre va a ser poca, pues no puedes hacer mucha cantidad.

Asar castañas en el microondas

  1. Es el método práctico, rápido y sobre todo, limpio. No es el mejor a la hora de degustar la castaña asada, porque vamos a comer una castaña entre cocida y asada. Pero es una forma perfecta para tener las castañas limpias antes de otra receta donde vayamos a emplear la castaña.
  2. La otra diferencia con las otras dos preparaciones es que sólo puedes hacer un pequeño puñado, pues salvo que tengas un microondas gigante, caben muy pocas.
  3. También puede dañar el microondas si las castañas tienen mucha humedad, pues se suelta mucho vapor al cocerse.
  4. El proceso previo es igual a los anteriores, lavar, secar y corte pequeño en la castañas. Colocamos en un recipiente apto para microondas, y con tapa, suelo hacerlas en un molde de Lekue que empleo siempre en el micro, y las tenemos unos 6-8 minutos a 800 W.
  5. En este caso más que nunca es importante pelarlas bien calientes porque si no luego nos darán muchos problemas.

Resumen: Es la opción rápida para cuando tienes antojo de castañas y estás solo o para cuando necesitas unas cuantas castañas peladas para otra preparación.

Cómo cocer castañas

  • Para cocer las castañas lo primero al igual a los anteriores para asar, es lavar, secar y un pequeño corte en la castañas con el cuchillo.
  • Luego en una cazuela grande llena de agua, cocemos las castañas en agua durante 30 a 45 minutos desde que empieza a hervir. La temperatura más alta que tenga tu cocina. Los tiempos dependen del tamaño de las castañas, a más pequeñas, menos tiempo, a mayor tamaño, más tiempo.
  • Es importante probar alguna para no pasarnos, no queremos problemas para pelar las castañas, ni puré antes de hacerlo.
  • Luego las sacamos y dejamos reposar en un colador. Las dejamos enfriar lo justo para no quemarnos los dedos y con el cuchillo las pelamos, retirando bien la piel interior, ya que su sabor es amargo.
  • Se pueden hacer también en olla a presión, el proceso será mucho más rápido. Deber ponerlas a cocer no más de 3 minutos al fuego.

Un consejillo de abuela es añadir un poco de sal, un poco más, si va para una receta salada. El punto de sal ayuda a intensificar sabores y al dulce también le va muy bien. Si son castañas para una preparación exclusivamente dulce se le puede añadir al agua 2 cucharadas de azúcar y unos granos de anís. Si vamos a emplearlas para un puré o crema, se le puede añadir al agua un poco de leche, suelen quedar más cremosas.

Con toda esta información sólo os queda disfrutar de tan preciado fruto con alguna de las recetas que tenemos en el blog.

Siempre podéis hacer una crema de castañas, dulce o no, es perfecta para acompañar muchas recetas. Cómo relleno, en puré o simplemente untada en una tostada.

En la sección dulce de Recetas de Rechupete encontraréis la famosa tarta de Magostos, una bica de castañas que está tan de moda en Galicia, la tarta de castañas que hacia mi abuela Lucrecia o la tarta de queso y castañas de mi amigo Amorín. Incluso una opción muy popular y de gran éxito en el blog, la tarta de castañas con chocolate.

También encontraréis postres con castañas en otros formatos que están igual de buenos, como base de un flan, en unas natillas o perfectas como relleno de un brazo de gitano.

Asadas, cocidas, secas, en puré o crema, en almíbar o como más rabia te dé, comer castañas siempre es un placer.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.