Empanadillas de verduras al horno

Compartir Twittear
3/54 votos
Empanadillas de verduras al horno

Info.

Ingredientes para Empanadillas de verduras al horno

  • 1 paquete de 15 obleas de masa para empanadillas (de vuestra marca preferida) también vale masa de empanadillas casera
  • ½ calabacín
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento amarillo
  • 6 espárragos trigueros
  • 1 cebolla o 1/2 puerro
  • 1 diente de ajo
  • 100 g de tomate triturado (opcional)
  • Opcional: 1 cucharadita de pimentón dulce o picante (al gusto)
  • 2 huevos M
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)
  • 100 ml. de aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer empanadillas de verduras al horno.

Una forma sana y deliciosa de prepararlas. Las empanadillas son unas obleas rellenas que dan mucho juego en la cocina. Se pueden hacer con diversos ingredientes.

En esta ocasión vamos a prepararlas con verduras. Además, las empanadillas o empanadas (como se conocen en Latinoamérica) las cocinaremos al horno. De esta forma no vamos a añadir grasa innecesaria a la receta, sin perder una pizca de sabor.

Para hacerlas vamos a utiliza ingredientes de andar por casa (de cosillas que tenía en la nevera) sin encarecer ni complicar la receta.

Podemos meter en faena a los peques de casa, pues a todos le flipan las empanadillas. Cortar y saltear puede ser complicado, pero el relleno, pincelar con huevo y hornear, les va a encantar.

No hay nada como cocinar con ellos, para que luego no haya problemas en la mesa y que se lo coman todo. Y son verduras, mucho mejor para todos. Una forma adecuada para comer verduras de una forma apetitosa y divertida.

La receta se prepara en unos 40 minutos, pero si tenéis el relleno listo del batchcooking del fin de semana, serán solamente 20 minutos de nada, una cena deliciosa. ¿Te animas?

Preparación del relleno de verduras para las empanadillas

  1. Si vamos a emplear cebolla, sólo tenemos que quitarle la piel y cortar en daditos pequeños, más o menos del mismo tamaño.
  2. En una sartén amplia calentamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y añadimos la cebolla.
  3. Pelamos el ajo y cortamos finito. Añadimos a la sartén o cazuela.
  4. Limpiamos los pimientos y el medio calabacín. Hacemos lo mismo que con la cebolla, cortamos en trozos más o menos iguales. Introducimos en la sartén.
  5. Rehogamos la verdura a fuego media hasta que esté blandita, unos 15 minutos.
  6. Es importante que estemos pendientes de la temperatura y de remover de vez en cuando para evitar que se nos quemen.
  7. Troceamos los espárragos en trozos pequeños y los añadimos a la sartén con el resto de verduras, queremos que nos queden crujientes y que se noten cuando vayamos a hincar el diente a la empanadilla.
  8. Comprobamos la sal y rectificamos si fuese necesario.
  9. Añadimos el pimentón de la Vera a la mezcla y removemos. Si os gusta que el relleno os quede muy jugoso podemos añadir 2 o 3 cucharadas de salsa de tomate.
  10. Retiramos del fuego y dejamos templar antes de rellenar las empanadillas.

Forma, horneado y presentación final de las empanadillas de verduras

  1. Extendemos las obleas sobre una superficie de trabajo y las vamos rellenando con porciones de la mezcla.
  2. Doblamos por la mitad la masa y con la ayuda de un tenedor, sellamos el cierre.
  3. Pintamos cada empanadilla con huevo batido y horneamos, con el horno previamente calentado, durante 20-25 minutos a 180º C.
  4. Servimos las empanadillas calentitas como entrante de una comida o como una cena de rechupete.

Además de ser un plato fácil y rápido de preparar, una de esas recetas “más fácil imposible”.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Galería de la receta

Consejos para unas empanadillas de verduras de rechupete

  1. Para hacer estas empanadas sólo se necesita tener las obleas o tapas de vuestra marca preferida.
  2. La otra opción que te recomiendo es que prepares la masa para empanadillas en casa. Así controlarás los ingredientes que lleva, en este caso con aceite de oliva virgen extra.
  3. Haz cantidad de más, así podrás congelar para otras ocasiones. Y la diferencia es mucha. En casa nos gustan las empanadas caseras y suelo hacer el proceso entero, una forma de darle el sabor y la textura deseada, así como usar harinas integrales o sin gluten (si sois celíacos).
  4. En este caso, por ser práctico las obleas eran compradas, pero lo dejo a vuestra elección, con o sin masa de empanadillas casera.
  5. Si eres vegano y vas a preparar la masa casera, sustituye la manteca o mantequilla por aceite y nada de leche, sólo agua, para hacer la masa. Lo de pincelar con huevo, nada, sólo con un poco de aceite antes de hornear. Te quedarán crujientes y doraditas.
  6. El relleno vegetal es cosa de imaginación, en este caso una idea, pero tenéis miles. Las empanadillas se pueden rellenar casi de cualquier cosa, lo que tengas a mano en la nevera. Recuerda que no se tira nada a la basura. Las empanadillas pueden ser una de las mejores recetas de aprovechamiento.
  7. Cuando preparas empanadillas en casa, tan importante es el relleno como la presentación. No dejes que al hornear se abran y el relleno se desparrame. Lo evitarás marcando con las puntas del tenedor los bordes de la oblea, una vez cerradas.
  8. Si prefieres puedes freír las empanadillas en aceite caliente, otra opción, aunque con más calorías.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

    Los comentarios están cerrados