Roscos o Rosquetes de Cádiz

Compartir Twittear
5/51 voto
Roscos o Rosquetes de Cádiz

Info.

Ingredientes para Roscos o Rosquetes de Cádiz

  • Para la masa: 30 g. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 limón
  • 1 cucharadita de semillas de anís
  • 1 huevo grande
  • 110 g. de azúcar
  • 1/4 cucharadita de canela molida
  • 190 g. de harina de trigo común 00
  • 1/2 cucharadita de levadura química

Cómo hacer roscon o rosquetes de Cádiz.

La Semana Santa en España es un festival de dulces tradicionales de estas fechas, como las torrijas, la tradicional mona de Pascua, los buñuelos de viento, la leche frita, los deliciosos pestiños y mucho más.

Algunos de ellos más conocidos que otros, pero todos absolutamente deliciosos. Dentro del segundo grupo, los dulces de Semana Santa menos conocidos, están los roscos o rosquetes de Cádiz.

Es lo que tiene que sean una elaboración local, propia de Cádiz (como habréis podido deducir), pero aquí estamos para poner remedio al asunto. Tenemos que decir que nosotros los hemos descubierto recientemente y hemos caído rendidos a sus pies.

Estos roscos o rosquetes de Cádiz son un postre que sabe a pasado, a la cocina de nuestras abuelas, y que ha soportado elegantemente el paso del tiempo y las modas, encontrándose hoy en día en muchas pastelerías del sur de nuestro país.

En su elaboración no se necesita más que un puñado de ingredientes básicos: harina, huevo, anís, azúcar, limón, canela y buen aceite, y nuestras manos.

Nada de utensilios raros e imposibles, es que ni una sartén porque estos roscos se cuecen en el horno. Algo de agradecer, pues son más ligeros que las rosquillas fritas cuya masa es muy similar a esta.

Os animamos a que los hagáis hoy mismo, que seguro que tenéis todos los ingredientes a mano, y que disfrutéis de ellos con el café de la sobremesa, a la hora de la merienda o mañana para desayunar.

Preparación de la masa de los Roscos o Rosquetes de Cádiz

  1. Pelamos la mitad del limón, procurando no llevarnos nada de la parte blanca para que no amargue, y la colocamos en una sartén pequeña junto con el aceite.
  2. Llevamos la sartén al fuego y calentamos el aceite. Cuando empiece a chisporrotear apagamos el fuego.
  3. Retiramos la sartén y desechamos la piel de limón. Este pequeño gesto es suficiente para que el aceite se aromatice.
  4. A continuación, agregamos las semillas de anís al aceite caliente y dejamos infusionar durante un cuarto de hora aproximadamente, mientras el aceite se atempera.
  5. Mientras tanto, en un recipiente amplio y profundo, batimos el huevo y el azúcar.
  6. Solo queremos mezclar, así que no hace falta que sean unas varillas eléctricas ni nada parecido.
  7. Rallamos la otra mitad del limón y la agregamos a la mezcla anterior junto con la canela molida. Removemos de nuevo para incorporar.
  8. Luego añadimos el aceite de oliva virgen extra infusionado y atemperado y la harina de trigo.
  9. Removemos con una cuchara de madera o similar antes de transferir a una superficie de trabajo limpia y amasar durante un minuto aproximadamente.

Reposo de la masa. Forma de los Roscos. Horneado y presentación final

  1. Cuando tengamos una masa homogénea, la envolvemos en papel film y dejamos reposar en la nevera 30 minutos.
  2. Transcurrido el tiempo de reposo, tomamos pequeñas porciones de la masa y las hacemos rodar sobre la mesa o en las palmas de las manos para formar cilindros.
  3. Precalentamos el horno a 180º C.
  4. Enrollamos cada cilindro y apretamos los extremos para asegurar que no se abren durante el horneado.
  5. Colocamos los roscos sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado o una lámina de silicona y los cocemos en el horno.
  6. Horneamos a 180ºC con calor convencional arriba y abajo, durante unos 8-10 minutos.
  7. Los retiramos antes de que se empiecen a dorar y dejamos que se enfríen en la misma bandeja de horno. Servimos al gusto.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de roscos o rosquetes de Cádiz en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrán unos roscos de Cádiz.

Consejos para unos Roscos o Rosquetes de Cádiz de rechupete

  • Duran mucho tiempo en buen estado, aunque no nos ha dado tiempo a comprobar cuántos días porque cada vez que los hemos hecho… ¡han volado!
  • Es importante no dejar que los roscos se doren, son un dulce con un aspecto blanquecino. Aunque si nos pasamos con el tiempo de horno tampoco va a pasar nada. Simplemente quedarán más duros, pero igualmente ricos.
  • Los roscos o rosquetes de Cádiz no son tiernos, adquieren consistencia al enfriarse y quedan muy crujientes. Por eso conviene no hacerlos muy gruesos.
  • La masa es ligeramente pegajosa y no hay que añadir más harina. Con el reposo de media hora se vuelve más manipulable. No obstante, nos podemos engrasar las manos para facilitar la tarea de porcionar la masa y darles forma.
  • Aguantan muchos días en un recipiente hermético, aunque dudamos de que lleguéis a saber nunca el tiempo exacto porque vuelan de la cocina por arte de magia. Y es que están de rechupete.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.