Magdalenas o madeleines francesas con chocolate

Compartir Twittear
3.7/59 votos
Magdalenas o madeleines francesas con chocolate

Info.

Ingredientes para Magdalenas o madeleines francesas con chocolate

  • 120 g de huevos (unos 3 huevos no muy grandes)
  • 120 g de azúcar blanquilla
  • 100 g de harina de trigo de todo uso
  • 4 g de levadura química
  • 100 g de mantequilla con sal a temperatura ambiente (o mantequilla sin sal + un pellizco de sal)
  • 100 g de chocolate sin leche para postres

Cómo hacer magdalenas francesas con cobertura de chocolate.

Las magdalenas francesas son lo mismo que las famosas madeleines de las que seguramente habréis escuchado hablar.

En este caso bañadas con una cobertura de chocolate en uno de sus extremos para hacerlas más irresistibles todavía, si cabe la posibilidad.

Este dulce francés es adictivo y tiene un tamaño peligroso. Se come en dos bocados y es tan sencillo comer una tras otra sin darse cuenta que lo mismo vais a echar mano de una más y os encontráis con que el plato está vacío.

Para prepararlas se necesita un molde especial con cavidades en forma de concha, de ahí esa forma tan bonita que tienen. Esto no quiere decir que no podamos preparar la masa y hornearla en las cápsulas de papel de nuestras magdalenas de toda la vida.

Aunque el resultado no será el mismo. Las indicaciones de la receta se basan en estos moldes, así que no podemos garantizar cómo quedarán de otra manera.

Dicen que las madeleines genuinas se caracterizan por el uso de mantequilla avellana o beurre noisette, que se consigue calentando la mantequilla al fuego hasta que los sólidos lácteos se requeman y la grasa adquiere un delicioso aroma a avellana que se transmite al bizcocho.

Nosotros nos hemos saltado este paso y el resultado nos parece excepcional. En cualquier caso os lo contamos por si os animáis con la beurre noisette. Oh la la.

Preparación de la masa de las magdalenas francesas

  1. En un recipiente hondo introducimos el azúcar, los huevos y la mantequilla en dados y blandita.
  2. Batimos con unas varillas eléctricas hasta obtener una masa uniforme, blanquecina y aireada.
  3. Habrá aumentado de volumen por el aire incorporado con el batido.
  4. Podemos añadir la mantequilla fundida, que es mucho más fácil de incorporar al resto de ingredientes. Lo dejamos a vuestra elección.
  5. A continuación añadimos la harina y la levadura química, pasando ambas por un tamiz.
  6. Removemos con una lengua o espátula con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, suavemente para no perder el aire que hemos incorporado con el batido de la masa.
  7. En caso de usar mantequilla sin sal, añadimos un pellizco de sal a la masa en el momento en que incorporamos la harina. Esta potenciará el sabor de las magdalenas.
  8. Cubrimos el recipiente con la masa con papel film y lo introducimos en la nevera.

Forma y tipo de molde de las magdalenas. Consejos

  1. Dejamos que repose al menos una hora o, incluso, toda la noche. Las podemos hornear por la mañana, a primera hora, y tomarlas para desayunar.
  2. Una vez reposada la masa rellenamos con ella las cavidades de nuestro molde o moldes.
  3. En este caso estamos usando un molde de silicona, que desmolda de lujo y no requiere de enfriado previo.
  4. En caso de usar un molde de metal será necesario untar cada cavidad con mantequilla y espolvorear con harina para después guardarlo en la nevera hasta el momento de usar. Tiene que estar bien frío. 
  5. Hay que llenar los moldes unos 3/4 de la capacidad, no más. De lo contrario se saldrá la masa y las magdalenas francesas no obtendrán esa forma característica tan bonita.
  6. Introducimos los moldes sin tapar en la nevera, independientemente del material del que estén hechos, durante una hora.
  7. Mientras tanto ponemos a calentar el horno a 230º C.

Horneado de las magdalenas francesas

  1. Una vez pasada la hora, metemos los moldes en la posición central del horno. Los depositamos sobre la bandeja de horno caliente o sobre una piedra para pan, si la tenemos.
  2. Cocemos las madeleines 4 minutos antes de bajar la temperatura a 180º C y continuar cociendo las madeleines durante 3 o 4 minutos más.
  3. El tiempo exacto va a depender del tamaño del molde así que conviene estar atentos porque son unos bollitos que se pasan fácilmente y se pueden resecar en un pispás.
  4. Retiramos las madeleines del horno y desmoldamos inmediatamente. Para ello invertimos el molde y dejamos que caigan.
  5. Quizás tengamos que golpear uno de los extremos contra la encimera, en el caso del molde de metal. Las madeleines suelen despegarse con facilidad.
  6. Dejamos enfriar las madeleines sobre una rejilla metálica antes de continuar con la receta. Afortunadamente no tardan mucho, así que podemos ir preparando la cobertura.

Cobertura de chocolate y presentación final de las magdalenas

  1. Troceamos el chocolate y lo introducimos en un cuenco hondo no muy grande..
  2. Fundimos en el microondas a golpes de calor cortos y potencia media. Removemos entre golpe de calor y golpe de calor para asegurar que no se quema.
  3. Sumergimos cada madeleine hasta la mitad, la sacamos y la mantenemos sobre el cuenco con el chocolate fundido un rato hasta eliminar el exceso.
  4. Las colocamos en el borde de un plato o sobre una rejilla metálica hasta que el chocolate endurezca antes de servir.
  5. Las volvemos a poner sobre la rejilla y espolvoreamos con los pétalos de rosa, los pistachos y un poco de sal gorda.

Si aún así no lo tenéis claro, os dejo un paso a paso en fotos de esta receta de magdalenas francesas. No os perdáis detalle y os saldrán perfectas.

Galería de la receta

Consejos para unas magdalenas francesas de chocolate perfectas

  • Es imprescindible que el molde y la masa estés fríos y el horno muy caliente. El choque térmico es el que consigue que el exterior de las madeleines quede crujiente y el interior jugoso y esponjoso. Saldrán unas 15 madelaines en esta hornada.
  • Las madeleines se pueden decorar con frutos secos picados, semillas de amapola o sésamo, frambuesa deshidratada, etc o tomar tal cual.
  • En caso de no decorar las madeleines con cobertura de chocolate, recomendamos añadir ralladura de limón a la masa para un toque de sabor excepcional.
  • Para los que no tenéis molde de silicona sino de metal, es recomendable untar las cavidades del mismo con mantequilla y espolvorear con harina antes de rellenar. De esta forma se desmoldan con mucha facilidad.
  •  En caso de no consumir todas las madeleines en el día, las guardamos en un recipiente hermético para que no se resequen.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Los comentarios están cerrados