Rollitos de primavera chinos

Compartir Twittear
4.2/553 votos
Rollitos de primavera chinos

Info.

Ingredientes para Rollitos de primavera chinos

  • 200 gr. carne de ternera picada
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 200 g. col china o repollo
  • 100 g. brotes de soja
  • ½ pimiento rojo
  • 8 hojas de masa filo
  • Salsa de soja
  • Aceite de sésamo
  • Aceite de girasol para freír

Los rollitos de primavera, arrollado primavera, chun kun o lúmpia, dependiendo del país en que nos encontremos, es un plato fácil y muy resultón que se encuentra entre los más identificativos de la cocina china fuera de sus fronteras.

Tradicionalmente se preparan en China como parte de la celebración del Año Nuevo Chino, que suele tener lugar con la llegada de la primavera.

En occidente se ha confundido esta receta con una muy similar, también china, el rollo de huevo. La diferencia estriba en que el rollito de primavera es de masa menos fina y de menor tamaño que los rollos de huevo, que se parecen más a los que suelen servirnos en los restaurantes chinos.

Otra diferencia es que el rollo de huevo se prepara con masa de harina de trigo, mientras que el rollito de primavera suele ser con harina de arroz. La confusión es tal que, en ocasiones, suele emplearse ambos nombres para ambos platos indistintamente.

En cualquier caso, tanto uno como otro, no son más que un rollo de pasta relleno de verduritas en juliana y carne picada que se fríe en abundante aceite. Las verduras más utilizadas son la col china, la zanahoria y los brotes de soja, aunque se les puede incluir también setas e incluso fideos celofán, elaborados a partir de la soja.

Existen variedades de este plato en casi todas las cocinas asiáticas, siendo típicos de Thailandia, Corea, Indonesia y Japón. Suelen servirse acompañados de salsa agridulce o salsa de soja.

 Preparación de los rollitos de primavera

  1. Cortamos las verduras en juliana y reservamos. En un wok, o en una sartén si no tuvierais, añadimos 3 cucharadas de aceite para freír. Cuando esté bien caliente agregamos la col y la cebolla. Rehogamos removiendo constantemente hasta que la verdura esté al dente. No debe quedar muy pochadita sino un poquito crujiente.
  2. Cuando esté casi lista añadimos al wok una cucharada de salsa de soja y unas gotitas de aceite de sésamo. Removemos unos segundos y retiramos.
  3. En el mismo wok volvemos a añadir un par de cucharadas de aceite para freír. Cuando esté caliente añadimos la zanahoria ya troceada y repetimos la operación. La cocinamos removiendo constantemente hasta que esté al dente, añadimos una cucharada de soja y un chorrito de aceite de sésamo, removemos y retiramos.
  4. Seguimos el mismo proceso con el pimiento en juliana y reservamos.
  5. Volvemos a engrasar el wok y esta vez incorporamos la carne picada. Podríamos sustituir la carne de ternera por cerdo o pollo sin problema, incluso eliminarla totalmente y convertir los rollitos en sólo vegetales.
  6. Dejamos que se cocina la carne a fuego alto hasta que comience a dorarse. Agregamos los brotes de soja, dos cucharadas de salsa de soja y un chorrito de aceite de sésamo y seguimos cocinando durante 1 o 2 minutos. Añadimos al wok el resto de verduras que tenemos reservadas y dejamos 2 minutos que se mezclen los sabores. Retiramos del fuego y reservamos hasta que se temple.
  7. Estiramos una hoja de pasta filo en una superficie de trabajo y colocamos una porción del relleno intentando reducir al máximo la cantidad de salsa. Si la mezcla está muy húmeda podría romperse la fina hoja de pasta filo.
  8. Enrolamos haciendo un rollo utilizando toda la hoja y freímos en abundante aceite. Estará listo en apenas 1 o 2 minutos. Retiramos a una bandeja con papel absorbente y servimos caliente.

Quedan perfectos acompañados por salsa de soja o salsa agridulce.

Preparación de la salsa agridulce

La salsa agridulce se trata de mezcla los sabores ácido y dulce. Es muy fácil de hacer en casa, los ingredientes a utilizar son:

  • 75 ml. de vinagre de vino blanco.
  • 100 g. de azúcar.
  • 50 g. de ketchup.
  • 75 ml. de agua.
  • 1 cucharadita tipo postre de almidón de maíz, tipo Maizena.
  1. En un cazo calentamos el vinagre, el azúcar y el ketchup. Diluimos la cucharadita del almidón de maíz en el agua, y se la añadimos a la mezcla anterior cuando se empiece a calentar un poco.
  2. Sin dejar de remover en todo el proceso (sino se pegará a la cazuela) hasta que espese un poquito. Dejamos enfriar y ya tenemos la salsa agridulce casera para nuestros rollitos primavera.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Joaquin dice:

    Me ha gustado todo muy bien especificado bravo os felicito por como lo habéis hecho muy fácil de lo bien que lo explicáis.

  2. Lourdes Aguirre dice:

    Deliciosos estos rollitos

  3. Francys dice:

    Hola me encantan tus recetas!
    Pero quisiera una ayuda. Que otra alternativa aparte de la masa filo? ya que aquí en mi país es complicado acceder a ella y quisiera poder hacerlas ya que me encantan estos rollitos! Gracias.

    • Alfonso dice:

      Hola Francys! Pues para que queden tan finitos, te recomendaría papel de arroz o similar. También, si te da igual que queden más gruesos, con hojaldre súper fino, alisando lo más posible con el rodillo.
      Espero que te gusten y te salgan de rechupete. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.