Tarta de chocolate para Halloween

Compartir Twittear
5/52 votos
Tarta de chocolate para Halloween

Info.

Ingredientes para Tarta de chocolate para Halloween

  • Para el bizcocho de chocolate: 335 g de harina de trigo
  • 95 g de cacao puro en polvo
  • 10 g de levadura química
  • 13 g de bicarbonato sódico
  • Una pizca de sal
  • 150 g de mantequilla fundida
  • 275 g de azúcar
  • 375 ml de leche
  • 3 huevos
  • Una cucharada de esencia de vainilla
  • 275 g de agua caliente
  • Para el relleno: 225 g de mantequilla
  • 225 g de azúcar glas
  • 185 g de crema de cacao y avellanas
  • Una cucharadita de esencia de vainilla
  • Una pizca de sal
  • 3 cucharadas de nata líquida
  • 3 cucharadas de cacao puro en polvo
  • Para la decoración de la tarta, las patas de las arañas: 75 g de chocolate negro para postres

Cómo hacer tarta de chocolate para Halloween.

Halloween está a la vuelta de la esquina y venimos con una nueva sugerencia dulce que puede ser el broche de oro de vuestra celebración.

Estamos en fechas complejas si nos gusta el postre o si queremos hacer dieta, los buñuelos de viento, los panellets o empiñonados, los huesos de santo y las recetas con calabaza se juntan con galletas de araña, deliciosos brownies fantasma o los bizcochos Frankenstein.

Esta tarta de chocolate con arañas para Halloween es atractiva, original y tiene todas las papeletas de enamorar a quien tenga la suerte de compartirla con vosotros.

Se trata de una tarta de capas o layer cake elaborada con bizcocho de chocolate, crema de cacao y avellanas y arañas de chocolate.

Puede desatar la locura entre los amantes del chocolate pues es deliciosa, jugosa y suave, así que avisados quedáis. Eso sí, es contundente y llena bastante.

Sed comedidos a la hora de repartir este postre. Hacer porciones y servir para que nadie explote con ella. Porque no van a dejar nada en el plato, está demasiado rica como para que esto ocurra.

Si no queréis ir pillados de tiempo, podéis preparar los bizcochos, las cremas y las patas de araña el día anterior o, incluso, dos días antes. Los bizcochos son ultra jugosos y, bien envueltos en papel film, aguantan en la nevera varios días en buenas condiciones.

Adelantado todo este trabajo, el día de Halloween o Samaín solo tenéis que montar la tarta y ¡a disfrutar!

Preparación de los bizcochos base para la tarta

  1. Comenzamos preparando los bizcochos de la tarta para que tengan tiempo de enfriar antes del montaje.
  2. Precalentamos el horno a 180º C, con calor arriba y abajo. Forramos la base de cuatro moldes de horno de 18 cm con papel vegetal.
  3. Tamizamos la harina, el cacao, la levadura química, el bicarbonato sódico y una pizca de sal.
  4. Calentamos la mantequilla y la batimos con el azúcar, los huevos y la leche.
  5. Incorporamos los ingredientes secos, removiendo con suavidad y, por último, el agua caliente. Removemos de nuevo hasta obtener una masa homogénea.
  6. Dividimos la masa para los bizcochos entre los cuatro moldes y los introducimos en el horno, donde los cocemos durante 20 minutos.
  7. Transcurrido este tiempo, retiramos los moldes y dejamos enfriar completamente antes de desmoldar.
  8. Para que los bizcochos tomen más cuerpo y resulte más sencillo montar la tarta, los envolvemos individualmente en papel film y los guardamos en la nevera.

Preparación del relleno y cobertura de la tarta

  1. Seguimos con la preparación de la crema de cacao para el relleno y la cobertura.
  2. Para ello batimos la mantequilla hasta que esté muy cremosa, ayudándonos de unas varillas eléctricas o un robot de cocina.
  3. Sin dejar de batir añadimos el azúcar glasé, poco a poco, la vainilla y un pellizco de sal. A continuación agregamos la crema de cacao y avellanas y la nata.
  4. Separamos tres o cuatro cucharadas de la crema y le añadimos el cacao en polvo.
  5. Removemos bien hasta homogeneizar y pasamos a una manga pastelera con una boquilla lisa pequeña.
  6. Con esta crema haremos la tela de araña de la superficie y los cuerpos de las arañas.
  7. Reservamos las dos cremas en la nevera hasta el momento de utilizar.

Preparación de las patas de araña. Decoración

  1. Terminamos las pre elaboraciones con las patas de las arañas. Para ello fundimos el chocolate negro, ya sea en el microondas a intervalos de calor cortos o al baño maría.
  2. Introducimos el chocolate fundido en una manga pastelera y cortamos la punta, dejando un agujero pequeño.
  3. Sobre un tapete de silicona o papel sulfurizado dibujamos las patas de araña, en forma de V invertida.
  4. Introducimos en la nevera y dejamos endurecer durante unos minutos.

Montaje y presentación final de la tarta de Halloween

  1. Para montar la tarta vamos a usar tres bizcochos, pero se pueden usar los cuatro. Dependerá de vuestro gusto y del número de comensales.
  2. Cortamos la joroba superior de cada bizcocho. Despegamos una de ellas y guardamos las otras para otra elaboración (podemos hacer bizcobolas o cake pops, por ejemplo).
  3. Colocamos uno de los bizcochos en un plato o tabla de servir y cubrimos con una capa de relleno.
  4. Cubrimos con otro bizcocho y repetimos la operación. Terminamos con un tercer bizcocho.
  5. Cubrimos la superficie y laterales con una fina capa de relleno.
  6. Tomamos la crema de cacao que tenemos en la manga pastelera y dibujamos varios círculos paralelos en la superficie de la tarta. Con una brocheta o un palillo los rompemos de forma radial para formar la telaraña.
  7. Con la misma crema formamos los cuerpos de las arañas sobre la telaraña: cabeza pequeña redonda y cuerpo más grande y alargado.
  8. Colocamos las patas de chocolate con sumo cuidado y procurando no tocar mucho el chocolate porque se derrite muy rápido. Son muy frágiles.
  9. Terminamos de decorar poniendo el bizcocho desmigado en todo el borde de la tarta y guardamos en la nevera hasta el momento de servir.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en este álbum de receta de la tarta de chocolate para Halloween.

Galería de la receta

Consejos para una tarta de chocolate para Halloween perfecta

  • Las patas de chocolate son muy delicadas, conviene no hacerlas demasiado finas para que no se rompan al colocarlas. En cualquier caso, viene bien hacer patas de sobra.
  • Este bizcocho es tan sabroso y jugoso que no necesita que lo bañemos en almíbar. Podéis usar cualquier otra receta, pero esta es un acierto seguro..
  • En vez de hornear los bizcochos por separado, podéis usar un molde o dos de mayor altura y después cortarlos en capas. El tiempo de horno tendrá que ser mayor, de entre 35 y 40 minutos.
  • La cantidad de azúcar del bizcocho y el relleno está bastante ajustada, pero se puede reducir un poco para hacerla más ligera y, sobre todo, si os gustan los dulces no muy dulces.
  • Para que el montaje de la tarta sea más cómodo, podéis guardar los bizcochos en la nevera unas horas.
  • En caso de preparar las cremas de relleno y decoración con antelación, es necesario sacarlas de la nevera media hora antes de usarlas para que sea más fácil trabajar con ellas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Los comentarios están cerrados