Mermelada de naranja

Compartir Twittear
4.4/514 votos
Mermelada de naranja

Info.

Ingredientes para Mermelada de naranja

  • 1 Kg. de naranjas (en su punto de maduración, ni muy maduras ni muy verdes)
  • 1 limón
  • azúcar

Receta de mermelada casera de naranja. Os presento una de las recetas de mermelada que más me gusta, una opción estrella en los desayunos de nuestro país. Es fiel acompañante de tostadas o galletas, un toque interesante para una rebanada de pan con queso o mantequilla e incluso utilizada como toque de color y dulzor en repostería. Lo primero que voy a aclararos es la diferencia entre mermelada y confitura que tantas veces nos hemos preguntado. La mermelada se elabora con piezas de fruta entera, troceada o triturada, mientras que la confitura se elabora con la pulpa o puré de la fruta. En este caso me he decantado por una mermelada.

Para prepararlas se deben seguir unas sencillas normas. La fruta debe estar madura y en excelentes condiciones, bien lavada, pelada y despepitada. Como pauta general, las frutas más ácidas, como es este caso, necesitan añadir su peso en azúcar, mientras que las más dulces necesitan menos cantidad. La fruta no debe cocerse en exceso porque podría perder el sabor e incluso dejar un regusto a quemado. Tampoco hay que cocerla poco, pues podría dar lugar a una fermentación perjudicial.

Elaborar mermeladas caseras tanto si son dulces, como la presente mermelada de naranja, como la mermelada de higos como si es salada, como la mermelada de tomate son una fantástica opción para comer sano ya que no llevan ningún aditivo. En caso de que tengamos la suerte de disponer de frutas de temporada de casa podemos elaborar una amplia variedad. Evitaremos así tirar un montón de fruta, ya que se recoge toda junta y podremos conservarla durante un tiempo más o menos prolongado, además de ser un fantástico regalo para amigos y vecinos.

Preparación de la mermelada de naranja

  1. Pesamos un kilo de naranjas, que en este caso son 6 naranjas.
  2. Lavamos las naranjas para que la piel quede bien limpia, las pelamos y reservamos la cáscara de 2 de ellas (1/3 del total de naranjas). Es importante que en las mondas que vamos a reservar cortemos la piel fina, para que no lleve mucha parte blanca.
  3. Pelamos la mitad de un limón, con el mismo procedimiento, la piel con la menor parte blanca posible. El resto de las naranjas las pelamos dejándolas lo más limpias posible, eliminando todos los restos de la monda que queda pegada en la superficie de la pulpa. Todas las cáscaras que hemos reservado las cortamos en tiras muy finas.
  4. Llevamos agua a ebullición en un cazo, echamos las tiras de naranja y del limón y las cocemos 4 minutos a fuego fuerte. Las retiramos y escurrimos. Reservamos.
  5. Pesamos las naranjas peladas, las cortamos en rodajas finas y retiramos las pepitas. Os aconsejo que las cortéis en un plato para no desperdiciar ningún zumo. Ponemos las rodajas en una cazuela con el equivalente de su peso en azúcar.
  6. Lo llevamos todo a ebullición a fuego medio y lo cocemos a fuego lento, removiendo con frecuencia durante 1 hora hasta que el azúcar empiece a hilarse. No es necesario añadir agua.
  7. Cuando haya pasado la hora añadimos las tiras de naranja y limón y proseguimos la cocción, sin dejar de remover, durante 15 minutos. La consistencia final debe ser semilíquida o espesa.
  8. Echamos la mermelada muy caliente en tarros de vidrio bien lavados en el lavavajillas o hervidos previamente si preferimos, apretamos la tapa y giramos los botes boca abajo para lograr que se envasen al vacío. Tanto los recipientes como las tapas deben estar perfectamente secos en el momento del envasado. No recomendamos botes demasiado grandes (lo ideal es entre 250 y 500 ml) ya que una vez abiertos, al entrar en contacto con el aire, su contenido se puede estropear si no se consume en cierto tiempo.
  9. Los dejamos así durante una noche antes de colocar el bote en posición normal y guardar. Cuando se hayan enfriado los conservamos en la nevera. La duración aproximada es de 2-3 meses.

Os aconsejo que si queremos que la mermelada nos dure muchos meses debemos realizar el proceso de esterilización; primero de los botes vacíos y después una segunda esterilización con la conserva ya preparada. Pero con los pasos indicados en la preparación será suficiente para asegurar una buena conservación.

No dejéis de disfrutar de todos los dulces de rechupete en nuestras recetas de postres, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta receta de mermelada de naranja, no os perdáis detalle para que os salgan perfectas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Maria Victoria SCHWINDT dice:

    Mi duda se puede hacer una mermelada sin tanto azúcar? si es así decirme como y cuanto. Muchas gracias Victoria Schwindt

    • Alfonso dice:

      Hola María Victoria! Para que quede bien, debe llevar esa proporción de azúcar, también para que se mantenga en el tiempo. Lo que si puedes hacer es un estilo compota, en donde se le añade mucho menos azúcar, entre un 10 y un 15% de la proporción de fruta.
      Te dejo con la diferentes posibilidades: La diferencia fundamental entre confitura y mermelada consiste, básicamente, en la forma de elaborar las frutas. La técnica es diferente dependiendo de los países y de las culturas. Así por ejemplo:
      Según la norma tradicional mediterránea, las confituras son la fruta entera o troceada cocida en almíbar. Las mermeladas son la fruta previamente macerada con azúcar durante horas y después triturada y cocida. Para la cultura anglosajona, en cambio, las confituras son la preparación de frutas no cítricas con azúcar, y las mermeladas son la elaboración de todo tipo de cítricos.
      Por otro lado, se denomina compota al producto obtenido después de cocer la fruta con un 10% o un 15% de azúcar. Con tan poca cantidad de fruta, lo mejor es consumirla lo antes posible.

    • marita dice:

      Respecto a tu comentario me atrevo a sugerirte lo siguiente: podrías sustituir la mitad del azúcar por stevia y luego para que tome cuerpo la mermelada, tendrías que añadirle al terminar, una cucharadita de maicena disuelta en un poquitín de agua, moviendo rápidamente con cuchara de madera y dejar cocinar por dos minutos; luego retirar ya la mermelada del cazo a los frascos sugeridos por Alfonso. Espero que este consejito no me cueste un petardo transoceánico, jaja!..

  2. marita dice:

    ..mil gracias , muy bien explicada la receta.. mañana mismo la preparo y luego te cuento, vale.

  3. marita dice:

    …tarea cumplida!.. me quedó deliciosa… le aumenté los gajos de una toronja rubí (pomelo rosa) que había en casa si guiendo las mismas instrucciones.. me encanta el sabor dulce con su punto de amargor, como la vida, sino sería muy empalagosa, verdad?.. jaja!.. Gracias nuevamente y un abrazo desde Lima, Peru, el paraíso de los insumos comestibles.

  4. SUSANA ALICIA * dice:

    MUY BIEN EXPLICADA ME GUSTO MUCHO !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.