Cómo hacer tequeños de queso venezolanos

Compartir Twittear
4.2/514 votos
Cómo hacer tequeños de queso venezolanos

Info.

Ingredientes para Cómo hacer tequeños de queso venezolanos

  • 1/2 kg. de harina de trigo con fuerza W220 o harina de trigo con 11,5 - 12,5 % de proteínas
  • 1 huevo grande
  • 120 g. de mantequilla
  • 1/2 cucharada de sal
  • 110 ml de agua tibia
  • Queso blanco duro llanero (el de San Simón da Costa Daniberto de Galicia Calidade le va perfecto) cortado en palitos de unos 7 x 2 cm.
  • 100 g. de jamón cocido o jamón de pavo (para hacer 2 tipos de tequeños)
  • Aceite de oliva virgen extra suave para freir

Cómo hacer tequeños rellenos de queso.

Desde hace más de un año las visitas desde Venezuela no han parado de crecer. Cerca de un millón de venezolanos os habéis pasado por el blog el año pasado y poco a poco, las recetas venezolanas tienen una mayor presencia en el blog.

No sólo me gustan las arepas, el pan de jamón, las empanadas de maíz o el asado negro, los tequeños tienen un lugar en mi corazón y cocina. Los preparamos mucho, pues a mi peque le encantan.

Esta receta tan sencilla es una institución gastronómica en todas las fiestas y celebraciones venezolanas, los famosos tequeños, sencilla, barata y muy rica. Con vuestro permiso he incorporado un ingrediente gallego a esta receta, queso de San Simón da Costa. Muy similar al que empleáis pero con ese toque gallego que me vuelve loco… y que os recomiendo.

El queso gallego de San Simón da Costa es un queso de leche de vaca ahumado con abedul y una curación de 45 días, con un sabor cremoso y suave perfecto para esta receta.

Aunque estos son los clásicos tequeños, con masa frita y rellena de queso, podemos encontrar una gran variedad de recetas adaptadas. El más conocido y que os enseño a preparar hoy es el tequeño salado, mojado en guasacaca (guacamole venezolano o crema de aguacate) o la típica salsa rosada.

Pero encontraréis tequeños dulces rellenos de chocolate, de queso con dulce de guayaba o con membrillo, estos últimos los preparé ayer en Instagram y tuvieron mucho éxito.

Os dejo con la receta que más me ha gustado, con masa hecha a mano y un queso de San Simón da Costa de Daniberto (Galicia Calidade) que quita el hipo. Simplemente de rechupete.

Preparación de la masa de los tequeños

  1. Ponemos en un bol grande la harina de trigo excepto unas 2 cucharadas de harina que dejamos para ir engordando la masa.
  2. Con una cuchara hacemos un hoyo en el centro del bol, echamos la mantequilla cortada en dados y el huevo.
  3. Añadimos el agua tibia y sal. Batimos con una cuchara de madera desde el centro hacia afuera y vamos poco a poco mezclando con la harina.
  4. Seguimos removiendo con las manos lo que empieza a ser la masa, por ahora será una mezcla pegajosa pero firme.
  5. Preparamos la zona donde vamos a amasar, la encimera de la cocina es perfecta. 
  6. Espolvoreamos la zona con harina, sacamos la masa del bol y empezamos a trabajarla. Es muy importante el refinado para que quede más elástica, estiramos la masa como un churro y la retorcemos en espiral varias veces.
  7. Al final volvemos a juntar y amasar de nuevo durante unos diez minutos. Este es el truco que hace que la masa quede perfecta.
  8. Después de esos 10 minutos podremos manipular la masa con más rapidez ya que irá quedando elástica y homogénea. La medida de harina correcta es “hasta que la masa no se pegue a las manos”, pero tampoco se debe abusar. Recordad que la cantidad depende de la harina que vayáis a utilizar, pues no siempre vienen de moliendas iguales, ni el tipo de trigo es el mismo.
  9. Vamos convirtiendo la masa en una bola. Cogemos el anterior bol, lo enharinamos y metemos la bola dentro. Tapamos el bol con un trapo de algodón durante unos 30 minutos.

Forma y relleno de los tequeños

  1. Cortamos la masa en dos trozos y en la encimera de la cocina la trabajamos con los dedos hasta que nos quede una superficie plana.
  2. Espolvoreamos un poco de harina y seguimos estirando con la ayuda de un rodillo.
  3. Cuando la masa quede fina, cortamos en tiras uniformes. Con ellas forramos los palitos de queso sin que nos quede ningún hueco para que no escape el relleno cuando los friamos. El queso con el calor del aceite se puede salir y no queremos que ocurra esto.
  4. Los primeros son muy fáciles de hacer, los de queso. Vamos enrollando la masa alrededor del queso cómo si fuesen las vendas de una momia.
  5. Los de jamón y queso. Primero el queso, luego los cubrimos con una loncha de la misma altura que el queso, deben ser lonchas finas. Y luego cubrimos con la masa.

Fritura y presentación final de los tequeños

  1. La única dificultad de esta receta está en la temperatura del aceite, ya que si está poco caliente la masa cae al fondo, pero si está demasiado caliente se nos dorarán muy rápido y el queso no quedará cremoso por dentro.
  2. La primera tanda nos servirá para probar las siguientes y que nos salgan de rechupete.
  3. Echamos a la sartén nuestros tequeños. Cuando estén dorados los sacamos a un papel absorbente. Así ya estarían perfectos, pero yo los dejaría enfriar un poquillo por si nos quemamos.

Ya tenemos nuestros tequeños para cualquier fiesta , ya sea o no venezolana.

Y si queréis preparar la guasacaca vais a necesitar 1 taza de aguacate pelado y cortado en cubos, 2 ajíes picantes, ¼ de taza de cebolla, ¼ de taza de cilantro, 1 diente de ajo, 3 cucharadas de vinagre, 3 cucharadas de aceite, el jugo de un limón y sal al gusto. Trituráis todo y dejáis en la nevera, ¿fácil, no?

Como siempre, al final de la entrada tenéis las fotos del paso a paso. No os perdáis ningún detalle de esta receta de tequeños rellenos de queso tradicional y famosa en Venezuela.

Galería de la receta

Origen e historia de los tequeños

  • La historia de los tequeños se remonta a finales del siglo XIV. Dice la leyenda que una cocinera de la Ciudad de Los Teques. Ella elaboraba un alimento de forma cilíndrica, con masa restante de los pasteles típicos de la zona y le colocaba un poco de queso blanco y suave en forma de barrita en su interior.
  • En esta época la ciudad de Los Teques era una zona vacacional de las familias más acaudaladas de Caracas, y hasta la capital llegó su fama, pasando a ser un clásico en todo tipo de festejos.
  • Otros dicen que su nombre es debido a la familia Baéz, que inventaron el pasapalo, muy similar al tequeño. Esta familia llevaba sus pasapalos a la estación “El Encanto” hasta “Caño Amarillo” en Caracas y cuando llegaban eran tan famosos que la gente gritaba: “¡Llegaron los tequeños!” refiriéndose a la gente de Los Teques y con el tiempo este nombre sustituyó al pasapalo.
  • Los más atrevidos dicen que son de origen zuliano, que nacieron en la Villa del Rosario a comienzos de siglo XX, creados por un señor de origen italiano y de apellido Franco. Sea una u otra la historia real, este plato ha traspasado fronteras y lleva con orgullo su nombre por todo el mundo, todo un homenaje a los cocineros de Los Teques.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Maria José dice:

    Hoy he hecho con los niños algo parecido pero horneado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.