Migas manchegas

Compartir Twittear
5/512 votos
Migas manchegas

Info.

Ingredientes para Migas manchegas

  • 500 gr. de pan duro
  • 250 gr. de uvas blancas
  • 1 vaso (200 ml.) de agua
  • 2 chorizos frescos
  • 6 tiras de panceta fresca
  • 4/5 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)

Cómo hacer migas manchegas. Esta receta de migas es uno de los platos más típicos de la gastronomía española, aunque solo en parte de su territorio.

Podemos decir con seguridad que tan importantes como las patatas revolconas en Ávila, las patatas a la riojana en La Rioja o el pulpo á feira en Galicia. Desde Aragón, pasando por toda Castilla, y de ahí en todo el Sureste de España, es posible encontrar las migas, con las variantes propias de cada zona o región.

Es un plato muy sencillo, lleno de sabor, y que se ha vinculado desde siempre a los pastores que recorrían grandes territorios con su ganado. La base principal es el pan duro, que se pone en remojo, y luego se acompaña de diferentes ingredientes: papada de cerdo, panceta fresca, chorizo, tocino, longaniza, uvas, huevos fritos, etc.

Su origen es la cultura árabe, y a partir de su presencia en la Península durante siglos, pasó a nuestra gastronomía. La “harisa” y el “cuscús” árabe se sustituyeron por el pan duro.

Históricamente ha sido un plato básico, que sirvió en muchas épocas para paliar el hambre generada por guerras y hambrunas. En mi caso, al ser de Galicia, este plato no estaba entre nuestros menús de casa, pero desde hace años en tierras madrileñas, ya le he pillado el gusto a las migas.

Es una receta sencilla, económica y plena de sabores. Eso sí, también es potente en calorías, por lo que es preciso disfrutar de ellas sin pasarse… jeje. Hoy voy a centrarme en la Migas Manchegas o Migas Ruleras, que suelen acompañarse de panceta (o papada) fresca de cerdo, chorizo y finalmente por uvas blancas.

También las he comido acompañadas de trozos de melón, e igualmente están deliciosas. En casa las disfrutamos mucho, y es fiesta cuando anuncio que voy a cocinarlas. Para rizar el rizo, hay veces que nos hacemos unos huevos fritos con puntilla para acompañarlas, y el resultado ya es de traca. Este sí es una auténtica receta “de rechupete”, espero que os gusten.

Preparación de las migas manchegas

  1. El elemento importante e imprescindible es el pan duro. Os recomiendo pan de bolla u hogaza, y que tenga unos 2-3 días.
  2. Si no está con la textura del pan duro no saldrá bien la receta, o por lo menos de la manera tradicional.
  3. De víspera (el día anterior), cortamos el pan en pequeños trozos o dados. Los remojamos con agua con sal, y los dejamos reposar envueltos en un paño húmedo. De esta manera los hidrataremos para cocinarlos al día siguiente. Si no es el caso, dejadlos por lo menos 2/3 horas.
  4. Troceamos la panceta fresca en dados y el chorizo en rodajas (o trozos, como prefiráis).
  5. Los freímos en una sartén con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, durante 10 minutos a fuego medio, hasta que veáis que están dorados y hayan soltado su jugo al aceite.
  6. Retiramos sobre un papel de cocina absorbente y reservamos el aceite utilizado para más adelante.
  7. En otra sartén, vertemos de nuevo aceite de oliva, junto al aceite de la anterior fritura, que debe de estar templado o frío (para que no salte).
  8. Echamos los dientes de ajo enteros y freímos a fuego medio. Procurad hacerles cortes en los extremos para que no estallen. Dejamos que se doren por ambos lados y retiramos.
  9. Añadimos ahora las migas de pan duro, que vamos mezclando con el aceite y removiendo con un utensilio de madera.

Cocción y presentación final de las migas

  1. Cocinamos hasta que veamos que están bien doradas y sueltas. Habrán cogido el color y sabor del aceite.
  2. Para darle el toque final, echamos la panceta (torreznos) y el chorizo fritos. Mezclamos y dejamos que cojan temperatura unos minutos.
  3. Servimos al momento y bien calientes en la mesa, decorando el plato o sartén con unas uvas blancas. Este acompañamiento es típico de la Mancha, aunque también podéis sustituir las uvas por trozos de melón fresco.
  4. Para darle más contundencia, os recomiendo freír un huevo por comensal y colocarlo sobre las migas. El plato no hace más que mejorar.

No dejéis de disfrutar nuestras recetas de aperitivos, como un primero o incluso como parte de una comida familiar.

Os dejo con el concurso de migas celebrado en San Sebastián de los Reyes que todos los años se hace en la Caldereta popular del 1 de Mayo, en Sanse son tan famosas como la propia caldereta de cordero.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.