Tarta Werther’s Original de chocolate y caramelo

Compartir Twittear
0/50 votos
Tarta Werther’s Original de chocolate y caramelo

Info.

Ingredientes para Tarta Werther’s Original de chocolate y caramelo

  • 1 lámina de masa quebrada
  • 200 g. caramelos Werther´s Original (para el caramelo)
  • 20 g. mantequilla (para el caramelo)
  • 1 pizca de sal (para el caramelo)
  • 200 ml. nata líquida (para el caramelo)
  • 300 g. chocolate 70% cacao (para el ganache)
  • 250 ml. nata líquida (para el ganache)
  • 500 ml. leche (para la crema de caramelo)
  • 100 g. caramelos Werther´s Original (para la crema de caramelo)
  • 35 g. almidón de maíz, tipo Maicena (para la crema de caramelo)
  • 2 yemas (para la crema de caramelo)
  • 1 tira piel de limón (para la crema de caramelo)

Seguro que todos conocéis los caramelos Werther´s Original, esos que saben al clásico toffee de toda la vida. Una de las cosas que más me gustan de cocinar es experimentar y divertirme, así que al encontrarme en casa con un buen montón de estos dulces pensé, ¿Qué tal quedaría una tarta con estos caramelos? Convencido del resultado de antemano, sabiendo que sería un éxito, me decidí a preparar una tarta con caramelo, chocolate y crema de caramelo.

Estos caramelos deben su nombre a la localidad de Werther, Alemania, lugar donde se fundó la empresa Storck, encargada de su producción. El creador de estos dulces fue Gustav Nebel, empleado de la casa, que en 1909 creó la receta de unos caramelos tostados con mantequilla, nata, azúcar blanco y moreno y una pizca de sal. No fue hasta 1969 cuando aparecieron con la marca Werther´s Echte, y hasta 1990 en que se tradujo el nombre para su lanzamiento internacional. Hoy en día, además del clásico caramelo duro, se comercializan otras variantes, los toffees blandos, sin azúcar, rellenos de crema y chocolate, una delicia para cada paladar.

Esta tarta se trata de un postre con varias texturas, el crujiente de la masa quebrada, cubierta por una capa base de caramelo semi-líquido, seguida de un ganache de chocolate y coronada por una crema pastelera de caramelo que cubrimos con cacao amargo en polvo. Tres sabores con sus tres matices diferentes pero con un denominador común, el caramelo. Se trata una receta para lucirse, que podemos decorar de un sinfín de formas y que sorprenderá a vuestros invitados, seguro. Espero que os guste, ya me contaréis la cara de los amigos cuando la prueben.

Preparación de la tarta de chocolate y caramelo

  1. Extendemos la masa quebrada (podéis comprarla o hacerla tal como os explico en el blog) sobre el molde que vayamos a utilizar empleando como base un papel de horno. Si compráis la masa podéis utilizar el papel de hornear que nos trae el paquete. Recortamos el exceso de masa que sobresalga de nuestro molde.
  2. Precalentamos el horno a 200º C y tapamos la masa con otro papel apto para horno. Cubrimos con garbanzos o lentejas para evitar que la masa se hinche durante el horneado. Horneamos 15-20 minutos a 200º C, pero los últimos 5 minutos lo haremos sin el relleno de los garbanzos para que se cocine el interior. Dejamos enfriar sobre una rejilla y reservamos.
  3. Para preparar la crema de caramelo de la base en un cazo ponemos los caramelos con una cucharada de agua. Calentamos removiendo hasta que se forme un caramelo color ámbar. Retiramos el cazo del fuego y añadimos la nata.
  4. Volvemos a poner al fuego, agregamos la mantequilla y removemos hasta que se integren los ingredientes. Dejamos cocer 1 minuto y retiramos del fuego. Dejamos que enfríe. Cuando el caramelo esté templado lo vertemos sobre la masa quebrada ya fría y guardamos en el frigo para que se endurezca un poco.
  5. Para hacer el ganache de chocolate que cubrirá el caramelo calentamos la nata sin que llegue a hervir y le añadimos el chocolate troceado. Retiramos del fuego y removemos hasta que se hayan derretido los trozos de chocolate y quede una ganache lisa y homogénea.
  6. Cuando el caramelo de la base se haya endurecido ligeramente lo cubrimos con el ganache de chocolate. Dejamos enfriar y guardamos en el frigo.
  7. Por último haremos la crema de caramelo que cubrirá la tarta, una crema pastelera con un sabor clásico a toffee. En un bol mezclamos 100 ml. de leche con las yemas y el almidón de maíz. Reservamos.
  8. En un cazo ponemos los caramelos con 1 cucharada de agua y derretimos hasta formar un caramelo. Añadimos al cazo el resto de la leche y la tira de piel del limón. Removemos hasta que se integre la mezcla. Mezclamos la leche con las yemas reservadas e incorporamos a la mezcla anterior. Dejamos cocer removiendo constantemente hasta que espese. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
  9. Cuando la crema esté fría la pasamos a una manga pastelera con una boquilla redonda y vamos haciendo montoncitos sobre la tarta. La decoración con la crema es un poco a vuestro gusto. Para que la crema esté suave y lisa, antes de pasarla a la manga, una vez fría, la batimos con una batidora de varillas, volverá a coger textura y quedará perfectamente lisa.
  10. Decoramos finalmente la tarta espolvoreándola con cacao en polvo.

Os aseguro que es una tarta que hará las delicias de grandes y pequeños en casa, perfecta para un cumpleaños o una celebración con amigos o la familia. Espero que la disfrutéis.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.