Tarta de queso La Viña

Compartir Twittear
3.3/59 votos
Tarta de queso La Viña

Info.

Ingredientes para Tarta de queso La Viña

  • 570 g. de vuestro queso crema preferido
  • 4 huevos
  • 230 g. de azúcar
  • 280 ml. de nata líquida o crema de leche para montar (mínimo 35% de grasa)
  • 1 cucharada de harina de trigo ( unos 30 g. aprox.) También vale almidón de maíz o Maicena si eres celíaco
  • 1 pizca de sal (5 g.)

Cómo hacer una tarta La Viña

Atención amantes de las tartas de queso porque el postre de hoy os va a encantar.

Se trata de la tarta La Viña, el dulce más popular del bar restaurante “La Viña” de la parte vieja donostiarra y archiconocida entre los amantes del buen comer y la gastronomía.

El creador de  esta tarta es Santiago Rivera, propietario del bar restaurante, quien nunca ha tenido reparo en compartirla con los medios de comunicación.

De ahí que la podamos replicar y comer exactamente igual en nuestras casas. Es sencilla, rápida de hacer y está de muerte lenta. No existe excusa para no prepararla.

La receta original se prepara con 1 kilo de queso crema, 7 huevos, 400 gramos de azúcar, medio litro de nata y una cucharada o cucharada y media de harina.

Con estas cantidades sale una tarta descomunal de grande que pesa alrededor de dos kilos. Se hornea en un molde de 26 cm y en La Viña se divide en 12 generosísimas porciones.

Nosotros hemos usado uno de 18 cm así que la hemos adaptado y, aún con todo, nos han salido 8 porciones que bien se podrían haber estirado a 10.

Es una receta que da mucho juego y que se puede acompañar de frutos rojos frescos o en mermelada para aportar un punto de acidez. El colofón perfecto para una comida especial.

Preparación de la base de la tarta

  1. Humedecemos una lámina de papel vegetal (para que sea más maleable) y forramos con ella la base y paredes de un molde de 18 cm de paredes altas.
  2. Este es un punto importante, pues la tarta crece ligeramente en el horno y evita que se pueda desbordar.
  3. Precalentamos el horno. Encendemos el horno, con calor arriba y abajo, a 220º C.
  4. Mezclamos el queso crema, el azúcar y los huevos en un bol, removiendo hasta homogeneizar.
  5. Conviene que estén todos a temperatura ambiente, especialmente el queso, para que sea más fácil la tarea.
  6. A continuación añadimos la harina y removemos de nuevo hasta integrar.
  7. Por último incorporamos la nata, batimos para obtener una masa fina y homogénea y rellenamos el molde. No deben quedar restos de queso, ni grumos de harina.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta receta de tarta la Viña en este álbum.

Galería de la receta

Horneado de la tarta de queso

  1. Colocamos la bandeja del horno en la parte inferior y sobre ella el molde.
  2. Cocemos durante 40 minutos con temperatura arriba y abajo.
  3. Apagamos el horno y dejamos que la tarta enfríe y repose en su interior, con la puerta entreabierta, durante 4 o 5 horas antes de retirar.
  4. Podemos consumir tras el reposo, acompañando la tarta de fruta, coulis o mermelada de frutos rojos, aunque está mucho más rica si la dejamos reposar en la nevera y la comemos al día siguiente.

Si queréis hacer la tarta de La Viña en versión más grande, con un molde de 23 cm. aquí tenéis el vídeo que grabé con el amigo Jota.

No os lo perdáis, va aromatizada con un poco de vainilla, una variación a la receta tradicional.

Consejos para una tarta La Viña perfecta

  • La nata líquida para montar tiene un contenido graso elevado y, en teoría, se podría sustituir por nata para cocinar. El resultado no es el mismo y la tarta pierde sabor y cremosidad, no obstante se puede hacer y reducir con ello el contenido calórico.
  • Cuanto mejor sea el queso crema, más sabroso será el resultado.  Si tenéis la suerte de haceros con uno artesano, adelante y a por él.
  • La masa tiene que quedar homogénea, sin grumos ni pegotes de queso o harina. Para que resulte más sencillo es importante que los ingredientes estén a temperatura ambiente y que comencemos por batir el queso crema a la hora de mezclar los ingredientes.
  • En caso de hacer la tarta original con las cantidades mencionadas en la introducción, deberéis aumentar el tiempo de horneado para que la tarta no quede cruda en el centro. Para un molde de 23 cm el tiempo es de unos 50 minutos.
  • Aunque esta tarta se puede hacer fácilmente con un cuenco y un tenedor, la mezcla queda mucho más fina si usamos una batidora o robot.
  • Aguantad las ganas de devorarla según se atempere. Es una tarta que gana con el reposo y el fresco de la nevera. Mucho mejor de un día para otro.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Los comentarios están cerrados