Cómo preparar una tortilla vegetal o con verduras

Compartir Twittear
5/54 votos
Cómo preparar una tortilla vegetal o con verduras

Info.

Ingredientes para Cómo preparar una tortilla vegetal o con verduras

  • 7 huevos grandes de corral
  • 1 kg. de patatas que sean para freír
  • 1 cebolla grande
  • 200 g. de acelgas (en este caso elegí el tronco), podéis sustituirlas por espinacas frescas.
  • 1 pimiento rojo grande
  • 6 espárragos verdes o trigueros
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra suave para freír

La calidad de los ingredientes y el arte con el que preparéis este sencillo plato os hará entrar en ese círculo casi privado de las madres y abuelas. Ellas son las que mejor hacen la tortilla de patatas, con o sin cebolla, como ellas quieran porque con mamá no se discute de cocina, se dice “sí, mama”. ¿Quién no mataría por una tortilla de patatas jugosita? ¿qué le pides a tu madre cuando te quedan 500 km. para llegar a casa? Cuando te llama por teléfono tu madre y te dice “hijo, ¿vienes a cenar?”, ¿qué quieres que te prepare? No sé si va en los genes ibéricos pero la tortilla de patatas está grabada a fuego en nuestros gustos, casi como un tatuaje.

¿Qué os propongo hoy? Una tortilla vegetal que puede competir en “la Champions League de las tortillas“. Con unas patacas gallegas a ser posible, unos buenos huevos de corral, vegetales del huerto de mi padre, un poco de sal y un buen aceite de oliva virgen extra. Mimo y mucho cariño. Así os aseguro que es imposible que os salga mal, no será la mejor del mundo pero al ser distinta vais a competir con la de papa o mamá, la de la abuela, la del bar de toda la vida con esa caña bien tirada que la hace suprema, la del desayuno con café con leche en vaso, la de los picnics en verano, esa que has tomado en el chiringuito de la playa con una buena tapa de ensaladilla rusa… Yo sólo aporto una más. ¡Espero que os guste!

Preparación de la tortilla vegetal

En la tortilla de hoy me he atrevido a freír dos tipos de patata, moradas y otras de la variedad Kennebec (gallegas). No ha salido mal el invento, han quedado las dos bastaste uniformes en textura. Aunque esta tortilla tiene varios ingredientes, y cada uno es de su madre y su padre, la combinación de sabores que os presento queda de rechupete.

  1. Pelamos las patatas, las lavamos para quitar restos de suciedad y muy importante, las secamos. Cortamos en láminas semifinas, a mí no me gusta que se deshagan mucho sino que al freírlas se tuesten un poquito. El tema del grosor de las patatas también va a gustos y hay quien prefiere cortarlas a trozos muy pequeños, en láminas muy finas que casi se rompan al freír o más bien grandes. Las colocamos en un bol grande, donde luego vamos a mezclar con el huevo y añadimos sal al gusto. Removemos bien y reservamos.
  2. Lavamos bien las acelgas, las troceamos y cocemos en una cazuela con agua y un poco de sal. Con 3 minutos es más que suficiente. Las escurrimos y dejamos en un plato con un poco de papel absorbente, queremos que no tengan restos de agua. Reservamos.
  3. Elegimos nuestra sartén más grande y antiadherente. La ponemos al fuego y añadimos un buen aceite de oliva virgen extra, no tengáis miedo en gastaros un poco de dinero en aceite, le va a dar ese punto de sabor que distingue vuestra tortilla de las demás. Podéis emplear la variedad que más os guste, pero siempre que sea de calidad.
  4. Pelamos la cebolla y cortamos lo más fino posible. Hacemos lo mismo con el pimiento (en daditos pequeños) y los espárragos en aros finos. Pochamos la cebolla hasta que tenga un color dorado, que tenga un punto de caramelización pero sin llegar a quemarse. Retiramos al bol grande.
  5. En la misma sartén hacemos los mismo primero con el pimiento rojo y luego con los espárragos. Los añadimos al bol con la cebolla pochada y juntamos con las acelgas.
  6. Es hora de freír las patatas, las echamos en la sartén con el aceite en el que hemos pochado las verduras que le dará un sabor muy rico. Dejamos que se cocinen durante aproximadamente veinte minutos a fuego bajo.
  7. Mientras se están friendo las patatas, en el bol donde luego vamos a echar las patatas batimos los huevos y les añadimos las verduras.
  8. Quitamos las patatas con una espumadera de la sartén, dejándolas con el menor resto de aceite posible, bien escurridas. Si no queremos nada de aceite extra podemos emplear un colador grande, las dejamos escurrir y luego las echamos al bol con las verduras y el huevo. Reposamos la futura tortilla durante 10 minutos para que se junten bien todos los sabores (si la cocináis en verano dejad que repose en la nevera). Pasados esos minutos esta mezcla ya está deliciosa, probad a tostar un poco de pan y añadidle una capita con esta mezcla, simplemente increíble.
  9. En la misma sartén en la que hemos frito todo y una vez retirado el aceite, cocinamos la mezcla que tenemos en reposo. A mí me gusta poco hecha, que al partirla con el tenedor salga un poco de huevo líquido, pero vosotros cuajadla cuanto queráis.
  10. Para este tipo de tortilla sólo necesitamos 6-8 minutos a fuego medio-alto por cada lado. Para darle la vuelta yo utilizo un plato llano grande que tengo para las ensaladas, pero se puede usar una tapadera de borde listo. Incluso he visto que venden tapaderas especiales para dar la vuelta a la tortilla, emplead el método más cómodo y que más fácil os sea para que no se os desparrame, y hacedlo con cuidado. No desesperéis si no os sale, en ese caso tendréis una tortilla más cuajada, pero igual de rica.

Os dejo con una pasada de tortilla, con un toque distinto a la de siempre y perfecta para comer, cenar o llevar a un picnic. Recordad que podéis hacerla al gusto de cada uno cambiando las verduras, siempre será la mejor del mundo, quitando la de nuestras madres.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Perfectas para una cena ligera, una fiesta o porque sí, una manera deliciosa de compartir la comida con los amigos y la gente a la que queréis.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.