Cómo hacer un capuchino perfecto sin máquina. Capuchino fácil y rápido

Fácil3 min.1 pers.
4.3/54 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Cómo hacer un capuchino perfecto sin máquina. Capuchino fácil y rápido

Ingredientes

  • 125 ml. de eche entera y fría
  • 25 ml. de café expreso
  • Cacao en polvo o canela molida, opcional

El capuchino tiene su origen en Italia, se dice que procede del color del hábito de los frailes capuchinos. A pesar de su origen, hoy en día es conocido mundialmente, inició su expansión por Europa pero luego saltó a Sudamérica a mediados del siglo XX. En Italia sólo se toma para desayunar, si bien es cierto ,que el resto de los países suelen tomarlo a cualquier hora del día.

Consiste en café expreso y leche montada con vapor para darle cremosidad. Se compone de 125 ml de leche y 25 ml de café expreso, y le puedes añadir canela o cacao en polvo al gusto.

Lo que diferencia a un exquisito capuchino es por un lado la textura del café expreso, y por otro la temperatura de la leche, que no debe pasar de los 65º C. Lo que hacen los profesionales, es dar volumen a la leche introduciendo, por medio de vapor a presión, minúsculas burbujas de aire que le dan una textura cremosa. Suele servirse en tazas de cerámica para conservar el calor.

Pero, ¿cómo hacer un capuchino perfecto sin máquina?

  1. Sino tienes cremador de leche o una batidora de leche para montar la leche, se puede hacer de manera manual. Y sí, sale bien, no como un profesional pero muy aceptable. Para ello, echamos leche fría de la nevera en un bote o frasco de cristal. Cerramos y agitamos con fuerza, aproximadamente medio minuto. Abrimos el frasco, los metemos en el microondas sin tapa unos 20 segundos a máxima potencia 800W, así conseguirás que la espuma se quede arriba y la leche en el fondo.
  2. Mientras, prepárate un café solo expreso. Os lo explicamos en el siguiente artículo “cómo hacer un expreso en casa“.
  3. Lentamente echamos la leche sobre la taza, de modo que la espuma se quede para el final. Echamos el café encima y, por último, la espuma de la leche cremada o batida. Otra opción es echar sobre el café la leche y luego la espuma, pero en la primera versión, el efecto óptico es increíble.
  4. Por último, puedes espolvorearlo con cacao en polvo o canela molida, además de endulzarlo al gusto con azúcar, edulcorante. Listo, un sencillo y exquisito capuchino sin máquina al gusto de tu casa.

Si quieres hacer un café capuccino para niños, simplemente cambia el café normal por café descafeinado y será totalmente apto para ellos, a mi hijo le encanta.

Os aseguro que la espuma de la leche queda de lujo, aguanta sin problema varios minutos para tomar un capuchino sin tener cremador de leche profesional en casa. Así podremos disfrutar en cualquier momento de un capuchino perfecto sin máquina y sin salir de casa.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Marta dice:

    Lo he probado y me ha salido perfecto! Muchas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.