Ropa vieja, carne mechada o desmechada

Compartir Twittear
0/50 votos
Ropa vieja, carne mechada o desmechada

Info.

Ingredientes para Ropa vieja, carne mechada o desmechada

  • 1 K. de falda de ternera (parte sin hueso)
  • 2 tomates medianos
  • 2 cebollas medianas
  • 1 pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco picado (2 cucharadas)
  • Pimienta negra molida
  • Comino molido
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Sal fina

Esta receta es muy popular en varios países de la zona de Centroamérica, como Venezuela, Colombia, Costa Rica o Panamá. El nombre que recibe, significa que se trata de carne desmenuzada, deshebrada, que se cocina acompañada de muchos ingredientes y condimentos típicos de estos países. En España en algunas zonas la llaman ropa vieja, carne desmechada o mechada en donde la preparación no dista mucho de la que hacen nuestros amigos en Centroamérica y se emplea siempre la falda de la vaca, aunque podemos encontrar la misma preparación con carne de cerdo.

Yo la conozco principalmente por amigos de Venezuela, donde la carne mechada es una de las recetas más típicas. Se usa para el relleno de las conocidas arepas, de bollos, de empanadas y para comer tal cual junto a papas (patatas), arroz blanco, frijoles y plátano frito. La carne mechada también es uno de los componentes de uno de los platos nacionales venezolanos, el llamado “Pabellón Criollo” La carne que vamos a utilizar es la de la parte de la falda de ternera, que una vez cocinada, tiene la textura adecuada para deshebrarla con facilidad. Es un corte económico, con una carne sabrosa y para esta receta, debemos de comprar la parte que no tiene hueso. Al ser guisada lentamente, resultará un plato muy sabroso.

Os voy a proponer la receta express, hecha en olla rápida, para acortar los tiempos. Si la hiciésemos en una olla normal, nos llevaría más de 2 horas, por lo que os recomiendo más esta opción. Va a quedar igual de rica, eso os lo aseguro, porque la hemos comido esta semana en casa.

Preparación de la carne mechada

  1. Cortamos el trozo de falda en dos, para que sea más manejable a la hora de cocinarla. Salpimentamos al gusto. En una olla rápida (express) vertemos una lámina de aceite de oliva, ya  fuego fuerte marcamos la carne por todos sus lados.
  2. De esta manera, sellamos la parte exterior y nos resultará más jugosa por dentro. Cuando esté con un tono dorado, la retiramos y reservamos.
  3. Ahora cubrimos con agua la carne y salamos. Una vez que comience a salir vapor, cocinamos a fuego fuerte durante 20-25 minutos, dependiendo del grosor de los trozos de carne. Si es una pieza entera necesitará un poco más de tiempo.
  4. Pasado el tiempo, retiramos la falda y le damos un corte para comprobar que está en su punto. Debe de estar tierna pero sin que suelte sangre. Vamos a dejar que se atempere un poco, para que podamos luego manejarla con las manos sin quemarnos. Reservamos el caldo.
  5. Cuando esté menos caliente, vamos cortando porciones de carne, de aproximadamente medio cm. y con las manos, la vamos desmenuzando. Procurad que los cortes vayan en el sentido de las capas de la carne, así os será más fácil la tarea. Debido a su textura, lo haremos sin dificultad. Si no os dais maña, también podemos ayudarnos de un robot picador.
  6. Lavamos las verduras. Picamos la cebolla en juliana y el pimiento en tiras del mismo tamaño. Los dientes de ajo los picamos bien finos. Pelamos los tomates, les retiramos las pepitas y los picamos en pequeños dados.
  7. En una sartén amplia, echamos un poco de aceite y calentamos. A fuego medio, sofreímos primero el pimiento 3-4 minutos, y luego añadimos cebolla y ajo. Mezclamos y salamos al gusto. Dejamos pochar 10 minutos y ahora toca del turno del tomate natural.
  8. Volvemos a mezclar, echamos media cucharadita de café de comino picado, y bajamos el fuego. Dejaremos cocinar unos 15 minutos hasta que estén las verduras bien blanditas.
  9. Toca el turno de la carne “mechada”. La echamos en la sartén junto a un vaso (200 ml.) del caldo de cocinar la carne, y mezclamos con cuidado. Seguimos  cocinando durante 20 minutos a fuego bajo, hasta que casi se haya evaporado el caldo. La carne tiene que resultar bien jugosa y las verduras blanditas.

Como os comenté al principio, podéis acompañar la carne mechada de lo que más os apetezca. Unas patatas fritas o asadas, unos frijoles negros o como en mi caso de arroz blanco. Es un plato que lleva su tiempo pero la carne mechada es deliciosa, vais a quedar encantados con esta receta.

Os dejo con el mail de Félix Guinand desde Venezuela: “Sigo desde hace tiempo con mucho interés todas sus recetas y recomendaciones, ya que me encanta cocinar y comer bien, aunque este, hasta ahora, no es mi oficio. Soy venezolano y en ésta oportunidad en la que veo la receta de la típica carne desmechada, le sugiero que la misma aunque normalmente se hace con falda, queda muchísimo mejor con lo que se llama “pollo de res” (aquí en Venezuela) o colita de res (como la llaman en Argentina)

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.