Guiso de pulpo y langostinos con patatas

Compartir Twittear
3.5/58 votos
Guiso de pulpo y langostinos con patatas

Info.

Ingredientes para Guiso de pulpo y langostinos con patatas

  • 1,5 Kg. de pulpo gallego Pereira (Galicia Calidade)
  • 300 g. de colas de langostinos
  • 1 Kg. de patatas Conde (Galicia Calidade)
  • 1 tomate grande
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco (200 ml.)
  • 1 vaso de agua de cocción del pulpo (200 ml.)
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 cucharada de café de Pimentón de la Vera (picante o dulce)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto de casa)

Cómo hacer una cazuela de pulpo y langostinos.

Cualquier receta de pescado o marisco que lleve pulpo entre sus ingredientes es garantía de estar ante un plato lleno de sabor.

Es un producto estrella de la gastronomía gallega, y puedo dar fe de ello, solo tenéis que daos una vuelta por el blog para comprobar mi amor por el pulpo.

El pulpo gallego suele ser más pequeño que sus competidores africanos, pero les gana en sabor y calidad. Se pasa toda su vida comiendo marisco de la Ría, y eso se nota mucho una vez lo degustamos. Illa de Ons, Bueu, Mugardos, son lugares de Galicia conocidos por su buen pulpo y sus fiestas gastronómicas dedicadas a este manjar de las Rías gallegas.

En el blog (y en todos mis libros) encontraréis una amplia selección de recetas con pulpo.

Es perfecto para hacer guisos o cazuelas, como un pulpo con gambas al ajillo, el tradicional pulpo a la mugardesa o un pulpo a la Sochantre con mucha historia. Todas ellas necesitan un buen pan artesano para disfrutar de la deliciosa salsa, y por supuesto, un vino tinto gallego. 

La única dificultad que puede tener su preparación es la cocción del pulpo, pero no os preocupéis, porque aquí os dejo todos los secretos para cocer el pulpo y que quede en su punto.

Preparación del pulpo. Cocción.

Es muy importante ablandar el pulpo golpeándolo antes de cocinarlo, ayuda a que la carne quede más tierna.

Lo normal es comprar el pulpo ya congelado con lo que se consigue un efecto parecido. Así que si lo compramos fresco lo único que debemos hacer es congelarlo.

  1. Sacamos el pulpo un día antes del congelador y lo pasamos al frigorífico para que se descongele.
  2. Es importante hacerlo en una cazuela o un bol grande pues va a soltar mucho líquido y puede desbordar.
  3. A la hora de cocinar lo pasamos un poco por agua fría para limpiarlo y quitar posibles impurezas.
  4. Ponemos una cazuela (la más grande que tengamos) al fuego con agua. No añadimos sal.
  5. Cuando rompa a hervir añadimos el pulpo, lo cogemos por la cabeza y “lo asustamos”, esta técnica consiste en meter y sacar el pulpo 3-4 veces de la cazuela para conseguir que se quede tieso y no se le caiga la piel durante la cocción.
  6. Cocemos el pulpo durante unos 20 minutos por kilo de peso. En este caso, 40 minutos.
  7. Hay que pincharlo de vez en cuando para ver cómo está de duro. La primera vez que lo cocinéis os costará cogerle el punto pero luego os saldrá de perlas.
  8. Cuando acabemos de cocerlo lo dejamos reposar unos minutos y luego lo sacamos a una fuente.

Preparación de la Cazuela de pulpo y langostinos

  1. Pelamos la cebolla, el tomate y los dientes de ajo. Cortamos la cebolla en “brunoise”, el tomate en dados pequeños y los ajos en rodajas.   
  2. En una cazuela ancha, vertemos una lámina de aceite de oliva virgen extra y pochamos las verduras. Cocinamos 10 minutos a fuego medio. Salamos al gusto.
  3. Añadimos ahora un par de cucharadas de harina. Mezclamos bien y vamos engordando la salsa. Seguimos con el vino blanco y el pimentón de la Vera, que se puede ser dulce o picante, según vuestras preferencias. Dejamos cocinar otros 5 minutos.   
  4. Vertemos en la cazuela un vaso (200 ml.) del agua de cocción del pulpo. Esto supondrá un plus de sabor a nuestra futura salsa.
  5. Mientras tanto, pelamos las patatas y las cortamos en dados grandes (que quepan en un bocado).
  6. Incorporamos las patatas, dejando que se cuezan unos 10 minutos. Este tiempo es algo orientativo, en función de la dureza de las patatas. Salamos al gusto.
  7. Picamos el pulpo en rodajas. Lo añadimos a la cazuela junto a las colas de langostino. Mezclamos.
  8. Cocinamos otros 10 minutos a fuego bajo, para que vayan integrándose los sabores y vaya espesando un poco más la salsa.
  9. Servimos bien caliente en la mesa, en una fuente amplia o también en la misma cazuela donde hemos cocinado.  

Un plato de los de quitarse el sombrero, que aunque lleve su tiempo, va a merecer la pena. ¡Está de rechupete!

Podéis ver todas las fotos de la cazuela de pulpo y langostinos en este paso a paso.

Galería de la receta

Consejos para una cazuela de pulpo y langostinos

  • Este plato es muy fácil de preparar. La única circunstancia es si queréis cocer el pulpo en casa, pero que no cunda el pánico, ya que en el blog encontraréis como cocer pulpo y no morir en el intento.
  • El pulpo es lo más importante de esta cazuela, por lo que no debemos de escatimar en este tema. Un pulpo gallego de la marca Pereira nos garantiza calidad, sabor y un resultado final insuperable. Además cuenta con el sello de Galicia Calidade.
  • Una vez tengamos el plato en la mesa, vamos a contar con una salsa algo espesa, ideal para rechupetear en ella. Así que os recomiendo un buen pan artesano, con buena miga, que va a ser el acompañamiento perfecto para esta cazuela de pulpo y langostinos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Los comentarios están cerrados