Goulash checo con Knedlíky. Receta tradicional de este guiso de carne paso a paso

Fácil150 min.4 pers.
4.5/54 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Goulash checo con Knedlíky. Receta tradicional de este guiso de carne paso a paso

Ingredientes

  • 350 g de carne de ternera para estofar
  • 350 ml de caldo de carne
  • 150 ml de vino tinto
  • 2 cebollas grandes moradas o 3 pequeñas
  • 2 cucharadas de tomate rallado
  • 1 diente de ajo
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)
  • 2 cucharaditas tipo postre de pimentón dulce o paprika
  • 100 ml de aceite de oliva
  • Opcional (si os gusta el toque picante, un chile o un poquito de paprika picante)
  • Para el acompañante de los Kendlíky: 500 g de harina de trigo de mezcla rápida
  • 1 pizca de sal (unos 2 gramos)
  • 250 ml. de leche entera
  • 10 g de levadura en polvo o polvo de hornear
  • 10 g de azúcar blanquilla

El goulash es un plato con mucha tradición en todo el centro de Europa. Era una comida tradicional que se extendió rápidamente por todo el Imperio Austrohúngaro y alrededores. En Hungría el goulash húngaro es el plato por excelencia de su gastronomía, pero también podemos encontrar esta maravilla en Croacia, Serbia, Rumanía, Ucrania, Austria y la República Checa, y en cada lugar se hace de manera diferente.

Hoy nos acercamos a la República Checa para traeros su versión propia del goulash. Esta receta mantiene la base del goulash húngaro, aunque añade algunas modificaciones que lo hacen muy sabroso. Junto al codillo asado y la kulajda, es uno de los platos nacionales que podemos encontrar en cualquier restaurante checo a precios muy asequibles.

La receta bastante sencilla de preparar y, aunque lleva un poco de tiempo de preparación, el resultado es tan delicioso que merecerá la pena. Lo ideal es acompañar este goulash con los deliciosos knedlíky de los que ya os hemos hablado, porque el goulash checo es un estofado con mucha salsa que podemos untar y degustar con los knedlíky.

Como curiosidad, os diré que cuando estuvimos en Praga, los guías que nos enseñaron la ciudad nos hablaron del goulash como una comida reconfortante y energética que tomaban siempre antes de hacer un tour duro. También bromeaban mucho sobre el hecho de que el verdadero goulash es la salsa con los knedlíky, que la carne es solo para acompañar. Así que ya sabéis, poneos manos a la obra y disfrutad de este delicioso guiso checo, que está de rechupete.

Preparación del goulash checo

  1. Primero sofreímos la cebolla en una olla con un chorro de aceite y un poquito de sal. Cuando la cebolla empiece a estar transparente, añadimos la carne cortada en cuadrados de unos 4 cm. y removemos bien a fuego medio para que se vaya cocinando todo.
  2. Cuando la carne haya tomado un poco de color, añadimos el tomate y lo seguimos removiendo con alegría. Una vez este se haya oscurecido un poco, añadimos a la olla el pimentón. Pasados unos minutos, añadimos el caldo y el vino, subiendo el fuego para que hierva con fuerza durante 5 minutos. Así evaporamos el alcohol.
  3. Una vez se haya evaporado el alcohol, tapamos la olla y dejamos que se cocine a fuego lento durante una hora y media. Pasado este tiempo, comprobamos si la carne está tierna o necesita unos minutos más.
  4. En caso de que la carne este lista, separamos la carne de la salsa y pasamos la salsa por la batidora para espesarla y juntar todos los sabores. Debe quedarnos un poco líquida para que los knedlíky se puedan mojar bien.
  5. Cuando tengamos la salsa lista, la juntamos con la carne de nuevo, la servimos en platos y echamos por encima unas rodajas de cebolla cruda.
  6. Y si os gusta el toque picante, un poquito de chile, cayena o guindilla, o también añadir un poquito de paprika picante cuando añadimos el pimentón a la preparación. Listo para comer, aunque si queréis acompañarlo con los famosos y tradicionales bollitos, os dejo la receta a continuación.

Preparación de los knedlíky

  1. Primero mezclamos en un bol el azúcar, la leche y la levadura. Lo batimos todo bien hasta que esté espumoso y reservamos. Después con la batidora batimos la harina, el huevo y la sal hasta que todo quede bien mezclado.
  2. Cuando esté bien mezclado, añadimos la mezcla de la levadura y lo batimos todo hasta que quede una masa homogénea que se desprenda de los bordes. Después lo cubrimos con un paño y lo dejamos reposar todo dos horas.
  3. Pasado este tiempo, espolvoreamos con harina la superficie donde vayamos a trabajar y dividimos la masa reposada en tres knedlíky. En una olla ponemos a hervir agua con sal, y cuando entre en ebullición añadimos los knedlíky. Reducimos el fuego a un nivel medio y lo dejamos cocer tapado durante 20 minutos.
  4. Pasado este tiempo, sacamos los knedlíky de la olla, los pinchamos con un tenedor para que salga el vapor y los cortamos con un cuchillo de sierra dando un grosor de dos centímetros. Listos para servir.

Consejos para un goulash checo con knedlíky perfecto

  • Podemos preparar el goulash en una olla a presión y tardará menos tiempo, de 35 a 45 minutos de cocción.
  • La República Checa es el país de la cerveza por excelencia, así que podemos cambiar el vino por cerveza y el resultado estará increíble.
  • La cebolla cruda al final es una costumbre que viene de la ciudad de Plzen, en República Checa, y se ha extendido por todo el país. Si no nos gusta el sabor que deja, podemos eliminarla sin problema.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Bea dice:

    Gracias por la receta, la hemos preparado hoy sin los bollitos, que no tenía tiempo y la verdad es que es un guiso de carne delicioso, muy recomendable. Ahora a ver si podemos degustarlo algún día en su sitio de origen, ojalá nos vacunen a todos pronto. Gracias por tus ideas.

  2. María Garizabalo dice:

    Hola Alfonso. Mi nombre es María y solo quería agradecer por la maravillosa receta del goulash. Quería cocinar un guiso de carne y apareció su página en internet y lo intenté y no sé si lo hice bien porque no conseguí paprika:( pero le puse mucho pimentón y bueno el resultado es increíble.
    Muchas muchas gracias.
    Creo que nunca antes había disfrutado tanto hacer una receta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.