Pan de muertos

Compartir Twittear
4/526 votos
Pan de muertos

Info.

Ingredientes para Pan de muertos

  • 550 gr. harina de fuerza (recomendada trigo W360)
  • 200 gr. azúcar + decoración
  • 100 gr. mantequilla a temp. ambiente + decoración
  • 1 cdita. de agua de azahar o esencia de vainilla
  • 25 gr. levadura fresca de panadería
  • 2 huevos
  • 190 ml. leche entera
  • La ralladura de una naranja
  • 1 cucharadita rasa (tipo postre) de sal fina 4 gr. aproximadamente

Como preparar el pan de muertos. Hoy os traigo una receta dulce muy típica del Día de Muertos en México, lo que en España sería el día de Difuntos, el 1 de Noviembre.

Se trata de tradicional pan de muerto que no falta en la mayoría de las casas mexicanas por esta época, y en muchas zonas durante todo el año. Su origen se supone en la época de la conquista, aunque está inspirado en rituales prehispánicos.

En honor a los dioses se ofrecían sacrificios humanos, se quitaba el corazón de la víctima, aun latiendo y el chamán se lo comía en agradecimiento. Los españoles rechazaron estos sacrificios y por ese motivo se comenzó a hornear un pan con forma redondeada y con una decoración cangada de simbolismo.

Se supone que los huesos corresponden a las cuatro extremidades brazos y piernas, las lágrimas de los laterales recuerdos por los que ya se fueron y su forma redondeada el ciclo de la vida y la muerte. Según la zona de México puede darse forma de esqueleto a este pan, o rebozarlo en azúcar rojo, como símbolo de la sangre, todo un ritual antropofágico de pan y azúcar.

En la actualidad existen muchos tipos y variedades de pan de muerto en México pero en todos los casos la base es siempre la de una masa tipo brioche que hace de este dulce un bollo suave, esponjoso y muy sabroso. Se trata de un dulce que nos llevará cierto tiempo prepararlo, por los tiempos de fermentación y reposo, pero que vale la pena probar. Es perfecto para desayunos y meriendas.

Es verdad que como antaño ya no se celebran la mayoría de las fiestas, pero lo que si ha quedado claro es que gracias a nuestro repertorio gastronómico, es fácil seguir la fiesta en la mesa con esta receta, con las recetas de Halloween o con las Recetas de Todos los Santos.

Preparación del pan de Muertos

  1. Comenzamos preparando una esponja o prefermento, en un bol mezclamos 50 ml. de leche tibia con la levadura fresca desmenuzada. Con un tenedor ayudamos a su disolución y añadimos 2 cucharadas de harina y 2 cucharadas de azúcar.
  2. Mezclamos los ingredientes hasta que se incorporen y dejamos reposar a temperatura ambiente hasta el momento de necesitarlo. Habrán pasado unos 30 minutos y será tiempo suficiente para que la esponja haya fermentado.
  3. Volcamos la harina en la superficie de trabajo y hacemos un hueco en el centro donde colocamos los huevos. Comenzamos a integrarlo con la harina.
  4. Cuando esté listo añadimos la mantequilla en trocitos y seguimos integrándola ligeramente con la harina.
  5. Añadimos el agua de azahar, la sal, la ralladura de naranja y el resto de azúcar. Comenzamos a amasar hasta que hayamos conseguido una bola más o menos integrada, unos 5 minutos.

