Lubina al horno con patatas y manzana

Compartir Twittear
0/50 votos
Lubina al horno con patatas y manzana

Info.

Ingredientes para Lubina al horno con patatas y manzana

  • 1 lubina de 1,5 Kg o 2 lubinas de ración de acuicultura (650 g. cada una). Podéis emplear lubina salvaje pero tendréis que multiplicar por 2,5 el coste por persona.
  • 4 patatas medianas gallegas
  • 400 g. de almejas gallegas (japónica o babosa)
  • 1 manzana Golden madura
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco D.O. Ribeiro
  • Aceite de oliva virgen extra Abril Selección (para freír y un chorrito para el horno)
  • Perejil fresco y sal fina (al gusto)

Tras la receta de lubina a la sal, toca el turno de esta otra elaboración con este pescado blanco, también al horno y con un resultado final delicioso. La lubina es uno de nuestros pescados preferidos, por su sabor suave y textura, y además en la cocina destaca por su versatilidad ya que podemos cocinarlo de muchas maneras diferentes y con recetas sencillas. Para preparar esta lubina al horno hemos decidido acompañarla de patatas, un puñado de almejas, una manzana Golden madura y de un buen vino blanco gallego de la D.O. Ribeiro (Ourense). Una receta un poco especial perfecta para una comida o cena romántica por todo lo alto con tu chica o chico.

El hábitat de la lubina se extiende desde el Mar del Norte hasta Senegal y se adentra en el Mediterráneo. Por supuesto también la encontraremos en aguas de la Rías Gallegas, muy apreciada en los mercados aunque un poco elevada de precio. Su nombre proviene de la voz del latín “lupa”, que significa loba, por el carácter agresivo de este pez siendo un auténtico depredador. Desde hace unos años y gracias a su popularidad contamos con lubinas de acuicultura, con lo que disponemos de este pescado durante todo el año a un precio aceptable.

La lubina se considera un pescado muy nutritivo por sus cualidades: posee un bajo contenido en grasa, y también nos aporta mucho potasio, fósforo y hierro; y en menor cantidad sodio y magnesio.  Además de muy nutritivo y saludable, otra de sus virtudes es la presencia de pocas espinas en su carne por lo que se llevará bien con los más pequeños de la casa. Sus posibilidades a la hora de cocinarlo son innumerables, a la plancha, al horno, a la brasa y parrilla, en papillote o en hojaldre, etc. Por todo lo nombrado, no es de extrañar que la lubina salvaje esté presente en los restaurantes y menús de los más prestigiosos restaurantes, sobre todo los que apuestan por un producto fresco y de calidad.

Preparación de la lubina al horno

Podemos utilizar una lubina salvaje de 1 kilo y medio, pero si preferís un plato más económico podéis sustituir esta pieza grande por dos lubinas de ración de acuicultura, entre 600-700 g cada una.

  1. Antes de ponernos con la faena pondremos en agua las almejas durante 1 hora, para que suelten la arena que pueda permanecer dentro de la concha. Mientras las echamos comprobamos que estén bien cerradas, desechando las que vengan ya abiertas (y no se cierren) por el riesgo a que nos sienten mal al consumirlas.
  2. Lavamos las patatas, las pelamos y las cortamos “en panadera”, en rodajas de medio centímetro. Las freímos en aceite bien caliente durante 5 minutos, para que se hagan en parte y luego terminen de cocinarse durante el tiempo de horneado. Reservamos sobre papel absorbente para que suelten el aceite de la fritura.
  3. Pelamos la cebolla y la cortamos en rodajas finas (menos que las patatas), para que se hagan perfectamente en el horno. Si las dejamos muy gordas luego nos quedarán crudas. Pelamos la manzana, le quitamos el corazón y la cortamos (con piel incluida) en trozos como si fuesen gajos. De cada mitad nos saldrán unas 6 porciones.
  4. Los dientes de ajo y el perejil fresco los picamos finos y mezclamos con un chorrito de vino blanco. Salamos el pescado y untamos con el majado. Precalentamos el horno durante 5 minutos a 180º C.
  5. En una fuente para horno plana y grande procedemos al montaje de los ingredientes para el horneado: colocamos una base de patatas y salamos al gusto, ponemos una capa de cebolla por encima.  Incorporamos el pescado y finalmente repartimos los pedazos de manzana por la fuente. Regamos la base de patatas y cebollas con el vino blanco. El tiempo de horneado variará en función del tamaño/peso del pescado. Debemos procurar no pasarnos con el tiempo para luego poder disfrutar de la textura y sabor de la lubina y que no quede muy seca.
  6. El tiempo total será de 20 min a 180º C. Comenzamos con 15 minutos y cuando resten 5 minutos, abrimos el horno, repartimos por la fuente las almejas y estas se irán abriendo poco a poco con el calor. Nos quedarían entonces 5 minutos más de tiempo y ya estaría listo el plato para degustar en la mesa.

Servimos la fuente recién salida del horno y maridamos con el mismo vino blanco que usamos en la elaboración de la receta.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.