Cómo hacer un sancocho venezolano

Compartir Twittear
4/55 votos
Cómo hacer un sancocho venezolano

Info.

Ingredientes para Cómo hacer un sancocho venezolano

  • 1/2 gallina o 1/2 pollo troceado como para guisar
  • 2 mazorcas de maíz o piñas de maíz
  • 250 g. de calabaza
  • 250 g. de ñame
  • 250 g. de yuca
  • 250 g. de ocumo
  • 1/2 pimiento rojo
  • 3 ajíes dulces
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • Perejil fresco
  • Cilantro fresco
  • 2 ramas de apio
  • 2 cebollines
  • Pimienta negra recién molida y sal (al gusto de cada casa)

Cómo hacer un sancocho venezolano de gallina o pollo.

El sancocho es una sopa venezolana que incluye carne, ya sea costilla de res o gallina troceada como en esta receta, acompañada de verduras y tubérculos típicos de la región como la yuca, el ñame y el ocumo.

Su curioso nombre proviene del verbo sancochar, que en Latinoamérica significa hervir y que sin embargo en España se traduce por “cocer dejando la comida medio cruda y sin sazonar”; nada que ver con el resultado de esta receta, una sopa muy nutritiva de esas que nos hacen recuperar las fuerzas al cabo de un día duro, y que además está repleta de sabores y vitaminas.

El sancocho también se llama sopa dominguera y es un plato tradicional de la cocina venezolana que suele llevarse a la mesa en celebraciones familiares como las comidas y cenas navideñas. Una alternativa fantástica para ampliar nuestro repertorio de caldos y sopas tan importantes para templar el cuerpo durante el frío invierno, pero también durante todo el año.

En España también tenemos sancocho, uno de los platos más tradicionales de las Islas Canarias. Que es muy similar al venezolano, aunque se suele utilizar pescado salado canario como la corvina o cherne, papas, batata, mojo rojo y gofio amasado. Se suele comer tradicionalmente en Semana Santa, debido a la ”prohibición” católica de comer carne el viernes santo. También una deliciosa alternativa para preparar en casa o en Canarias.

Preparación de sancocho

  1. Empezamos limpiando la gallina (o el pollo), retiramos los trozos más grandes de piel y la grasa que pueda tener. La metemos en una olla grande con abundante agua.
  2. Cuando empieza a hervir añadimos un puñado de sal. Cortamos las ramas de cebollín y el pimiento a la mitad y los añadimos a la cazuela. Pelamos y machacamos 2 dientes de ajo y los echamos también.
  3. Pelamos y cortamos la cebolla a la mitad, añadimos uno de los trozos al agua junto con un ají. Si las mazorcas tienen piel se la retiramos y las cortamos con mucho cuidado en dos o tres partes cada una. Las metemos en la cazuela.
  4. Mientras tanto vamos pelando y troceando el ñame, el ocumo, la yuca y la calabaza en trozos del tamaño de una nuez, más o menos. Pelamos y picamos también el puerro y las zanahorias, estas en rodajas finas para que se hagan con facilidad.
  5. Cuando la carne está tierna retiramos el pimiento y los cebollines, añadimos todas las verduras y tubérculos excepto la calabaza, que necesita menos tiempo, y seguimos cociendo hasta que la yuca y el ñame están hechos. Finalmente añadimos la calabaza y rectificamos de sal.

Preparación del sofrito para sancocho venezolano

  1. Mientras se acaba de cocer preparamos un sofrito: en una sartén echamos el resto de cebolla picada muy fina junto a un par de dientes de ajo pelados y picados. Añadimos también los dos ajíes troceados.
  2. Vertemos el sofrito al caldo y echamos una ramita de perejil o de cilantro fresco. Dejamos 3 minutos más a fuego lento.

Disfrutadlo y hacedlo en casa, ya me contaréis el resultado, seguro, que de rechupete.

No dejéis de disfrutar de las fantásticas recetas de cocina mexicana que tenemos en el blog. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de sancocho venezolano en este álbum.

Galería de la receta

Consejos para un sancocho perfecto

  • Aunque algunos de los ingredientes como el ocumo y el ñame no son habituales en los supermercados son fáciles de encontrar en tiendas de alimentación latinas. Podemos sustituir la gallina por pollo troceado como si fuese para guisar; aunque el sabor y la textura no son exactamente iguales la sopa sigue estando deliciosa.
  • Para que el caldo quede limpio es importante retirar de vez en cuando la espuma que se forma en la superficie del agua con una cuchara, sobre todo al principio de la cocción.
  • Si queremos darle un toque diferente podemos sustituir uno de los ajíes por uno picante, que añadiremos al refrito de los últimos pasos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Carla Matos dice:

    Hola querido Chef. Te cuento que soy dominicana y quiero comentarle como se hace el sancocho dominicano, uno de nuestros platos típicos; no lleva zanahoria ni tampoco ajies dulces. Yuca, plátano en rueditas o bollitos ( que son resultado de guayar el plátano verde y hacer una especie de forma de croqueta y se echa al caldo para se cocine ahí), ñame, yautia también ( en general son esos víveres). Se acompaña para servir de arroz blanco y tajadas de aguacate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.