Tarta cerebro. Postre de fresa para Halloween

Fácil30 min.8 pers.
5/51 voto

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Tarta cerebro. Postre de fresa para Halloween

Ingredientes

  • 300 g. de bizcocho (sobras, recortes, etc)
  • 10 g. de mermelada de fresa
  • 200 g. de queso crema
  • 20 g. azúcar glasé
  • Colorante alimentario de color rojo y rosa
  • 20 g. de sirope de fresa

Llámalo Samaín o Samhain, Día de Muertos, Noche de brujas, Halloween… o simplemente fiesta. Porque sí. Llámalo como quieras, como te apetezca, aprovechando la ocasión para pasarlo bien. Las celebraciones, sean de donde sean, nos encantan y no nos lo pensamos dos veces a la hora de sumarnos a ellas. Cuantas más, mejor.

Yo no celebré Halloween cuando era pequeño. Y, como yo, muchas otras personas que visitáis esta web cada día. Pero no podemos negar que esta fiesta llegó a España hace ya unos cuantos años y que, poco a poco, ha conseguido instalarse entre nuestras costumbres.

Halloween ha venido para quedarse y celebrarlo alrededor de la mesa es ya de lo más corriente. Por eso, desde hace años, os traigo postres, recetas e ideas con las que sorprender a los vuestros. Hoy le toca el turno a la tarta cerebro, un bocado dulce de lo más llamativo.

Sencillísima de preparar y muy rápida. En media hora está lista para llevar a la mesa. Solo se necesitan una serie de ingredientes básicos y un poco de maña a la hora de usar la manga pastelera, pero no hace falta ser extremadamente precisos. Ahí radica el espíritu de Halloween. Cuanto más realista quede, mucho mejor.

Preparación de tarta cerebro de Halloween

  1. Introducimos los bizcochos en un bol amplio y los frotamos con las manos hasta convertirlos en migas finas. Podemos también usar un procesador de alimentos para ayudarnos con la tarea, como he hecho yo. Lo importante es que el bizcocho quede bien desmigado, lo más fino posible.
  2. Una vez listo le añadimos la mitad del queso crema, la mermelada de fresa y 1/4 cucharadita de colorante rojo. Removemos bien para incorporar todos los ingredientes y obtener una masa homogénea y compacta.
  3. Forramos con film transparente un bol pequeño, mejor sí es ovalado -aunque redondo también nos valdrá-. Volcamos la mezcla de bizcocho en el interior, presionamos para acomodarlo bien y que no queden huecos ni burbujas de aire. Tapamos con papel film y reservamos en la nevera.
  4. A continuación mezclamos el queso crema con el azúcar glasé y un poco de colorante rosa. Removemos bien hasta que tenga un color homogéneo e introducimos la crema de queso en una manga pastelera con boquilla redonda. Si vamos a servir la tarta inmediatamente, pasamos a decorarla. Si no es el caso, guardamos todo en la nevera y decoramos en el último momento.
  5. Desmoldamos el bizcocho y con ayuda de las manos aplastamos un poco por los laterales para acentuar la forma ovalada de un cerebro y conseguir que se vea más realista al cerebro. Con ayuda de una brocheta o el lado romo de un cuchillo marcamos la separación de los hemisferios haciendo una hendidura a lo largo de la parte central, longitudinalmente.

Decoración y presentación final de la tarta cerebro

  1. Con mucho cuidado decoramos toda la superficie con la crema de queso, haciendo las formas características del cerebro. Aquí hay que tener un poco de maña, cuidado y control de la manga, aunque no tiene que quedar perfecto. Yo hago primero una mitad -es decir, un hemisferio- y después procuro hacer el mismo dibujo en el otro.
  2. Por último rellenamos los huecos y separaciones más grandes con sirope de fresa, usando un biberón de cocina o un pincel para no deformar la crema de queso, que es muy delicada.
  3. Una vez lista nuestra tarta cerebro solo nos queda llevarla a la mesa y disfrutarla con un café a la hora de la sobremesa, con una copita de licor o tal cual. ¡Al gusto del comensal.

Podéis ver todas las fotos de esta receta paso a paso en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrá una tarta cerebro para Halloween de rechupete.

Galería de la receta

Consejos para una tarta cerebro de rechupete

  • Esta tarta tiene poca complicación porque no hay ni que hornear un bizcocho, aunque si lo queréis hacer bienvenido sea.
  • Yo suelo guardar restos de bizcocho en el congelador y me viene genial tirar de ellos para ocasiones como esta. Pero he de decir que también he comprado bizcochos de soletilla o de otra clase para preparar esta tarta en ocasiones anteriores.
  • La mermelada de fresa se puede sustituir por cualquier otra que tengáis a mano. No hace falta que la compréis exclusivamente para esta receta.
  • Los colorantes que venden en los supermercados, que son líquidos, son poco potentes y no colorean lo suficiente como para dar a esta tarta el color que merece. Recomiendo que os hagáis con colorantes en gel, que son los mejores y con un poquito se consiguen colores muy vivos. Además duran mucho tiempo.
  • En caso de no tener boquilla redonda, podéis cortar la punta de la manga pastelera y usarla tal cual, escudillando la crema de queso sobre la base de bizcocho procurando que os quede lo más realista posible.

30 minutos

Para 6 personas

●       1,05 €/persona

●       285 kcal por 100 g

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.