Crêpes de chocolate

Compartir Twittear
0/50 votos
Crêpes de chocolate

Info.

Ingredientes para Crêpes de chocolate

  • 4 huevos grandes
  • 1 l de leche entera
  • 1 pellizco de sal
  • 100 g de cacao en polvo
  • 400 g de harina de trigo o harina sin gluten (en caso de ser celiáco)
  • 50 g de mantequilla derretida
  • 4 galletas tipo Digestive
  • 1 cucharada de canela molida y otra de azúcar glass
  • 150 g de frutos secos (nueces, almendras...)
  • 500 g de fresas
  • 100 g de chocolate negro 70% y 50 g de nata líquida

¡Ya llegó el Entroido o Carnaval! Esta semana entra Don Carnal en la provincia de Ourense con todo el alboroto que le caracteriza. Comienza este 24 de febrero en Verín con el Xoves de Compadres donde se lleva a cabo el juicio y quema del  Maragato, pero no se queda ahí la cosa y el 27 de febrero se celebrará el Domingo Corredoiro con bombas de palenque y concentración de los cigarróns en la plaza del Concello. Una semana previa al colofón del Entroido al que os invito que conozcais sin duda ¿No tenéis plan para el fin de semana del 4, 5 y 6? A Ourense, Verín, Laza, Xinzo, Maceda, Allariz… todo Ourense se levanta de fiesta y charangas, las mejores del año sin duda.

Así que esta semana como pequeño homenaje a mi terriña y al Entroido voy a publicar tres recetas de Carnaval que harán las delicias de cualquiera: Crepes o Filloas de chocolate, Orellas de Entroido y Flores de Carnaval. Tres postres carnavaleros que son muy fáciles y sencillos especialmente pensados para que los más golosos se pongan las botas en estas fechas. Las filloas son un postre típico de la cocina gallega en época de Don Carnal. Estas están un poco tuneadas, me he atrevido con el chocolate y las fresas para darle un nuevo toque a las típicas filloas de leche que ya os he presentado en otras ocasiones en versión postre: filloas con compota de manzana, filloas con chocolate o el milhojas de filloas con crema catalana. Ya tenemos fresas prácticamente en todos los supermercados y combinan de perlas con el chocolate, así que os animo a que las preparéis en casa, y si es en Ourense la semana que viene mejor que mejor. Otro postre de rechupete.

Preparación de las crêpes de chocolate

La pasta-crema de la crêpe de chocolate es bastante fácil de preparar y más rápida que la típica de leche pues gracias al cacao se hace antes. En unos segundos tenemos la primera y en menos de 10 minutos, crepes para un regimiento.

  1. En un bol grande echamos la leche, la harina, un pellizco de sal, la mantequilla en pomada, el cacao en polvo y los huevos. Batimos todo con la batidora sin que queden grumos. Dejamos reposar una hora para que espese ligeramente (aunque la crema debe quedar suelta).
  2. En una sartén antiadherente o crepera caliente untamos un poco de mantequilla o tocino (usamos un trozo pinchado en un tenedor). Si empleáis mantequilla  un truco fácil es partir un poco en forma de barra, envolver un extremo en papel de aluminio para poder sujetarla y untar con el otro la sartén. Untamos toda la sartén de esta manera hasta que se derrita la mantequilla, no debe de quedar muy grasienta pero tampoco debemos quedarnos cortos. Si empleáis tocino es más sencillo, sólo tenéis que pincharlo con un tenedor e ir frotando la crepera hasta que quede bien impregnada.
  3. Cuando la sartén esté caliente echamos la crema de manera que cubra todo el fondo, solamente la justa para que queden finas. Yo empleo una sartén-crepera de Le Creuset, es genial porque su diseño es liso, la distribución de calor inmediata y así puedo controlar el grosor de la crêpe sin pasarme y me quedan todas iguales. Además está hecha de hierro que es un perfecto conductor de calor,  de forma que puedo cocinar con el fuego mediano o bajo.
  4. La medida de crema es la de un cucharón (no echéis demasiado porque os saldrán muy gordas). Levantamos, inclinamos y giramos la crepera para que la crema se reparta por todo el fondo.
  5. La crêpe empezará a cocerse al momento, la tendremos como 10-15 segundos a temperatura media-baja y cuando los bordes empiecen a doblarse hacia arriba (porque están tostaditos) es el momento adecuado para darle la vuelta con el tenedor o con los dedos. En el caso de estas crepes de chocolate es fácil saber cuando están hechas, pues cambian de color enseguida. Cuando tengan color chocolate oscuro es el momento justo para darle la vuelta.
  6. Cuando le deis la vuelta si el tono del tostado no es dorado será por falta de huevo, podéis aprovechar para añadir otro más a la crema. Doramos por ambos lados y vamos apilando en un plato grande. Recordad que la primera crêpe es de prueba (yo me la zampo en el momento). Es la más grasienta porque la sartén va cogiendo el punto de temperatura y el grado de grasa de la mantequilla, la segunda suele salir ya perfecta.
  7. Continuamos haciendo los crêpes hasta que se acabe la crema. Si lo del tenedor no se os da bien podeis usar el truco de dar la vuelta a la crêpe con un plato como si fuese una tortilla de patata, según se coge práctica deja de ser necesario, y con esta crepera de Le Creuset es muy fácil hacerlo con dedos.

Preparación del relleno y presentación

  1. Para preparar el crujiente tostamos en una sartén con un poco de mantequilla los frutos secos picados. Cuando empiecen a ponerse dorados retiramos la sartén y añadimos una cucharada de azúcar glass y otra de canela. Seguimos salteando 1-2 minutos a fuego medio hasta que alcance un tono tostado crocante. Retiramos de la sartén y dejamos enfriar. Cuando estén fríos mezclaremos con las galletas.
  2. Rompemos las galletas tipo Digestive en trozos pequeños y las mezclamos con la parte del crocante de frutos secos hasta obtener una mezcla homogénea que será parte del relleno de los crepes.
  3. Lavamos bien las fresas para quitar posibles impurezas y cortamos en dados. Reservamos para que cada uno rellene a su gusto, si queréis podéis acompañar con nata montada.
  4. Y para la crema de chocolate sólo tenemos que calentar la nata a fuego lento y antes de que hierva añadimos el chocolate previamente cortado en virutas y removemos con unas varillas hasta que se convierta en crema (el proceso no lleva ni 2 minutos). Retiramos del fuego para que temple y recordad que podemos calentarla en el micro antes de servir.

Esta receta da para unos 12 crêpes, así que lo que se dice pasar hambre… no pasamos, fué el éxito de la tarde del sábado. Los crepes una vez fríos se pueden guardar en la nevera o incluso congelarse, aunque en casa no suelen sobrar… jeje. Y ahí las tenéis tan apetecibles como en la foto.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.