Minicocottes de arroz con huevos de codorniz

Compartir Twittear
0/50 votos
Minicocottes de arroz con huevos de codorniz

Info.

Ingredientes para Minicocottes de arroz con huevos de codorniz

  • 1 taza de arroz blanco tipo bomba
  • 2 tazas de agua
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal (al gusto, pero no dejéis el arroz soso)
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 lonchas de jamón
  • 8 huevos de codorniz
  • 10 ml de aceite de oliva virgen (para freír los pimientos y los huevos)

Os presento una receta barata, muy sencilla, nutritiva y llena de color. En cada cazuelita encontraréis una explosión de sabor, una mezcla de texturas y temperaturas que llena de alegría al primer bocado y sienta de maravilla para acompañar una cerveza fresquita o un vino de vuestro gusto. Un aperitivo para cualquier comida o cena con los amigos que sorprenderá. ¿Queréis saber como hacer un arroz blanco perfecto? Os lo explicaré paso a paso para que sea la base de nuestro plato. Cubriremos con pimientos fritos y huevos de codorniz a la plancha y por último coronaremos con jamón crujiente. Espero que os guste!

¿Cómo preparar arroz blanco?

El arroz blanco es como con la tortilla de patatas, cada uno en casa lo prepara de una manera diferente. Depende de muchas variables, del tipo de agua y sobre todo la variedad de arroz que utilicemos. No es lo mismo preparar arroz blanco basmati que un arroz bomba. Hay dos formas de cocerlo, las dos válidas, depende un poco de como queráis que os quede el grano, si un poco apelmazado o suelto. Con cualquiera de los dos métodos os quedará un arroz blanco excelente, con un grano perfecto y en su punto.

Aunque es de las recetas más básicas y fáciles que existen, si estás empezando en esto de la cocina, es posible que aún no la domines. Mucha gente dice “no tengo mano para hacer arroz”, pero con los siguientes pasos te va a salir perfecto, en casa incluso cenamos el arroz así, tal cual.

  • Lo primero es elegir una cazuela decente, ya que al igual que con la tortilla de patata, si empleáis una sartén vieja en la que se pega todo es imposible que salga bien. Usa una buena cazuela cuyo tamaño sea acorde a la cantidad de arroz que prepares, esta Le Creuset es perfecta.
  • La otra parte importante es la elección del arroz, a mi me gusta el tipo bomba, pero si no tenéis mucho presupuesto podéis usar un arroz de grano redondeado y pequeño, hay varios en el mercado.

Cocer arroz blanco para que quede compacto

  1. Añadimos dos cucharadas de aceite por cada taza de arroz que vayáis a utilizar. El aceite es el ingrediente que ayudará a que no se pegue el arroz. Calentamos la cazuela y echamos el aceite, en cuanto veamos que está caliente añadimos el arroz y removemos durante un minuto aproximadamente a temperatura media para tostar el arroz.
  2. Vertemos 2 tazas de agua por cada taza de arroz, dejamos a fuego fuerte durante 4 minutos hasta que pille mucha temperatura y empiece a hacer borbotones.
  3. Añadimos sal y luego bajamos a fuego medio unos 7-8 minutos con la tapa de la cazuela puesta. Cuando veamos que ya casi no hay agua y empiezan a quedar pequeños agujeros entre los granos de arroz, bajamos la temperatura al mínimo o simplemente apagamos el fuego.
  4. Dejamos que repose con la tapa puesta o con un trapo de algodón durante unos 4-5 minutos. Mientras reposa, el arroz absorberá el resto de agua y te debería quedar en su punto y los granos separados. Podemos ir probando el arroz en el reposo para ver como está quedando, a mi me gusta que quede un poquito duro.

Cocer arroz blanco para que quede suelto

  1. Lavamos la cantidad de arroz que vayamos a utilizar para quitarle almidón, podemos hacerlo en un bol grande o directamente en un colador, con dos o tres veces es más que suficiente. Si no lo lavamos todo ese almidón que tienen los granos de arroz adheridos, en la cocción (y sin tostar el arroz), habría espesado demasiado y queda muy pegajoso.
  2. Ponemos la cazuela al fuego, añadimos el agua, el arroz, sal y el aceite, todo junto. Cuando comience a hervir dejamos el arroz unos 4 minutos hasta que se evapore el agua. Cuando veamos que no hay burbujas de agua sobre la superficie del arroz, bajamos el fuego al 3 de temperatura, ni al mínimo ni al medio de temperatura, y tapamos la cazuela. Dejamos así durante 12 minutos.
  3. No necesitaría más tiempo porque con el lavado ya se ha reblandecido ligeramente el grano, siempre podemos probarlo para ver si está aldente y si no dejarlo un par de minutos más. Destapamos y probamos el arroz, debería estar casi listo. Apagamos el fuego y dejamos reposar con la tapa puesta o un trapo de algodón durante 1-2 minutos. Y listo, ya sabes como hacer un arroz blanco perfecto.

Preparación y montaje final

  1. Lavamos muy bien los pimientos y cortamos con un buen cuchillo en cuadraditos pequeños. Sofreímos en nuestra sartén de Le Creuset durante 10 minutos a fuego medio, no queremos que se nos quemen, sólo que nos queden tiernos. Retiramos del fuego con la espátula y reservamos.
  2. Cortamos el jamón en trocitos pequeños y en la misma sartén, tostamos a fuego fuerte hasta que el jamón pierda humedad y quede crujiente. Retiramos y reservamos.
  3. Con la grasita que ha soltado el jamón en la misma sartén vamos a freír los huevos de codorniz. Como son pequeños, no tendréis problemas en hacer dos o tres a la vez, además se fríen muy rápido.
  4. Recordad que para romper la cáscara no hay que golpearla contra un filo como hacemos con los huevos de gallina. Lo más práctico es hacer un agujerito con un cuchillo o incluso usando unas tijeras y retirar con cuidado parte de la cáscara para que salga el contenido sin romperse la yema. Con un poco de práctica cada vez resulta más sencillo.
  5. En cada minicocotte ponemos una base de arroz blanco, en cantidad pero sin llegar al borde de la cazuela. Por encima colocamos una capa de pimientos con parte de su jugo, sobre ellos los dos huevos de codorniz y coronamos con el jamón crujiente. Os aseguro que es un aperitivo de primera.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Perfectas para una cena ligera, una fiesta o porque sí, una manera deliciosa de compartir la comida con los amigos y la gente a la que queréis.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.