Mermelada de moras casera. Receta con y sin pepitas

Compartir Twittear
4.2/56 votos
Mermelada de moras casera. Receta con y sin pepitas

Ingredientes

  • 350 g. de moras silvestres frescas
  • 150 g. de azúcar
  • 1 limón

Cómo hacer mermelada de moras silvestres.

Estoy seguro de que si supiésemos lo poco que cuesta – en tiempo y en dinero – preparar algunas cosas en casa consumiríamos muchos menos alimentos procesados.

La mermelada es un ejemplo perfecto: la podemos cocinar con fruta silvestre de temporada, solo necesitamos algunos minutos en la cocina (además de, en ese caso, unas horas de maceración, que pueden ser las que pasamos durmiendo) y prácticamente no manchamos nada.

Las moras son bayas que aparecen hacia final del verano y principio del otoño, tienen un sabor dulce pero con un toque agrio que las hace únicas. Su forma característica se denomina “drupa” – esas bolitas que se agrupan en pequeños racimos – y pocos saben que en realidad al hablar de moras nos estamos refiriendo a un total de 300 especies, de las que solamente 9 tienen valor gastronómico.

Las moras son uno de los frutos que más antioxidantes contienen, y también nos aportan minerales y vitaminas esenciales. Como curiosidad, los marinos nórdicos las llevaban a bordo de sus barcos para prevenir la aparición de escorbuto entre la tripulación.

Esta receta de mermelada aprovecha todo su sabor (y color) y lo une a un toque de limón para alegrar nuestros desayunos combinada con rebanadas de pan tostado, yogur o cualquier otro postre que se nos ocurra. Y además, es muy fácil y divertida de preparar, tanto o menos que la mermelada de higos o la mermelada de naranja. ¿Os animáis a ir a por moras y luego hacer mermelada?

Preparación de mermelada de moras silvestres

  1. Lavamos las moras bajo el grifo o en un bol con abundante agua. Retiramos las ramitas y cualquier impureza que puedan tener.
  2. Las escurrimos y ponemos en un bol grande. Espolvoreamos el azúcar sobre ellas, repartiéndolo bien con la ayuda de una cuchara de madera.
  3. Partimos el limón y exprimimos la mitad en un vaso, colamos el zumo y lo añadimos a las moras y el azúcar. Removemos muy bien para mezclar todos los ingredientes y dejamos macerar durante unas tres horas. También podemos dejarlas toda la noche para que liberen todavía más jugo.

Cocción de la mermelada de moras. Presentación final

  1. Ponemos un cazo antiadherente a fuego medio-alto y vertemos las moras, asegurándonos de aprovechar hasta la última gota de su jugo y todo el azúcar.
  2. Cuando empiezan a hervir removemos bien con la cuchara de madera o con una espátula de silicona durante 5 o 6 minutos. En ese momento bajamos el fuego y dejamos cocer unos 35 minutos más. De tanto en tanto vamos retirando la espuma y removemos para que las moras se deshagan y suelten todo su sabor.
  3. Si nos gusta la mermelada con pepitas ya solo falta pasar la mezcla a un boten de cristal y esperar a que enfríe. Si preferimos retirarlas como paso intermedio usamos un pasapurés: echamos la mermelada poco a poco y la trituramos con la malla más fina que tengamos. ¿Fácil, no?

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de mermelada de moras en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrá perfecta.

Galería de la receta

Consejos para un mermelada de moras silvestres perfecta

  • El coste que he puesto es relativo, solo si compráis las moras. Si os vais a por moras silvestres, lógicamente el coste queda al precio del azúcar y el limón, más barato imposible. La receta es para un bote grande, en casa sería para 2 personas, si recogéis muchas, doblad cantidades y preparad conservas de mermelada para regalar o consumir todo el año.
  • Para envasar la mermelada usaremos botes de cristal que hayamos reciclado. Los esterilizamos sumergiéndolos en agua hirviendo durante media hora, junto con la tapa.
  • La duración de preparación de esta mermelada es de 45 minutos (y un mínimo de 3 horas de maceración), es un pequeño detalle para que os planifiquéis a la hora de su preparación.
  • Las cantidades de referencia de esta receta dan para hacer un bote de mermelada de unos 250 g., si queremos más solo tenemos que multiplicarlas: para dos botes, 700 g. de moras, 300 g. de azúcar y el zumo de un limón entero, y así sucesivamente.
  • Por supuesto podemos preparar la mermelada con moras frescas de supermercado, pero el resultado es mucho mejor si son silvestres – si las recogemos nosotros ya es insuperable – en ese caso seguramente tendremos que emplear una cantidad un poco mayor ya que algunas no van a ser aprovechables, pero a cambio conseguiremos un sabor mucho más intenso, a verano en el pueblo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Los comentarios están cerrados