Postres deliciosos con pipas de girasol. ¿Cuál te gusta más?

5/53 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Hoy os proponemos una selección de postres deliciosos para consumir pipas de girasol en casa. Incorpora de manera muy fácil las pipas de girasol en tus dulces y postres. Un ingrediente muy versátil que te va a sorprender.

En nuestro blog ya te hemos dado un montón de sugerencias para cocinar con pipas de girasol en casa, pero hoy te seducimos con este ingrediente como complemento ideal para tus postres. Su sencillez y su sabor las convierten en un alimento muy versátil y que te dará mucho juego en la cocina.

Para dar salida en casa a esta nueva tendencia, nuestro primer consejo es tener siempre cerca un paquete de pipas de girasol. El segundo, déjate llevar por nuestras propuestas disfrutando de esta selección dulce, pero saludable a la vez. Una forma de cuidarte donde equilibras el aporte de azúcar con la grasa saludable de esta semilla.

Las pipas de girasol son ricas en grasas, proteínas e hidratos de carbono, además de en minerales como el hierro y el magnesio. Un ingrediente perfecto para incluir en tu menú diario. Si consumes pipas de girasol a diario, un puñado de estas semillas (unos 40 gramos), tu cuerpo consumirá unos 6 gramos de proteína con casi 4 gramos de fibra, vitaminas A, D, E, vitaminas del complejo B (especialmente B12) y minerales importantes: magnesio, calcio, selenio, así como grasas saludables Omega 3.

Y es que todos los beneficios de consumir pipas de girasol de manera regular están ayudando a que, cada vez más, este ingrediente se introduzca en el día a día en nuestra cocina.

Os propongo cinco postres fáciles, saludables y muy originales. Pueden sacarte de un apuro con una visita de un amigo o familiar, o descubrirte nuevos sabores que no esperabas. ¿Cuál vas a preparar?

1. Apple crumble con pipas de girasol

Este crumble de manzana, además de llevar fruta, tiene el punto a favor de las pipas de girasol que aportan grasas saludables a nuestro postre. Y por supuesto, con la avena y las pipas de girasol conseguimos un gran contenido de fibra y grasas saludables que nos aportarán gran saciedad, así como minerales y antioxidantes. Espero que os animéis a probar esta receta y disfrutar de esta maravilla deliciosa y saludable para toda la familia.

2. Bizcocho de calabaza con pipas de girasol

Bizcocho de calabaza con pipas de girasol

Este bizcocho, además de llevar calabaza, tiene como punto a favor, las pipas de girasol que además aportan grasas saludables a nuestro postre y un punto crujiente delicioso. Las emplearemos no sólo como decoración superficial del bizcocho, sino que también las añadiremos a los ingredientes de la masa. Así disfrutaremos del delicioso sabor que aportarán las pipas de girasol a este estupendo bizcocho, así como de todas sus propiedades y nutrientes.

3. Bolitas de cacao, coco, dátiles y pipas de girasol

Lo mejor de esta receta es que está lista en menos de 5 minutos y puedes comer las bolitas directamente, no hace falta dejarlas enfriar o reposar. Sólo tienes que echar las pipas de girasol en un procesador de alimentos y batir hasta que estén desmenuzadas, echas los dátiles y el cacao y vuelve a batir hasta obtener la consistencia que quieras. Puedes batir más o menos las pipas a tu gusto, lo importante es que puedas hacer las bolitas con facilidad.

Ingredientes:

  • 1 taza de pipas de girasol (115 g.).
  • 1 taza de dátiles (200 g.).
  • 2 cucharadas de cacao en polvo crudo.
  • Coco rallado o cacao en polvo para rebozar las bolitas.

Preparación de las bolitas

  1. Echamos las pipas de girasol en el procesador de alimentos y trituramos durante unos segundos hasta que estén desmenuzadas. Añadimos los dátiles sin el hueso y el cacao en polvo. Volvemos a batir hasta obtener la consistencia perfecta.
  2. Hacemos unas bolitas con tus manos y rebozamos por cacao en polvo o por coco rallado. Lo mejor es guardar las bolitas en un recipiente hermético a temperatura ambiente o en la nevera.

4. Mantequilla o crema de pipas de girasol

¿Alguna vez te has planteado que una receta de un solo ingrediente puede ser sencilla, saludable y deliciosa? Esta crema de pipas de girasol, cuya elaboración es muy sencilla te va a encantar. Sólo necesitarás una batidora potente o un procesador de alimentos, un poco de paciencia y conseguirás una mantequilla deliciosa, con una textura perfecta para untar en tus tostadas, como tentempié o para aderezar la fruta cuando tengas antojo de dulce.

Ingredientes:

  • 2 tazas de pipas de girasol peladas sin sal (230 g.).

Preparación de la mantequilla de pipas de girasol

  1. Introducimos las pipas de girasol en el procesador de alimentos, robot de cocina o Thx y trituramos durante 3-4 minutos hasta que se reduzcan a polvo.
  2. Empezamos a mover la masa de pipas de girasol con una cuchara para ir aplastando y compactando, mientras combinas este movimiento con la trituradora. Verás que las pipas comienzan a liberar sus aceites humedeciendo la mezcla hasta conseguir la textura deseada, más o menos densa, según gustos.

5. Panacota o panna cotta de pipas de girasol

Esta panna cotta italiana va con la mantequilla de pipas de girasol que os he comentado en la anterior receta, simplemente disuelto en la nata. En solo 15 minutos de cocina tendrás listo un postre que gustará a todo el mundo, super fácil de preparar y que te va a sorprender.

Ingredientes:

  • 250 ml. de nata 35% m.g. (nata o crema de leche para montar).
  • 50 ml de leche entera.
  • 50 g de azúcar blanquilla.
  • 1 cucharada esencia vainilla o una vaina de vainilla.
  • 3 láminas de gelatina comestible tipo a 240º Bloom .
  • 75 g. de mantequilla de pipas de girasol.
  • Para adornar: 40 g. de pipas de girasol.

Preparación de la panna cotta de pipas de girasol

  1. Vertemos la nata o crema de leche en un cazo y lo calentamos un poco. Añadimos el azúcar, la esencia de vainilla, la leche entera y la mantequilla de pipas de girasol. Calentamos lentamente sin dejar que hierva hasta que todos los ingredientes se mezclen. Batimos todo integrando los sabores, dejamos a temperatura mínima para añadir la gelatina.
  2. Preparamos la gelatina según las indicaciones del envase. Diluimos la gelatina en hojas en una taza con agua tibia, debe estar a remojo en el agua durante 3-4 minutos. Las hojas no se disuelven, pero se ablandan. Pasado este tiempo hay que cogerlas con las manos y exprimirlas suavemente. A continuación las añadimos al resto de ingredientes en la cazuela y removemos hasta que se disuelvan totalmente, mezclando bien con un tenedor o cuchara.
  3. Repartimos esta crema en los vasitos tipo flan que tenemos preparados y los dejamos reposar en la nevera antes de desmoldarlos. Lo mejor es que se queden toda la noche si es posible y antes de servir delmoldamos como si fueran flanes.
  4. Servimos en un plato individual y decoramos cada panacota con unas pocas pipas de girasol peladas. ¿Fácil, verdad?

Ahora sólo queda elegir entre estas 5 propuestas deliciosas. ¿Cuál vas a preparar en casa?

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.