Mejillones con trampó

Compartir Twittear
5/51 voto
Mejillones con trampó

Info.

Ingredientes para Mejillones con trampó

  • 1 Kg. de mejillones (D.O. Mexillón de Galicia)
  • 3 tomates pera maduros
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla mediana
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal fina (al gusto)

Con la llegada del buen tiempo y el calorcito apetecen recetas fresquitas y sencillas, que no tengamos que estar soportando el calor de los fogones o el horno. Esta elaboración es una opción perfecta para un aperitivo o primer plato, acompañando los mejillones de un plato típico mallorquín: el “trampó”. El término “trempar” significa mezclar, remover, combinar y condimentar, y ésta precisamente es la manera en que vamos a prepararlo. Algunos estaréis pensando en que esta receta tiene cierta similitud con los mejillones a la vinagreta, pero no es exactamente lo mismo. El auténtico “trampó” se prepara con ingredientes básicos de la dieta mediterránea: pimiento, tomate y cebolla. Hay muchas y diferentes variaciones a partir de él, añadiéndole manzana verde, alcaparras, atún, aceitunas o incluso patatas cocidas, pero esto sería más apropiado para una ensalada veraniega.

Para acompañar nuestros mejillones nos bastará con la combinación tradicional. La mezcla de ingredientes debe ser proporcionada: mucho tomate, poco pimiento y un poco de cebolla. Debe predominar el sabor y textura del tomate, por lo que os recomiendo que lo compréis de buena calidad para mejorar el resultado final. De igual manera debemos utilizar unos mejillones de buena calidad, y en este caso siempre recomiendo “Mexillón” de Galicia, un valor seguro en cualquier momento. Está considerado el mejor del mundo debido a los nutrientes del agua de las Rías Gallegas. No dejéis de consumirlos pues es un marisco barato y lleno de posibilidades, y además tenéis muchas maneras de prepararlos: tigres o croquetas de mejillonesempanada de mejillonespasta con mejillones y setas, fideos caldosos con almejas y mejillones, bacalao con crema de mejillones… y muchas recetas más que os presentaré a lo largo de este año.

Teniendo ya nuestros ingredientes básicos a mano, no necesitaremos más que un poco de aceite de oliva virgen extra y sal para completar este plato tan apetitoso. En unos 20 minutos tendréis listos estos mejillones con trampó para degustarlos en un día soleado, maridados con un buen vino blanco o una cerveza fresquita. A ver quién se resiste a esta propuesta…

Preparación de los mejillones

  1. Lo primero será seleccionarlos, eliminando aquellos que vengan rotos o dañados. Los lavamos concienzudamente debajo del agua del grifo retirando las barbillas, restos de algas y cualquier suciedad que traigan.
  2. En una olla grande vertemos una lámina de agua, añadimos los mejillones y ponemos a fuego alto durante 3-4 minutos. En este tiempo se habrán abierto en su totalidad y estarán listos.
  3. Los retiramos del fuego y reservamos para que enfríen y podamos manejarlos. Al cabo de unos minutos los vamos retirando de la cazuela y los colocamos en una fuente sin la concha superior. Reservamos.

Preparación del trampó

  1. Lavamos y pelamos los tomates. Cortamos por la mitad y con la ayuda de una cucharita de café les retiramos las pepitas. La carne restante la picamos en juliana muy fina, en pequeños daditos.
  2. Pelamos la cebolla y la picamos en trozos del mismo tamaño. De igual manera troceamos el pimiento en juliana del mismo tamaño.
  3. En un bol grande añadimos toda la picada y mezclamos bien. Añadimos sal al gusto y finalmente rociamos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra (3 cucharadas soperas). Queremos que quede impregnado de aceite pero sin pasarse.
  4. Con los mejillones ya fríos añadiremos una cucharada de trampó sobre cada uno de ellos.

Y de esta manera tan sencilla ya tendríamos listo un magnífico aperitivo o primer plato para los días en que apetece algo fresquito, y sin cocinar demasiado.

En facebook el amigo Juan Ito me ha ayudado un montón con su mail explicativo sobre el termino “trempó”. Mil gracias por tus aclaraciones y por supuesto completo la receta con su mail.

Bien, la interpretación que tu haces de asociarlo al verbo “trempar” me ha resultado extraño y lo he consultado con el “Diccionari de la Llengua Catalana” (Diccionario de la lengua catalana) editado por el “Institut d’Estudis Catalans” (Instituto de Estudios Catalanes) que es al catalán lo que la “Real Academia de la Lengua” al castellano. Verás tradicionalmente y extrapolando la expresión, “trempar” es la forma “castiza” que usamos los catalanes mas común para denominar una erección.

Tiene otras interpretaciones relacionadas con la siderurgia, pero no con la interpretación que tu has publicado. Así mismo el “trempó” es exactamente eso, una ensalada de pimiento, tomate y cebolla a la cual se le añade cualquier variable. Es decir es como se llama ése plato, pero no está derivado de nada más y menos de “trempar”. Espero que éste apunte te ayude.

También se utiliza “trempar” como sinónimo de aliñar, aunque la expresión no se usa por lo que te comentaba que es muy fácil confundirla con la otra interpretación Por ejemplo, en Catalunya usar la expresión “Un home trempat…” se refiere a un hombre derecho y firme, aunque escatológicamente se aplique la otra interpretación se admite más.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Las recetas de pescado y marisco son perfectas para una cena ligera, una fiesta o porque sí, una manera deliciosa de compartir la comida con los amigos y la gente a la que queréis.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.