Paletilla de cordero lechal asada a las finas hierbas

Compartir Twittear
5/58 votos
Paletilla de cordero lechal asada a las finas hierbas

Info.

Ingredientes para Paletilla de cordero lechal asada a las finas hierbas

  • 1,5 Kg de paletilla de cordero lechal (paletilla y pierna)
  • 1 vaso de vino blanco
  • Unas ramitas de tomillo fresco
  • Unas ramitas de romero fresco
  • 3 dientes de ajo grandes
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Agua (la que demande)
  • Guarnición: Unas patatas asadas y una ensalada de lechuga, tomate y cebolla

Cómo preparar una paletilla de cordero lechal al horno. El cordero lechal asado es un plato muy famoso en muchos lugares de España, y por supuesto es uno de nuestros ingredientes estrella si queremos triunfar en una celebración.

Con esta receta queremos que volváis a disfrutar de esos sabores de siempre que nos recuerdan a las recetas de nuestras abuelas. Encontraréis un montón de ideas para preparar cordero, aquí y en el canal del cordero y así degustar en casa las mejores recetas de cordero, este es un ejemplo, paletilla de cordero lechal asada con finas hierbas.

Este domingo me han pedido que preparé cordero y el que suelo preparar en casa es el clásico cordero asado de los festivos, aunque tanto el cochinillo al estilo segoviano como el cabrito al horno son un top de esas comidas o asados familiares de cualquier domingo del año. He variado la receta con una que le tenía ganas, a las finas hierbas, con un toque de romero y tomillo. Nos encantan las comidas familiares de domingo y esta receta que os propongo cumple con todo lo que un plato puede pedir.

Hay muchas formas de cocinar el cordero. Muchos los preparan sólo con agua y sal. Pero hoy os propongo algo un poco más elaborado y especial para estas fechas. Las hierbas las podéis comprar o cogerlas aprovechando un paseo por el campo. En mi caso me han regalado unas macetas de romero y tomillo que son las que voy a utilizar para darle el aroma y el sabor perfectos a mi cordero lechal.

Prepararemos el cordero tal y como se hace en un auténtico asador castellano, salvando las distancias ya que no contamos en casa con un horno de leña. Un experto asador no utiliza ni muchos ingredientes, bastará con un poco de agua para el horneado, sal y las hierbas aromáticas para la carne, además intentaremos emular las condiciones del horno de leña en nuestra cocina. No me digáis que no es una receta para chuparse los dedos, no tenéis excusas para no cocinar en casa, uno de mis platos favoritos y una especialidad de “Casa Rechupete“.

Preparación de la paletilla de cordero lechal con finas hierbas

  1. Lo primero que haremos será empezar con el aderezo del cordero. La noche antes de asar el cordero preparamos un majado de tomillo fresco, romero fresco, ajo y aceite hasta la mitad del mortero.
  2. Impregnamos el cordero con la mezcla anterior, lo tapamos con film y lo guardamos en la nevera hasta el día siguiente.
  3. Precalentamos el horno a una temperatura alta, unos 250º C, para que al meter el cordero no tenga que cocinarse partiendo de un entorno frío.
  4. Cuando lo vayamos a asar, sacamos el cordero y salamos bien la carne por ambos lados.
  5. Colocamos la pierna en una cazuela de barro o cerámica, con la parte interior hacia arriba. Aunque os sobresalga un poco no os preocupéis ya que durante el horneado menguará de tamaño.
  6. Si no disponéis de este recipiente cabría la posibilidad de cocinarlo sobre la bandeja metálica del horno, aunque en este caso te recomiendo poner un poco de manteca en el agua. De este modo se evaporará más lentamente y no tendremos que reponerla.
  7. Bajamos la temperatura del horno a 160º C, necesitamos el horno con temperatura arriba y abajo.
  8. Vertemos el vaso de agua y el de vino blanco en la base de la cazuela o en la bandeja del horno y metemos todo en el horno.

Horneado del cordero

  1. La carne irá soltando su jugo sobre el agua e irá formándose poco a poco la salsa. Durante el proceso podremos apreciar cómo va goteando la carne.
  2. Para este tamaño y peso hornearemos en total 1 hora y 30 minutos. Con la parte interior de la pierna hacia arriba, la tendremos 1 hora y 10 minutos.
  3. Cada 20 minutos abrimos la puerta del horno y vamos hidratando la carne con la salsa que se va formando en la cazuela (durante el proceso de asado añadimos agua a demanda para que no se queme ni se quede seco el cordero).
  4. Los últimos 20 minutos de horneado damos la vuelta a la pierna y colocamos la parte exterior de la pieza hacia arriba. Subimos la temperatura a 180º C y regamos con la salsa.
  5. Yo he tardado dos horas en asarlo, pero estos tiempos dependen de vuestro horno y de la cantidad de cordero que vayáis a asar.
  6. Si el cordero es para muchos y vuestro horno no es muy grande podéis ir cambiando las alturas de las bandejas del horno. Para que se hagan tanto por arriba, como por abajo.
  7. En este caso debéis tener cuidado que no se os queme. Es probable que los tiempos de asado sean superiores a los que os indico. Por eso, os recomiendo que empecéis temprano a cocinarlo y lo apaguéis cuando esté casi terminado. Justo antes de servirlo podéis encender el horno y terminar con el grill.

Presentación final de la paletilla a las finas hierbas

  1. Cuando al pinchar con un tenedor se desprenda con facilidad, ya estará listo. Le damos dos minutos de grill para que se dore y lo servimos inmediatamente.
  2. Con este método conseguiremos que nos quede crujiente la piel de la pierna, mientras que el interior quedará bien jugoso. Finalizado el tiempo total retiramos del horno y servimos en la mesa.
  3. Para el trinchado cogeremos la pierna (con un trapo) por la parte del hueso que sobresale y con un cuchillo bien afilado vamos retirando porciones de carne siguiendo la forma de la pierna, hasta que finalmente llegaremos al hueso.
  4. Yo he cocido dos patatas grandes y luego las he cortado en cuadrados grandes. Unos 15 minutos antes de sacar el cordero, he metido las patatas al horno para que se terminen de cocinar con el jugo del cordero y se impregnen de los olores.
  5. También podéis freírlas y meterlas con el cordero 5 minutos antes de sacarlo para que se empapen bien. O bien acompañarlo con una sencilla guarnición de lechuga, tomate y cebolla, una ensalada sencilla para refrescar.

En esta receta se puede utilizar indistintamente paletilla o pierna y el cordero puede ser lechal o recental. En términos generales, cuanto más joven y fresco es el cordero, menos adobo necesita.

Espero que os guste y os animéis a sorprender a los vuestros en una comida de domingo, ya veréis como flipa vuestra suegra o madre…

No dejéis de disfrutar de todas las recetas con carne que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.