Pan de mantequilla y tomillo

Compartir Twittear
4.8/55 votos
Pan de mantequilla y tomillo

Info.

Ingredientes para Pan de mantequilla y tomillo

  • 250 g de harina de trigo de todo uso
  • 5 g de sal
  • 15 g de azúcar
  • 125 g de agua tibia
  • 9 g de levadura fresca prensada o 3 g. de levadura seca liofilizada de panadería
  • 125 g de mantequilla (bien fría)
  • 3 ramitas de tomillo fresco

Cómo hacer pan de mantequilla y tomillo.

El pan de mantequilla y tomillo es una elaboración que se encuentra a medio camino entre el pan y el croissant. La masa con la que se prepara es muy parecida al hojaldre, capeada con mantequilla de por medio.

Podríamos decir que es bollería hojaldrada salada de la misma manera que decimos que es pan. El sabor de la mantequilla junto con el punto que le confiere el tomillo y la sal en escamas confieren a este pan mucha personalidad.

No vamos a engañar a nadie diciendo que es una receta muy fácil de elaborar, pero tampoco es difícil y es tan tremendamente rica que os tenemos que recomendar que la hagáis en cuanto podáis.

Este es un bocado que se puede disfrutar por sí solo y no requiere de acompañamiento alguno por lo que es perfecto para la hora del desayuno o la merienda.

Podéis acompañarlo de una ensalada, un plato de crema o cualquier otra receta sencilla. Aunque ya os avisamos que este pan de mantequilla y tomillo le va a robar el protagonismo a todo aquello con lo que se sirva porque está de rechupete.

Preparación de la masa de pan

  1. En un recipiente hondo y amplio mezclamos la harina con la sal y el azúcar. Hacemos un hueco en el centro y vertemos el agua tibia y desmenuzamos la levadura fresca.
  2. Con las yemas de los dedos ayudamos a que la levadura se disuelva en el agua. Removemos para incorporar la mezcla de harina, sal y azúcar, poco a poco, hasta obtener una masa homogénea.
  3. Transferimos la masa a una superficie de trabajo limpia y amasamos durante 5 minutos para que todos los ingredientes queden perfectamente integrados.
  4. Podemos realizar este proceso con una amasadora o un robot de cocina con gancho para masas de pan, aunque es una masa muy fácil de manejar.
  5. Trasladamos la masa nuevamente al recipiente, cubrimos con un trapo húmedo y dejamos reposar 15 minutos en la nevera.

Preparación del pan de mantequilla y tomillo

  1. Mientras tanto cortamos la mantequilla en pequeños dados y los introducimos en el congelador. Es importante que esté muy fría antes de incorporar a la masa.
  2. Espolvoreamos la encimera con harina y extendemos la masa (ya reposada) en forma de cuadrado con la parte central más fina, donde añadimos la mitad de la mantequilla en dados.
  3. Doblamos los extremos hacia el interior, dejando la mantequilla atrapada en la masa, y estiramos con ayuda de un rodillo. Es posible que necesitemos espolvorear también un poco de harina sobre la masa para que no se pegue el rodillo.
  4. Cuando tengamos una masa estirada en forma de cuadrado, colocamos la mitad de la mantequilla restante (un cuarto del total de mantequilla) sobre una mitad de la masa.
  5. Doblamos la masa dejando la mantequilla dentro y volvemos a estirar con el rodillo hasta que la mantequilla se haya unido, formando de nuevo un cuadrado.
  6. Por último repartimos lo que queda de mantequilla sobre la mitad de la masa y doblamos la otra mitad de forma que la cubra. Estiramos por última vez utilizando el rodillo y espolvoreando la superficie de trabajo y de la masa con harina en caso de ser necesario.
  7. Enrollamos la masa por el lado más ancho y dejamos enfriar en la nevera durante un mínimo de 30 minutos. De esta manera la masa coge cuerpo y endurece, facilitando el posterior porcionado.
  8. Con un cuchillo bien afilado cortamos la masa en 8 porciones, colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado o un tapete de silicona, pincelamos con huevo batido y espolvoreamos con sal en escamas y hojas de tomillo. Dejamos reposar en la nevera otros 30 minutos.

Horneado y presentación final del pan de mantequilla y tomillo

  1. Introducimos la bandeja en la mitad inferior del horno, que habremos pre calentado a 210ºC, con calor arriba y abajo, y cocemos durante 15-20 minutos o hasta que la superficie esté ligeramente dorada.
  2. Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla metálica antes de consumir.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de pan de mantequilla y tomillo en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrá perfecto.

Galería de la receta

Consejos para un pan de mantequilla y tomillo perfecto

  • Esta masa se trabaja como un hojaldre. Por ello es importante que la mantequilla quede bien extendida por toda la superficie (de ahí que convenga cortarla en pequeños dados) y que sea trabajada con rapidez para que no se caliente.
  • Si la masa se calienta demasiado, la introducimos en la nevera durante 30 minutos antes de continuar. De este modo la mantequilla vuelve a tomar consistencia y se evita que se escape por los lados.
  • Con estas cantidades se puede hacer más de ocho panes de mantequilla y tomillo, solo hay que porcionar la masa en piezas más pequeñas.
  • El mejor momento para consumirlos es recién hechos, después de dejar que atemperen.
  • Para potenciar el sabor a tomillo y sal en escamas esparcimos un poco de cada ingrediente sobre la masa antes de enrollarla.
  • No es imprescindible que el tomillo sea fresco, también se puede usar seco. Igualmente, en caso de no contar con ello, podemos usar otras hierbas aromáticas como orégano, romero, salvia o la que tengamos a mano y/o más nos guste.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Los comentarios están cerrados