Grelos. Cómo cocer y prepararlos bien

Compartir Twittear
5/51 voto
Grelos. Cómo cocer y prepararlos bien

Info.

Ingredientes para Grelos. Cómo cocer y prepararlos bien

  • 3 manojos de grelos frescos - 1 kilo de grelos
  • Agua y sal
  • Opcional (2 g. de bicarbonato)

Grelos, nabiza o cimo. ¿Qué son y cómo cocinarlos?

Para los gallegos los grelos forman parte de nuestro ADN. Y desde hace muchos años, debido a la emigración, más.

Todos los que estamos fuera da terriña intentamos disponer de ellos para quitarnos la morriña de comer un lacón con grelos.

Hay cientos de recetas con esta verdura de Invierno, la hoja del nabo. Y en el blog sabéis que tenemos muchas, en forma de tortilla, con un crema calentita o acompañando un potaje.

¿Qué son los grelos?

El grelo, también conocido como nabiza o cimo es la parte vegetativa y comestible del nabo. Es una verdura muy consumida en Galicia cuando llega el frío pero también parte importante de la cocina portuguesa e italiana.

  • Los grelos son los brotes de los nabos. Un tallo de un grosor entre 1 y los 2 centímetros del que salen muchas hojas claveteadas y en el extremo las flores, que son de unas tonalidades amarillas.
  • El grelo es de un color verde intenso, y este color se acentúa a medida que se aproxima la época de floración de la planta.
  • Tiene un sabor ácido, y a su vez presenta un suave sabor amargo y picante característico.
  • Posee una textura ligeramente fibrosa dado el bajo contenido en fibra alimentaria que contiene. Es una fuente de vitaminas como A, K y C y de oligoelementos como potasio, hierro y calcio.

Cocer los grelos

  1. Normalmente se recogen después de las fuertes heladas de Enero, lo que los hace más tiernos y menos ácidos.
  2. Aunque en zonas como “A Ribeira Sacra” podéis encontrarlos hasta bien entrado Febrero, un gran ingrediente de la época de Carnavales o Entroido.
  3. Para la primera opción debemos poner una cazuela con abundante agua con sal (al gusto, recomiendo un puñado generoso de sal, unos 20 gramos).
  4. Otro consejo (opcional) es añadir una pizca de bicarbonato (la puntita del cuchillo, 2 gramos, no más) este ayudará a fijar el color de los grelos. Este truco vale para las demás verduras como las espinacas o las acelgas.
  5. Cuando comience a hervir, los cocemos entre 10 a 12 minutos. Depende del grosor y ternura del mismo. Es importante que los probemos.
  6. Refrescamos en agua fría, los escurrimos bien y reservamos.

Os recuerdo que sus hojas de color verde intenso y fibrosas, es gran aliado de una cocina sana por su alto contenido en agua y fibra, hidratos de carbono, proteínas y muy bajo en calorías.

Cómo conservar grelos para todo el año

Congelación

Está técnica es la más común, la más fácil y la que todo el mundo podemos hacer en casa. Es la que solía hacer mi madre. Primero tenemos que escoger, lavar y cortar los grelos como si fuésemos a consumirlos. Después de esto, se escaldan (en agua bien caliente durante 2-3 minutos) y se escurren muy bien para que no tenga agua. Se congelan directamente así, bien estirados en bolsas de congelación zip, con un buen cierre.

Envasado al vacío

La primera fase en la misma que la anterior, escogemos, lavamos y escaldamos los grelos. Lo importante es, que a la hora de hacer el vacío, dejemos espacio suficiente en la bolsa para que no desborde el agua sobrante.

En conserva

Cuándo los tengamos cocidos tal como os explico arriba, luego enfriar, embotar y al baño María unos 20 minutos. Tendremos grelos para todo el año.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Los comentarios están cerrados