Rosquillas venezolanas o rosquitas caracheras de leche

Dificultad media50 min.6 pers.
4.4/514 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Rosquillas venezolanas o rosquitas caracheras de leche

Ingredientes

  • 190 g de harina de trigo de todo uso
  • 75 g de azúcar blanquilla
  • 4 g. o una cucharadita de extracto de vainilla
  • 60 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 4 g de levadura química o en polvo
  • 60 ml. de leche entera
  • 3 g. de sal

Cómo hacer rosquillas venezolanas o rosquitas caracheras de leche

Ya sabéis mi pasión por las rosquillas, las he publicado en todos los formatos posibles, tenemos más de 40 recetas distintas, aunque las rosquillas fritas, las tradicionales rosquillas de anís o las rosquillas ronceras están entre mis preferidas.

En mi búsqueda de la rosquilla perfecta, nos hemos cruzado varias veces con las rosquillas venezolanas que se hacen al horno, ya sea en libros de cocina o en internet, y siempre nos ha llamado la atención esa forma tan bonita que tienen.

Teníamos pendiente prepararlas, así que hoy nos hemos dicho “ha llegado el momento” y aquí están. A su atractivo exterior sumamos, después de habernos metido unas cuantas entre pecho y espalda, que son una delicia que no os podéis perder.

Además, por añadir más bondades a la lista, su elaboración es súper fácil y no requieren de ingredientes raros. Mantequilla, azúcar, vainilla, harina, levadura, sal y leche. Seguro que los tenéis en casa ¿verdad? Pues ya estáis tardando en poner en práctica nuestra receta. Además, como podéis ver estas rosquillas no llevan huevo y esto las convierte en el dulce perfecto para alérgicos e intolerantes. Otro punto a su favor.

Las rosquillas venezolanas o rosquitas de leche son propias del pueblo de Carache, en el estado Trujillo en Venezuela. Se suelen preparar en Navidad en grandes cantidades y consumir a lo largo de las fiestas, ofreciéndolas a los invitados con el café. Nada nos impide hacerlas en cualquier otra época del año, de hecho nosotros ya estamos con la segunda tanda. ¿Y vosotros? ¿Os animáis con ellas?

Preparación de rosquillas venezolanas o rosquitas caracheras de leche

  1. En un recipiente hondo introducimos la mantequilla junto con el azúcar y batimos con unas varillas eléctricas. Para que sea más fácil conseguir que ambos ingredientes se integren y podamos blanquear la mezcla, conviene que la mantequilla esté muy blanda, casi fundida. A continuación añadimos la esencia de vainilla y continuamos batiendo.
  2. Por otro lado mezclamos la harina con la levadura química y la sal. Pasamos por un tamiz o colador y la agregamos a la mezcla anterior, poco a poco y alternando con la leche, mientras batimos con las varillas eléctricas.
  3. Obtendremos una masa consistente y con aspecto rugoso. Que no cunda el pánico, para homogeneizar dejamos las varillas de lado y trabajamos con una lengua de silicona. La masa quedará suave y algo elástica.
  4. Cubrimos el recipiente con un trapo limpio y dejamos que repose la masa durante 10-15 minutos dentro de la nevera. Así toma cuerpo, endurece un poco y resulta más fácil de manejar cuando toque formar las rosquillas.
  5. Pesamos la masa y dividimos entre 24. Formamos bolitas con el peso resultante para que nos queden toda las rosquillas de igual tamaño.
  6. Estiramos una porción de masa sobre la mesa de trabajo, formando un cilindro largo y fino. Doblamos por la mitad y retorcemos sobre sí mismo para formar un cordón. Unimos los extremos formando la rosquilla, presionando ligeramente para que quede bien cerrada. Repetimos la operación con el resto de la masa.

Horneado y presentación final de las rosquillas

  1. Colocamos todas las rosquillas sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal o con un tapete de silicona. Por último pincelamos las rosquillas con un poco de leche.
  2. Introducimos la bandeja en el horno, precalentado a 175 °C con calor arriba y abajo, y cocemos las rosquillas durante 14-16 minutos o hasta que la base esté ligeramente dorada.
  3. Retiramos la bandeja del horno y trasladamos las rosquillas a una rejilla metálica para que se enfríen más rápidamente.
  4. Servimos con un vaso de leche para merendar, el café de la sobremesa o las disfrutamos tal cual.

Ideales para acabar una comida y empezar una sobremesa. Perfectas para acompañar con un licor o un chocolate caliente a la taza.

Sigue paso a paso esta receta de rosquillas venezolanas o rosquitas caracheras de leche en este álbum. No os perdáis detalle para que os salgan perfectas.

Galería de la receta

Consejos para unas rosquillas venezolanas o rosquitas caracheras de leche perfectas

  • Podéis utilizar unas varillas eléctricas o un robot para preparar la masa. Ayuda a la hora de conseguir la textura necesaria, pero no es indispensable. No te quedes sin probarlas por no tener ninguno de estos aparatos.
  • La masa necesita reposar antes de formar las rosquillas. Es más fácil de manejar si está fría de la nevera así que no te saltes este paso. Si vas con prisas, mejor deja su elaboración para otro momento.
  • Las rosquillas venezolanas aguantan en perfecto estado de revista durante días, aunque es posible que no tengas oportunidad de comprobarlo porque son tan deliciosas que van a volar.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.