Rodaballo al horno con almejas

Compartir Twittear
3.6/55 votos
Rodaballo al horno con almejas

Info.

Ingredientes para Rodaballo al horno con almejas

  • 1 rodaballo de 1,5 Kg
  • 1 Kg. de patatas (gallegas preferiblemente)
  • 500 g. de almeja babosa gallega
  • 1 cebolla grande
  • 1 vaso de vino blanco (ribeiro, godello o albariño)
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)

Así de primeras el rodaballo es un pescado que a muchos os da bastante respeto el echarle la mano y prepararlo en la cocina, pero en realidad es muy  “agradecido” y podremos disfrutarlo en la mesa con recetas básicas y sencillas. En mi tierra en Galicia es muy típico cocinarlo en los días de celebración en casa, comprando un buen ejemplar salvaje, para darse un buen homenaje ese día. Por otra parte, está muy extendida su cría en acuicultura, y podemos encontrarlo en las pescaderías durante todo el año.

Veréis piezas de ración, de entre 300-350 gr., y otras de tamaño medio y grande. En la receta de hoy, cómo éramos 4 comensales, he comprado un rodaballo de 1,5 Kg. que encargué con antelación. Éste procedía de la zona del Gran Sol, en las costas de Gran Bretaña, también salvaje pero más económico que los que vienen de las Rías de Galicia. Decidle al pescadero que os lo prepare para hacer al horno. Le quitará las vísceras, las agallas, las aletas laterales y también unos cortes transversales, hasta la espina central. De esta manera, luego nos será más fácil el servirlo en la mesa, al estar las raciones ya divididas.

Para sacar nota con este plato, he acompañado el rodaballo con unas almejas gallegas, un toque de calidad y que convierte este plato en uno de mis favoritos cuando hay algo que celebrar en casa. También os encaja perfecto para los menús navideños. En el mercado encontraremos varias variedades de almeja, desde la fina y la babosa, de gran calidad y precio alto; hasta las más económicas, la rubia y la japónica. Al ser un día especial, me he decantado por  unas almejas babosas de la Ría de Arousa (Pontevedra), de excelente sabor. De todas maneras adaptad la receta a vuestro bolsillo, usando la almeja japónica, que es la más económica.

Preparación del rodaballo al horno con almejas

  1. Pondremos las almejas en remojo al menos un par de horas antes de cocinar, ya que luego es bastante desagradable el toparse con restos de arena al comerlas. Les echaremos un puñado de sal gruesa, y cambiaremos el agua 2-3 veces. Os recomiendo comprarlas lo más frescas posible y cocinarlas el mismo día, para aprovechar al máximo su calidad y auténtico sabor a mar.
  2. El rodaballo lo vamos a cocinar directamente en la bandeja metálica del horno, por lo que tendréis que tenerla limpia previamente. La engrasamos con aceite en la base, donde luego irán los alimentos.
  3. Pelamos las patatas y las cortamos en panadera (a lo ancho), en rodajas. La cebolla también las cortamos en láminas finas. Freímos las patatas en aceite bien caliente durante 5 min para que queden a medio punto, y luego acaben de hacerse en el horno. Reservamos sobre papel de cocina absorbente, para que suelten el exceso de aceite.
  4. Ponemos a precalentar el horno, 10 minutos a 200º C.
  5. Picamos el ajo y el perejil bien finos. En un cuenco, los mezclamos junto a 5 cucharadas de aceite de oliva. Este será el aderezo para el rodaballo. Lo dejamos macerar hasta usarlo más adelante.
  6. En la bandeja de horno, colocamos una base de patata y salamos. Por encima, la cebolla en rodajas, que también salamos ligeramente y la regamos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Lo lógico es que hagáis está base del tamaño aproximado del pescado, para que así quede tapada durante el horneado.
  7. Colocamos sobre esta base el pescado (con la parte blanca hacia abajo), que previamente hemos salado al gusto, y regamos todo con el vaso de vino blanco. Debe de quedar líquido en la bandeja, así de esta forma no se secará el rodaballo y se cocinará con el aroma y sabor del vino.
  8. Colocamos en la parte central del horno, y cocinamos 25 minutos a 180º C. El cálculo habitual es de 20 minutos para una pieza de 1 Kg., e ir subiendo un poco en función del peso total. Por ejemplo, si tenemos un rodaballo de 2 Kg., lo tendríamos en el horno unos 30 minutos.
  9. En una olla aparte, echamos medio vaso de agua, añadimos las almejas y ponemos a fuego fuerte. En tan solo 2-3 minutos estarán abiertas. Las retiramos con una espumadera y desechamos las que no se hayan abierto.
  10. Cuando falten 5 minutos del tiempo total, abrimos el horno y aderezamos el pescado con la mezcla que teníamos, repartiendo uniformemente.  Colocamos igualmente las almejas por toda la fuente. Dejamos cocinar otros 5 minutos y listo.

Retiramos del horno y llevamos directamente la bandeja a la mesa. Con una espumadera metálica o similar vamos sirviendo el pescado por los cortes previamente hechos, acompañado de la guarnición y las almejas. También habrá quedado en la fuente una salsa deliciosa, con los jugos del pescado y el vino en armonía.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.