Hamburguesa de Salmón o Laxwallenbergare. Receta tradicional sueca

Compartir Twittear
3.5/52 votos
Hamburguesa de Salmón o Laxwallenbergare. Receta tradicional sueca

Info.

Ingredientes para Hamburguesa de Salmón o Laxwallenbergare. Receta tradicional sueca

  • 600 gr de salmón sin piel ni espinas
  • 2 yemas de huevo
  • 2 dl de nata líquida o crema de leche.
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 pizca de cayena
  • 1 lata de 280 g de guisantes
  • Puré de patata: 500 g de patatas, peladas y cortadas en cubitos, 100 g de mantequilla sin sal, 7 cucharadas de nata, 7 cucharadas de leche, 1 pizca de nuez moscada recién rallado y una pizca de eneldo picado.

“El que no apuesta no gana ni pierde”, con esa premisa me vine a Madrid hace 9 años, la apuesta fue por amor y no me pudo salir mejor, la chica con la que vivo y comparto todos estos platos que leéis en el blog, Jimena. Del mismo modo Myriam se aventuró en un viaje en 2007 hacia Suecia y allí sigue en Sundbyberg, con lo que la historia tampoco salió nada mal.

Como dice ella, “por las cosas del querer”. Myriam pidió el traslado de su empresa en Madrid a la de Estocolmo, se presentó allí el 18 de marzo de 2007 y al día siguiente ya estaba haciendo su vida sueca. Esta chica de Talavera de la Reina está feliz con su chico Henke y su gato, el bueno de Pepe. Les encanta cocinar (al gato también, será como el mío que viene a mirar que hago en la cocina), Myriam con sus recetas de España y Enrik con las de Suecia, una combinación estupenda.

La cocina escandinava según me cuentan mis compañeros (mi empresa en Sueca) se caracteriza por ser práctica, la elaboración de cada plato puede cambiar según la zona, pero todos se rigen por la piedra angular: carnes o pescado (ya sea caza o pesca), patatas y salsas. Más allá de las albóndigas (Köttbullar) del Ikea, las famosas pelotas de carne, los escandinavos adoran un plato parecido a las hamburguesas pero no de carne sino de salmón. Esta receta sueca pertenece a los famosos “lax” que es el nombre sueco para el salmón.  En este plato cambiamos la carne picada de ternera, el famoso Wallenberg por salmón picado y lo convertimos en una comida festiva fácil de cocinar, el Laxwallenbergare sueco. Os dejo con esta super receta y os animo como siempre a que la preparéis.

Preparación de las hamburguesas

Las hamburguesas de salmón os aseguro que están jugosas, suaves, simplemente de rechupete. Las he preparado en casa y es una forma genial de comer pescado y una nueva forma de probar el salmón, en mi caso con salmón noruego.

  1. Le decimos a nuestro pescadero que nos corte unas rodajas de salmón. Que sean de unos 2 cm de ancho para que luego cuando lo cortemos en dados nos queden trozos generosos. Si váis a una gran superficie o supermercado ya venden bandejas con rodajas de salmón, no todo el mundo tiene tiempo de pararse en la pescadería.
  2. Lavamos el salmón y le quitamos la piel. Secamos con papel absorbente hasta que nos quede sin nada de agua, si no soltará más agua de lo normal y nos quedará muy suelto.
  3. Cortamos en dados el salmón y lo picamos en la Moulinex. Añadimos sal, la pimienta negra recién molida y la cayena molida. Mezclamos todo muy bien y volvemos a darle a la picadora hasta que se convierta en una masa suave. Agregamos las yemas de huevo y vamos añadiendo la nata poco a poco. Le damos un toque más de picadora y reservamos.
  4. Dividimos una hoja de papel de horno en cuatro partes iguales. Formar una “laxburguesa” en cada papel y las llevamos a la nevera.
  5. Calentamos la mantequilla en una cacerola a fuego medio-alto. Ponemos los filetes en la sartén previamente untada de mantequilla con un pincel de modo que el papel de horno quede en la parte superior. Retiramos el papel y freímos los filetes de unos 3 minutos por cada lado. Reservamos.

Preparación del puré de patata y emplatado

  1. Os voy a explicar como suelen hacer los suecos el puré de patata, es un poco más cremoso del que solemos comer por estos lares, a los apasionados de la mantequilla os aseguro que os apasionará.
  2. Pelamos las patatas y lavamos en agua fría. Reservamos.
  3. Ponemos las patatas en una cazuela grande, cubrimos con agua fría y sazonamos con una pizca de sal. Cubrimos la cacerola con una tapa, llevamos a ebullición a fuego alto y luego bajamos el fuego y cocinamos a fuego lento durante 15 minutos, o hasta que estén tiernas.
  4. Escurrimos bien las patatas, las pasamos por un pasapures o un chino, si no tenéis sólo tenéis que machacarlas con un simple tenedor. Las reservamos.
  5. Derretimos unos 50 g de mantequilla con la nata hasta que quede como una crema suave. Vertemos la crema de mantequilla en una cacerola pequeña y la llevamos a ebullición a fuego alto y cocinamos a fuego lento durante 2-3 minutos hasta que se reduzca su volumen.
  6. Vertemos la crema reducida en el puré de patatas, junto con 4 cucharadas de leche y la mantequilla restante. Batimos hasta que quede suave, añadimos una pizca de nuez moscada recién rallada y la sal. Mantenemos el calor para que se junten bien los sabores y ya tenemos nuestro puré de patata escandinavo.
  7. Decoramos opcionalmente con un poco de eneldo picado y servimos una cucharada de puré recién hecho con cada hamburguesa de salmón, unos pocos guisantes calientes y unas rodajas de pepinillo en vinagre.

Desde luego es un plato sencillo y rápido de hacer, simplemente delicioso. No dejéis de probarlo y ya me contaréis. ¡Muchas gracias Myriam!.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.