Cómo hacer una Quiche Lorraine

Compartir Twittear
3.3/517 votos
Cómo hacer una Quiche Lorraine

Info.

Ingredientes para Cómo hacer una Quiche Lorraine

  • 1 base de masa quebrada o masa brisa de aprox. de 23 cm de diámetro (200 gr.)
  • 500 g. de crème fraîche (nata fresca o crema de leche). Si no la encontramos podemos usar nata 35% Materia Grasa (nata para montar)
  • 200 g. de panceta ahumada en lonchas o bacon
  • 3 huevos
  • Nuez moscada y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Papel para horno

Cómo hacer una quique Lorraine ¿Alguna vez no habéis hecho una receta porque pensabais que el proceso era muy complicado o porque estabais seguros de que no nos iba a salir bien?

Precisamente eso me pasaba a mi con las quiches hasta el día en que, pensando que no podía ser para tanto, me “lancé” a ello. El resultado fue perfecto y delicioso, así descubrí una opción rápida y fácil para preparar un entrante resultón que se puede hacer con cientos de combinaciones de ingredientes.

Esta receta es uno de los grandes clásicos de la cocina francesa, la palabra “quiche” proviene del vocablo küchen, del norte de Francia. Este a su vez viene del alemán kuchen (pastel).

Se trata de una tarta salada abierta, elaborada con masa brisa (masa quebrada) rellena de una mezcla de crème fraîche y huevos llamada migaine, normalmente aromatizada con pimienta negra molida y nuez moscada.

Existen cientos de variantes, pero es esta, la Quiche Lorraine, la considerada como la receta “madre” de todas ellas. La “quiche vosgienne” con queso gruyeré, la “quiche alsacienne” con aros de cebolla rehogada, la “quiche provençale” con hortalizas frescas rehogadas, la “quiche florentine” con espinacas… todas ellas son variantes de la quiche lorraine añadiendo unos u otros ingredientes.

En el blog encontraréis algunas variantes, desde la versión sueca, Västerbottenostpajel, hasta su versión otoñal con este pastel de setas.

La masa brisa (pâte briseé) o masa quebrada es una masa dura que se emplea como base de tartas saldas y dulces. La diferencia estriba simplemente en añadir o no azúcar y huevos en la preparación de la masa.

Se trata de una masa quebradiza, que fácilmente nos puede recordar a la consistencia de una galleta. Aunque la masa hecha en casa siempre nos dará un resultado mucho mejor, también podéis optar por comprar directamente la masa ya preparada. Existen en el mercado infinidad de marcas que nos pueden servir y nos facilitarán bastante el trabajo si no tenemos demasiado tiempo.

Preparación de la masa quebrada. Base de la Quiche Lorraine

  1. Colocamos la masa en un molde bajo sin quitarle el papel que la acompaña en el paquete. Es papel sulfurizado y nos evitará tener que untar el molde con mantequilla para que la masa no se pegue. Presionamos ligeramente por todo el borde para darle forma.
  2. Con un tenedor pinchamos bien toda la base para evitar que la masa crezca en exceso durante el horneado.
  3. Ponemos encima unas legumbres crudas (para evitar que se formen burbujas debajo).
  4. Precalentamos el horno a 180º C.
  5. Horneamos a 180º C en la bandeja del medio con calor arriba y abajo.  Hacemos una media cocción de la masa durante aproximadamente 10-15 minutos, hasta que se tueste un poco.
  6. Esta cocción previa es muy importante para evitar que se rompa la quiche debido al peso del relleno en el desmoldado final. Así te saldrá perfecta.

Preparación de la Quiche Lorraine

  1. Cortamos la panceta en tiritas y la salteamos en una sartén.
  2. No es necesario añadir ni aceite ni mantequilla ya que la panceta tiene bastante grasa y la irá soltando a medida que se vaya cocinando. No es necesario tostarla demasiado, simplemente la doramos un poco y reservamos.
  3. En un bol echamos las crème freîche o la nata y los huevos previamente batidos y mezclamos bien.
  4. Añadimos una pizca de nuez moscada y otra de pimienta negra molida, batimos.
  5. Cuando vemos que la panceta está lista la añadimos al bol y removemos para integrar.
  6. Vertemos la mezcla sobre la masa prehorneada. Metemos al horno ya caliente a 200º C unos 20 o 25 minutos, hasta que veamos que el huevo está cuajado.
  7. Comprobamos que la quiche está horneada pinchándola con un palillo. Si sale seco es que ya está.
  8. La podemos tomar tanto fría como caliente, pero yo opino que recién salida del horno está en su plenitud. Simplemente de rechupete.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta receta de quiche Lorraine clásica en este álbum.

Consejos para una quicue Lorraine de rechupete

  • Puedes ayudar a que tu quiche tenga más sabor y un toque distinto añadiendo un puerro grande. Utiliza sólo la parte blanca en trozos muy pequeños y sofríelo, una vez pochado en un poco de aceite de oliva puedes añadirlo a la crema del relleno.
  • Si no encuentras puerro lo puedes sustituir por cebolla o incluso mezclar ambos ingredientes.
  • La crème fraîche es una crema fresca tradicional de la gastronomía francesa, de textura suave y aterciopelada, ligeramente ácida y con un sutil sabor a nuez.
  • Es bastante fácil de conseguir en cualquier supermercado o gran superficie. Aunque si no la encontráis podéis sustituir la crème fraîche por nata para cocinar con 35% de materia grasa o nata para montar.
  • Si te sientes creativo puedes probar otras combinaciones para tu quiche. Podéis prepararla con jamón en vez de bacon, con espinacas y piñones… Si no encuentras panceta puedes usar bacon o si prefieres una versión más ligera también puedes hacerla con tacos de pavo o jamón cocido. ¡Échale imaginación!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Carmen dice:

    La panceta ahumada …¿Es lo mismo que bacon? Y si no es lo mismo…¿de dónde salió el bacon?
    Aquí sólo hablamos de panceta. Las quichés son muy rápidas y sabrosas, a mi me encantan! Chao, y un saludo.

    • Alfonso dice:

      Sí Carmen, salen del mismo sitio, pero no son lo mismo. La es una porción de grasa mezclada con carne magra que proviene de la barriga del animal, de la parte unida al costillar. El bacon es más magro que la panceta y suele ser ahumado por lo que es más salado. Su sabor es más intenso que la panceta y se suele comprar en finas lonchas.

  2. Silvia Robinson dice:

    Debe ser deliciosa, seguro que la hare.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.