info-pan-de-muertos

Amasado del pan de Muertos

  1. A partir de este momento iremos añadiendo la leche poco a poco, sin incorporarla toda de un golpe, para que así se vaya absorbiendo por los ingredientes secos. Continuamos el proceso de amasado hasta que la masa ya no se pegue a la encimera, un buen rato.
  2. Al principio será una masa totalmente pegajosa pero, poco a poco e intercalando periodos de reposo a nuestro amasado. Así conseguiremos una bola de masa lisa.
  3. En este momento añadimos la esponja que ya habrá fermentado. La masa volverá a ponerse pegajosa pero con el amasado tendremos que conseguir que vuelva a quedarse totalmente manejable. De nuevo es recomendable alternar periodos de 5 minutos de reposo entre los momentos de amasado para que la masa se relaje y contribuya al proceso.
  4. Hacemos una bola con la masa y la colocamos en un bol previamente aceitado. Tapamos con papel film transparente y dejamos que fermente durante 1,5 horas en un lugar cálido. Será un buen sitio para este paso el horno calentito y apagado.
  5. Cuando la masa haya doblado su volumen la volvamos sobre una superficie de trabajo enharinada.
  6. Procedemos a formar nuestros manes de muerto. Podemos hacer unos 7 pequeños panes o dos panes más grandes.

Decoración del pan de Muertos

  1. Para hacer los panes grandes reservamos 200 gr. de masa para la decoración y el resto lo dividimos en dos bolas. Si optamos por panecillos pequeños, formamos bolitas de unos 80 gr. y otros 60 gr. para la decoración de cada uno.
  2. Trabajamos un poco la masa de cada uno de los panes. Formamos las bolitas lo más lisas posibles y las vamos colocando sobre una bandeja de horno previamente engrasada. Es importante que dejemos cierta distancia entre los panes ya que tienen que volver a fermentar y crecer.
  3. Nos ponemos con la característica decoración del pan de muerto. Preparamos dos tiras de unos 30 gr. y haciéndolas rodar sobre la encimera formamos los que los los huesos de nuestro pan de muerto.
  4. En el paso a paso podemos ver cómo deben de quedar estos huesos. Formamos unas lágrimas para los laterales y rematamos con una bolita en la parte superior del pan.

Horneado y presentación final del pan de Muertos

  1. Con el horno precalentado a 180º C horneamos los panes pequeños durante unos 15 minutos y el grande durante 20. Cuando estén doraditos retiramos los panes del horno y los colocamos sobre una rejilla.
  2. Mientras se hornean los panes de muerto derretimos 90 gr. de mantequilla. En cuanto los panes estén fuera del horno y aun calientes, los pintamos con mantequilla y los espolvoreamos con azúcar. Os aconsejo que los vayáis espolvoreando a medida que los pintáis. Ya que si lo dejamos para el final la mantequilla habrá quedado absorbida por el pan y será difícil que se pegue el azúcar a su superficie.

No voy a decir que lo ideal es que esperemos a que se enfríen para disfrutarlos. Están increíbles tomados en el momento, y están igual de increíbles una vez que han enfriado.

Perfecto para un estupendo desayuno y para una merienda sea día de muertos o no. No dejéis de disfrutar de todos los dulces de rechupete en nuestras recetas de postres

Os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Beatriz Iglesias dice:

    Geniales! Había oído que el pan de muerto era típico de México pero no sabía su origen e historia.
    Me estoy imaginando lo tiernos que deben de estar y el pintarlos con mantequilla y espolvorear azúcar… Qué buenos! Bicos!

  2. Carlos dice:

    Buenísimo!!!!!!! Este año hemos dado buena cuenta de este pan, qué gran descubrimiento. Gracias por la receta.

  3. ilse dice:

    woh! qué bueno!

  4. Begoña dice:

    Hola Alfonso, tiene una pinta estupenda. Qué tipo de Harina hay que utilizar, normal o con una fuerza determinada? Gracias!!

    • Alfonso dice:

      Hola Begoña, la recomendada es la harina blanca de fuerza (W 360) para panes y bollos que lleven mantequilla, otro tipo de grasas (manteca, aceite, etc.) o huevos. Como en este caso que es tipo brioche. Espero que te guste, es un bollo de rechupete.

  5. Nerea dice:

    Otra vez que triunfo con una receta tuya. El brioche que preparé no quedó igual de presencia pero el sabor era increíble. Viva México, otro bollo para mi recetario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.