Nuestras mejores sopas y cremas. Práctica el ‘souping’

Compartir Twittear
2.5/54 votos

Práctica el ‘souping’ en casa.

Las sopas pueden ser un remedio estupendo y reconfortante para ayudarnos a estar bien alimentados y poco pesados, sobre todo después de los meses finales del año, de las vacaciones de verano etc., ya que las sopas no solo tiene por qué ser calientes.

Además las sopas son la receta clave para depurar y desintoxicar el cuerpo, lo que ahora mismo conocemos como detox.

La ciencia verifica que tomar una sopa con pocas calorias antes de las comidas reduce el consumo de alimentos sólidos por su poder saciante. 

Hoy te daré algunos consejos y sopas que pueden ayudarte a depurar tu cuerpo, no con el objetivo de adelgazar, sino con el objetivo de sentirte ligero o ligera cuando te lo pida el cuerpo.

Sopa en ayunas

Caldo de jengibre, cilantro y limón. Y lo llamamos caldo porque no es una infusión, si no un caldo. 

El jengibre es la medicina universal, favorece a la eliminación de mucosidad en caso de tos y resfriado. El limón es otro alimento mano de santo por su vitamina C, por tanto este caldo nos ayudará a desinflamar el cuerpo y a comenzar el día a tope de energía.

En un litro de agua agrega 3 cucharadas de jengibre fresco rayado, un manojo de cilantro fresco y la piel y el zumo de un limón, sal marina y un poco de aceite. 

Puede resultar poco apetecible a priori, pero sus beneficios te harán repetir esta pócima más veces de las que crees.

Sopas para el verano

Sopa de tomate. Una sopa de tomate apta para vegetarianos con más cuerpo que la florentina, pues la polenta le da un punto de espesor interesante al conjunto.

Vichyssoise. Aunque podéis llegar a escuchar vichisua (como me la suelen llamar comúnmente en España) es una sopa muy conocida, y que es una variante de una receta tradicional de la cocina francesa. Esta sopa es una crema fría salada elaborada con puerro, cebolla, patata y nata.

Crema fría de semillas y leche de coco

  1. Las semillas son ricas en omega 3, fibras, minerales, vitaminas y grasas saludables y el coco es rico en hierro, potasio por lo que para desayunar son una fuente de energía revitalizadora total.
  2. Calienta un litro de agua y añade cien gramos de coco deshidratado rallado, un poco de sal marina, una cuchara sopera de sirope de agave.
  3. Mezcla las semillas, nueces, piñones, sésamo, semillas de lino y semillas de calabaza. Báñalo todo con un poco de semillas de girasol y listo.

Cremas y más cremas para el Invierno

De calabaza y curry, de zanahoria y calabaza, de calabacín, de espinacas, de puerro o de espárragos trigueros.

Las cremas de verdura son geniales en invierno porque son muy fáciles de hacer, versátiles, sabrosas, nutritivas y muy ricas en vitaminas, minerales y además son fáciles de preparar.

Además las cremas de verdura combinan con todo, con carne con pescado, con tu tupper de medio día o con tu cena.

Caldos hipster

Seguro que has probado la sopa miso, por eso hoy te propongo una sopa de miso y wakame.

El miso es riquísimo en minerales y vitaminas. Es energizante y alcalinizante por su alto contenido en ácido linoleico y lecitina, los cuales ayudan a disolver el colesterol en sangre. Si sumas miso y alga wakame lo que obtienes es una opción perfecta para tener una flora intestinal en pleno funcionamiento.

En un litro de agua añade una cebolla fina pequeña, zanahoria rallada, una hoja de pak choi, apio, una tira de alga wakame, una cucharada de aceite, sésamo y una cucharada de miso.

Caldos tradicionales

Si te gustan los caldos contundentes y como los de toda la vida, de los que te asientan el cuerpo y los que son detox de verdad, te sugiero que pruebes un caldo de pollo (con o sin fideos),

Las sopas más tradicionales del blog

Si me tengo que decidir, sin duda me quedo con una tradicional sopa de pollo o una sopa de picadillo con su huevo, su jamoncito mmmm.

Y si alguna sopa es conocida en toda España es la sopa castellana o sopas de ajo. Nuestras abuelas y nuestras madres ya nos preparaban este plato tan natural, tradicional y reconfortante. Les bastaba con ajos, pan, pimentón, agua y un poco de jamón para que nos quedásemos embobados contemplando el fuego.

Caldo gallego o portugués

Si lo que te gusta es el caldo, ya sabes que en casa tiramos para Galicia a la mínima, te recomiendo un caldito verde portugués (este sí es más contundente).

Un caldo gallego con grelos o un caldo de Gloria es la opción más gallega y que entra en cualquier fecha del año, no sólo en Invierno.

Espero haberte ayudado y si no haces detox, que sea porque tienes un plan mejor.

¡Qué aproveche!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Marian dice:

    Qué genial este resumen de lo que más me gusta, la sopa. Un montón de ideas que no tenía en el radar de tu blog, confirmo que la sopa de ajo está deliciosa, nuestra sopa preferida en casa.

  2. Sandra dice:

    Me encantan las sopas y cremas, lo de caldos hipster me ha hecho mucha gracia jeje. Esta noche toca sopita de ajo :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.