Pimientos del piquillo rellenos de bacalao

Compartir Twittear
3.7/556 votos
Pimientos del piquillo rellenos de bacalao

Info.

Ingredientes para Pimientos del piquillo rellenos de bacalao

  • Para los pimientos: 20 pimientos del piquillo enteros
  • 300 g. de bacalao desalado
  • 1 cebolla grande
  • 50 g. de harina de trigo y 1/4 cucharadita de nuez moscada (una pizca)
  • 2 huevos grandes y harina (para pasar los pimientos antes de freír)
  • 50 g. de mantequilla y 500 ml. de leche entera
  • Para la salsa: 3 cebollas
  • 4 zanahorias
  • 2 rebanadas de pan frito o tostado
  • 1/2 vaso de vino blanco (a ser posible gallego) y 3 vasos de agua caliente
  • Aceite de oliva Virgen Extra suave.
  • Sal (al gusto)

Cómo hacer pimientos rellenos de bacalao. Una receta con pescado en un formato que os aseguro gustará a los más peques de casa… y a los no tan peques, pimientos rellenos de bacalao.

El pimiento del piquillo es una variedad de pimiento no muy grande, normalmente rojo, y que se caracteriza por tener una carne tan firme que acepta casi cualquier tipo de relleno sin romperse.

Aunque es típico de Lodosa (Navarra) donde está protegido bajo denominación de origen, hoy en día se comercializa en conserva en nuestro país mucho producto procedente de China.

En casa lo solemos comprar sobre todo en conserva tras ser asado y pelado, consumimos un montón de ellos, aunque los pimientos del piquillo compiten directamente con los pimientos rojos y asados que hace mi madre.

Se pueden adquirir en trozos (es más económico) aunque para preparar esta receta es necesario que esté entero. Cuanto más firme y gruesa sea la carne del pimiento más fácil será trabajar con él sin que se rompa al rellenarlo.

Se puede rellenar de cualquier producto que nuestra imaginación nos sugiera. Son típicos son los pimientos rellenos de morcilla, con carne picada o los famosos pimientos rellenos de langostinos, perfectos para una comida de fiesta. Pero sobre todo son famosos por la preparación que traemos hoy, los pimientos del piquillo rellenos de bacalao.

Una receta sabrosa y apta para cualquier época del año, aunque seguramente se preparen de manera más frecuente en Semana Santa.

Os aseguro que están de rechupete, espero que os gusten y los prepararéis en casa.

Preparación de los pimientos rellenos de bacalao

  1. Picamos las cebollas y las zanahorias de la salsa finamente y las rehogamos en una cazuela amplia con un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra a fuego medio.
  2. Removemos para que no se quemen ni se doren.
  3. Cuando empiezan a coger color echamos el pan tostado desmigado y mezclamos.
  4. Añadimos el vino y dejamos unos minutos que pierda el alcohol.
  5. Después cubrimos con 3 vasos de agua caliente, llevamos a ebullición y dejamos que cueza durante media hora al mínimo hasta que esté todo bien cocido, si vemos que se queda sin nada de líquido añadimos un poquito más de agua.
  6. Después de este tiempo la trituramos bien con una batidora o pasapurés y volvemos a llevar a ebullición hasta que reduzca un poco más.
  7. Rectificamos de sal (si os gusta el toque de la pimienta negra, es el momento de añadirla). Removemos bien y reservamos.
  8. Colocamos el bacalao en un cazo con agua y llevamos a ebullición. En el momento que hierva el agua retiramos.
  9. Retiramos la piel y las espinas del bacalao con cuidado y lo desmigamos. Reservamos.

Preparación de la crema y el relleno de los pimientos

  1. En una sartén grande pochamos una cebolla en la mantequilla a fuego bajo y con cuidado de que no se dore.
  2. Cuando la cebolla esté transparente añadimos 50 gramos de harina y removemos durante 2 minutos para que la harina se cocine a fuego suave en la mantequilla.
  3. Añadimos la leche en frío (toda junta) y removemos constantemente hasta que se la harina se disuelva en la leche.
  4. Aunque al principio parezca que quedarán grumos terminará por disolverse totalmente y quedará una bechamel cremosa.
  5. Incorporamos el bacalao desmigado y seguimos removiendo para integrar todos los sabores.
  6. Añadimos una pizca de nuez moscada y rectificamos de sal.
  7. Retiramos del fuego y dejamos templar en la sartén.
  8. Rellenamos los pimientos del piquillo con la mezcla ayudados por una cuchara.
  9. Pasamos los pimientos por harina, luego por huevo batido y los freímos en abundante aceite caliente hasta que estén dorados.
  10. Los dejamos unos minutos en papel de cocina para escurrir bien el aceite y los vamos colocando en una fuente apta para el horno.

Horneado y presentación final de los pimientos rellenos de bacalao

  1. Precalentamos el horno durante 5 minutos a 200º C con calor arriba, abajo y aire caliente.
  2. Cubrimos los pimientos con la salsa de cebolla y zanahoria.
  3. Los dejamos que se calienten en el horno, en la posición central durante 15 minutos a 180º C.
  4. Los servimos muy calientes acompañados de salsa. No os olvidéis de poner en la mesa un gran trozo de pan, la salsa es gloriosa.
  5. Se pueden acompañar de arroz blanco, unas sencillas patatas fritas, cocidas o asadas o simplemente con tu ensalada preferida. Cualquier opción es buena.

Una receta muy económica pues todos los ingredientes son muy asequibles y se pueden utilizar los cortes más baratos del bacalao, ya que se incorpora desmigado a la receta.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable. Seguid el paso a paso de esta receta de pimientos rellenos de bacalao y os quedarán perfectos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.