Cómo hacer nata montada

Compartir Twittear
4.4/55 votos
Cómo hacer nata montada

Info.

Ingredientes para Cómo hacer nata montada

  • Para la nata montada: 200 ml. nata 35% M.G.
  • 75 g. azúcar
  • Opcional si es crema Chantilly: vainilla o esencia de vainilla

Nata montada y nata chantilli. ¿Qué son y cómo prepararlas?

Seguro que muchos de vosotros (bueno, de nosotros…) habéis utilizado a menudo nata montada comprada.

Es tan cómoda, está tan rica (en azúcares sobre todo) y para algunos incluso resulta tan divertido servirla a presión… Pero ¿sabéis que hacer nata montada no es tan difícil como pensamos?

Lo primero que haremos es explicar y diferenciar qué es la nata montada y qué es el chantilli. Aunque mucha gente no hace diferencias entre una y otra, lo cierto es que existe una pequeña variante: la vainilla

¿Qué es la nata montada?

  • La nata montada es una crema de leche a la que se añade azúcar y aire a base de batirla, para que coja cuerpo. 
  • ¿Qué necesitamos para hacer nata montada? Necesitamos nata para montar de al menos un 35% de materia grasa, azúcar blanco y unas varillas, a poder ser eléctricas (la batidora de mano de toda la vida).
  • Como ingrediente opcional, adicional y excepcional, se puede añadir un colorante alimentario (para teñir la nata de algún color para decorar algún pastel, por ejemplo).
  • Debe ser líquido para que se disuelva mejor. También necesitaremos dos recipientes: uno casi congelado y preferiblemente metálico, para que ayude a mantener el frío de la nata, en el que haremos la mezcla (nata, azúcar y colorante) y otro más estrecho y alto donde batiremos hasta conseguir la textura de la nata montada.

¿Cómo hacer nata montada en pocos pasos y minutos?

Preparación de la nata montada

  1. Mientras se atempera la crema de chocolate preparamos la crema de nata. Para ello montamos la nata (35% materia grasa), recuerda que la nata debe estar en la nevera unas horas antes de montarla para que esté bien fría.
  2. Usa batidora de varillas y comienza por la velocidad mínima. Podéis ver el vídeo de arriba para no perder detalle del proceso.
  3. Una vez montada añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que esté bien integrado.
  4. Rellenamos una manga pastelera con boquilla de estrella, con la nata montada y azucarada y rellenamos cada una de las copas por encima de la crema de chocolate.
  5. Tenemos que tener mucho cuidado con el hecho de que la crema de chocolate ha de estar fría antes de añadirle la crema de nata por encima.
  6. Si no tenemos manga pastelera podemos utilizar una bolsa de plástico a la que le cortaremos una de sus puntas.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en este álbum de receta de nata montada.

Galería de la receta

Trucos para que tengas en cuenta antes de preparar tu nata montada.

  1. Materia grasa. Debemos tener nuestra nata con un alto porcentaje de materia grasa (recuerda, con más de un 35% o no montará). Olvídate de las calorías… o no disfrutarás de ningún postre. Eso sí, recuerda comer con moderación. 
  2. Frío. El frío a la hora de hacer nata montada es nuestro otro aliado (junto a la grasa…). La nata debe estar bien fría, en la nevera. Pero también el bol en el que la vamos a montar y mezclar la nata con el azúcar. Es recomendable ponerlo en el congelador antes de preparar nuestra nata montada. También se aconseja utilizar un bol metálico, así el frío se conserva y transmite mejor. Pero quizás necesitas otro recipiente para batirla mejor y no salpicar. En ese caso, te recomendamos que tengas en la nevera, bien fríos, el vaso de la batidora y las varillas con las que vayas a hacer el proceso.
  3. Velocidad de batido. Aunque para hacer nata montada solo se necesitan unas varillas (incluso un tenedor), lo cierto es que hacer el batido de manera manual llevaría mucho tiempo y esfuerzo… Es recomendable usar una batidora eléctrica, ya sea de mano o un robot de cocina, que lo hace solo. Debes empezar batiendo a velocidad media y, cuando esté espumosa y podamos empezar a añadir el azúcar, aumentamos la velocidad. En este punto debemos poner toda nuestra atención porque es aquí donde conseguimos una nata firme bien montada. Si nos pasamos batiendo podemos hacer un destrozo y convertir nuestra nata en mantequilla o batido… 

La razón de batir no es otra que introducir aire en el producto: la grasa que tiene la nata empieza a rodear las burbujas de aire y crea una especie de película que lo recubre. La aireamos y así convertimos un producto líquido en sólido. 

  1. Voltear. Sabemos que la nata montada está en su punto en el momento que al dar la vuelta al recipiente o vaso de la batidora la nata no caiga

Ya al comienzo de este artículo os advertíamos de que, a pesar de que mucha gente usa la nata montada o el chantillí de manera indiferente, lo cierto es que, a pesar de su aparente parecido, no son lo mismo. 

¿Qué es el chantillí?

Hay quien defiende que el chantillí es una mezcla de merengue y crema de mantequilla.

  • Tanto su textura como su sabor son diferentes a los de la nata montada. Sin embargo, muchos cocineros y reposteros aseguran que el chantillí es una crema de nata montada, azucarada y con aroma de vainilla
  • El origen de esta nata se remonta al siglo XVII. Se le atribuye al cocinero François Vatel, que la inventó para el rey Luis II en el castillo de Chantilly.
  • La diferencia entre la nata creada por Vatel y la tradicional nata montada es el delicado toque de aroma de vainilla que añadió el francés y el uso de azúcar glas en lugar de azúcar blanco en la mezcla.
  • El azúcar glas es un tipo de edulcorante se caracteriza por estar pulverizado o molido a tamaño de polvo; tiene por tanto una textura más suave.
  • Además, el azúcar glas tiene entre sus componentes una pequeña cantidad de almidón que ayuda a mantener una nata firme.
  • La proporción de azúcar, tanto para preparar nata montada o chantillí es de 75 gr por cada 200 ml de nata que usemos.

Cómo preparamos Chantillí

Por lo demás, la preparación es exactamente igual:

  1. La nata. Debemos utilizar nata para montar, la que contiene como mínimo un 35% de materia grasa. En otros países se conoce como crema de leche.
  2. El frío. La nata debe estar muy fría, entre 2 y 4º sería lo ideal. Si acabas de comprar la nata, puedes acelerar el proceso metiéndola en el congelador durante 20 minutos. Recuerda que también el bol que uses para mezclar los ingredientes y batirlos, así como las varillas, deben estar bien fríos.
  3. La vainilla. El aromatizante original de la crema Chantilly es la vainilla, aunque también podemos utilizar otros. Lo ideal es que sean extractos líquidos o polvos que se disuelvan completamente, para que no estropeen la textura de la crema.
  4. El azúcar. El azúcar glas es más fácil de integrar que el azúcar común. El azúcar se incorpora una vez que está casi montada, y no más de dos cucharadas cada vez. La proporción nata/azúcar (para que quede dulce) es de 250 ml de nata por cada seis cucharadas de azúcar.

Un último consejo: es mejor montar poca cantidad de nata cada vez. Para haceros una idea, un litro de nata montada dobla su volumen. Si necesitáis mucha cantidad de nata es mejor repetir los pasos para preparar más cantidad. 

El proceso para montar nata dura menos de 5 minutos, así que ya no tienes excusa para seguir comprando los botes del supermercado. 

Como siempre, puedes revisar todas nuestras recetas con nata montada y animarte a probar alguna de ellas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.