Tallarines o tagliatelle con salmón

Compartir Twittear
3/583 votos
Tallarines o tagliatelle con salmón

Ingredientes

  • 400 g de Tagliatelle Garofalo
  • 400 g. de salmón (3 rodajas un lomo de salmón fresco)
  • 250 ml de nata para cocinar
  • 1 cucharadita de eneldo picado
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)
  • 2 dientes de ajo
  • Agua abundante para cocer la pasta
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer pasta con salsa de salmón, nata y eneldo.

Una receta de pasta para cocinar en fin de semana o a diario, con una salsa súper fácil y todas las propiedades del pescado azul. Un plato de lujo para niños y mayores. Eso sí, no os voy a engañar, con unas cuantas calorías.

El salmón es un pescado graso, y la nata y la pasta también colaboran, así que tenemos una receta adecuada para que los más pequeños coman pescado y les de energía para quemar jugando en el patio del colegio. Últimamente el precio del salmón ha bajado mucho y cada vez lo empleo más en mi cocina. Acompañado con unos tallarines o taglatielle Garofalo es un éxito asegurado.

Un ingrediente de lujo que le da un punto especial a cualquier receta y nos apaña más de un plato. Desde un guiso de pescado, unas albóndigas, en papillote, en unas ricas brochetas de salmón, marmitako o a una buena sopa de pescado o marisco. Os animo como siempre a que las preparéis.

Limpieza del salmón. Antes de empezar a cocinar

  1. Le decimos a nuestro pescadero que nos corte unas rodajas de salmón o unos lomos. Si optamos por las rodajas, deberán ser de unos 2 cm. de ancho, para que luego cuando lo cortemos en dados nos queden trozos generosos.
  2. Lavamos el salmón y le quitamos la piel. Secamos con papel absorbente hasta que nos quede sin nada de agua. Si no soltará más agua de lo normal en la nata y nos quedará muy suelta. Cortamos en dados tal como veis en la foto. Reservamos en un plato.

Preparación de la salsa de nata y salmón

  1. Pelamos los dientes de ajo y les quitamos el germen o el tallo (así evitamos que la salsa nos repita). Los picamos muy finamente para que no molesten en la salsa.
  2. Vertemos 1 cucharada generosa de un buen aceite de oliva virgen extra a la sartén, añadimos el ajo y los dados de salmón. Cocinamos removiendo todo delicadamente con una cuchara de madera durante 2 minutos.
  3. Espolvoreamos por encima la cucharada de eneldo picado, sal y pimienta y vertemos la nata líquida. Mezclamos todos los sabores bien hasta que la salsa empiece a burbujear y seguidamente retiramos del fuego.
  4. Rectificamos sal y pimienta si lo necesitase. Removemos todo con suavidad para no romper mucho el salmón. Una vez que tenemos la salsa ya hecha reservamos para luego juntarla con los tallarines.

Preparación de los tagliatelle y presentación final.

  1. El primer paso es tener la salsa de nata y salmón ya preparada antes de que la pasta toque el agua. La salsa siempre debe esperar a los tagliatelle y no al revés.
  2. Calentamos en una cazuela un litro de agua por cada 100 gramos de pasta, es la medida recomendada por persona. No será necesario añadir aceite de oliva al agua de cocción para que la pasta no se pegue.
  3. Cuando empiece a hervir a borbotones echamos 1 puñado generoso de sal, unas 2 cucharadas rasas por cada 500 gramos de pasta.
  4. Seguidamente añadimos los tagliatelle, siempre todos juntos. Removemos con una cuchara de madera para que la pasta no se peguen y quede suelta.
  5. En el reverso o en este caso en la esquina inferior derecha del paquete de los tagliatelle viene el tiempo de cocción. Debemos guiarnos por estas instrucciones porque para cada tipo es distinto, en este caso son 8 minutos.
  6. Así conseguiremos lo que se llama pasta “al dente” o en su punto justo, es decir, que no se pase, aunque un gran consejo es probarla casi al final, por si acaso en el envase nos engañan. Una vez transcurrido el tiempo escurrimos la pasta inmediatamente y la juntamos con la salsa de salmón.
  7. Añadimos los tagliatelle recién hechos a la salsa de nata y salmón y mezclamos todo con una cuchara para que se junten bien los sabores. Opcionalmente, decoramos cada plato con un poco más de eneldo picado y los servimos recién hechos.

Desde luego es un plato sencillo y rápido de hacer, simplemente delicioso con salmón pero también con algún otro pescado que os guste.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en la receta de tallarines con salmón. No perdáis detalle y os saldrán perfectos.

Galería de la receta

Consejos para unos tallarines con salmón de rechupete

  • El salmón tiene una carne firme, jugosa y muy sabrosa. Aunque sea de un bonito color rosado, como buen pescado azul tiene un delicado y penetrante sabor a mar.
  • Lo mejor es hacerlo vuelta y vuelta para que podamos apreciar todas sus propiedades y su máximo sabor. A mí me gusta el salmón poco hecho, pero depende de cada uno. Yo os recomiendo dejarlo casi crudo, quedará más jugoso y acabará haciéndose en la nata.
  • En este caso con una salsa suave y de textura cremosa que le da la nata y ese toque del eneldo que me recuerda a mis vacaciones de verano en los países nórdicos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Mariluz dice:

    Todo un éxito, les encanto a mis invitados. Facil y delicioso!!!!

  2. Rocío dice:

    Lo he hecho hoy y la verdad que están buenísimos! Es la única receta con salmón fresco y pasta que les ha gustado a mis hijos. Muchas gracias.

  3. Yaya dice:

    Muchas gracias por la receta me encantó, (puse la mitad de nata y la otra mitad de leche semidesnatada, para eliminar calorías, quedó estupenda)
    Felicidades, todas tus recetas son geniales, un afectuoso saludo

  4. Francesco Pernucio dice:

    Delicioso. Muy parecido al que comí no hace mucho en Londres. Un verdadero placer, muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.