Rollitos de chorizo y queso

Compartir Twittear
4/51 voto
Rollitos de chorizo y queso

Info.

Ingredientes para Rollitos de chorizo y queso

  • 8 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • 2 platos de chorizo regio Argal
  • 4 lonchas finas de queso (del que más os guste en casa)
  • Para rebozar: 2 huevos grandes y pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra suave (para freír)
  • Para acompañar: un poco de ensalada y salsa de mostaza a la miel

Hace unas semanas me propusieron un reto, cocinar con el amigo Sergio Señor una cena para unos amigos. Cocinar con un blogger de la categoría de Sergio daba un poco de respeto, pero tenemos buen rollo y al final todo salió de lujo.

Y por supuesto, la cosa no se quedo ahí, lo grabamos para que lo podáis ver en Canal Cocina, para aquellos que no tengáis este canal en vuestra TV, no os preocupéis va el vídeo del programa en esta receta.

Para este reto de Platos Argal pensé en una mezcla entre flamenquines cordobeses y bollos preñados asturianos, un aperitivo contundente y que gustará a todo el mundo. Además de estar deliciosos se preparan en 10 minutos.

El reto consistía en cocinar y picarse un poco con la mejor receta con diferentes embutidos de la conocida marca española.

Preparación de los rollitos de chorizo

  1. Vamos calentando el aceite de oliva virgen extra suave para la fritura, mejor en una sartén donde podamos freír 2 tandas de 4 rollitos. Cogemos una rebanada de pan de molde sin molde y la aplástamos con un rodillo de forma que quede bien fina. Hacemos esto con todas las rebanadas de pan de molde, si solo tienes pan de molde con corteza será mejor que le cortes la corteza pues esta receta queda mucho mejor con pan de molde sin corteza.
  2. Las colocamos sobre una bandeja y encima de cada rebanada ponemos una loncha de queso y unas lonchas de chorizo regio Argal de forma que cubran la superficie del pan. Debemos dejar un extremo del pan sin cubrir para que podamos enrollar sin problemas. A continuación, enrollamos dando la forma de un flamenquín cordobés.
  1. Batimos los huevos y añadimos una pizca de sal. Si quieres puedes añadir también un poco de pimienta negra recién molida.
  2. Empanaremos los rollitos con el clásico rebozado, pasándolos por huevo y pan rallado. Pasamos los rollitos por el huevo batido y a continuación por el pan rallado. Asegúrate que se quede bien cubierto de pan rallado, sobre todo los extremos. Lo mejor es rebozar con una sola capa para que no sea demasiado grueso. Así resultan más ligeros y absorben menos aceite en la fritura.
  3. Para obtener unos rollitos de chorizo más crujientes podemos usar pan rallado crujiente que venden en cualquier supermercado o gran superficie.
  4. Para freír nos interesan aceites con alto punto de humo que se oxiden (quemen) menos. Esto depende de la calidad del aceite que empleemos, yo os recomiendo un aceite de oliva virgen extra suave, por ejemplo un arbequina. Estos aceites nos permitirán freír a alta temperatura resultando un empanado crujiente tras un corto proceso, por lo que el interior quedará más jugoso.
  5. Cuando tengamos todos los rollitos preparados calentamos abundante aceite en una sartén y los vamos friendo a temperatura media-alta. En 2 tandas para no bajar en exceso la temperatura del aceite. Es importante que el aceite no esté muy caliente al freírlos, así evitamos que se queden muy tostados por fuera y crudos por dentro. Los cocinamos 1 minuto por cada lado hasta que estén bien dorados.
  6. Retiramos a una bandeja con papel de cocina para absorber el aceite sobrante y servimos acompañados con un poco de vuestra ensalada preferida, a mi me encantan con un buen puñado de canónigos, que acompañen bien al rollito. Y por último añadimos por encima vuestra salsa preferida, a estos rollitos de chorizo le va genial la mostaza con miel, amargo y dulce, perfecto para el chorizo. Ya veréis como los preparáis varias veces en casa para cenar porque son rápidos y muy sencillos, están de rechupete.

Puedes preparar los rollitos con cualquier otro ingrediente de Platos Argal, el jamón o el lomo le van genial también. Jugad con quesos de mayor o menor intensidad, el jamón Argal por ejemplo iría genial con unas lonchas de queso manchego o queso roquefort. Lo importante es que las lonchas deben ser bien fino para que no rompa el pan al formar el rollito.

Una cosa que debes tener en cuenta es que si haces los rollitos y no los fríes inmediatamente el pan empezará a esponjar y no quedará fino estropeando nuestro rollito.

Un buen truco para que esto no pase es una vez hecho el rollito de chorizo envolvemos con papel film transparente para que conserve la forma. De este modo podemos preparar los flamenquines por la mañana y a la hora de comer quitamos el papel y estarán perfectos para freír.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Perfectas para una cena ligera, una fiesta o porque sí, una manera deliciosa de compartir la comida con los amigos y la gente a la que queréis.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.