Tortilla con grelos y chorizo

Compartir Twittear
4.8/58 votos
Tortilla con grelos y chorizo

Info.

Ingredientes para Tortilla con grelos y chorizo

  • 5 huevos de corral grandes o 7 huevos normales.
  • 1 kg de patatas tipo Kennebeck
  • Aceite de oliva virgen extra (para la fritura de las patatas)
  • Sal (al gusto)
  • Grelos Ecológicos al Natural (370 g peso escurrido)
  • 1 chorizo gallego de unos 100 g aproximadamente

Cómo hacer una tortilla de grelos y chorizo. Os presento una propuesta rápida, genial para una cena rápida y si sobra para el día siguiente fría para el desayuno como gusta en casa.

En las huertas de Galicia desde finales de Noviembre a Febrero tenemos un intenso color verde, un color precioso que llama la atención.

Son una de las verduras que más se consumen en Galicia en Otoño e Invierno, cocidos, caldos y potes lo acompañan. Pero también se pueden tomar en otras preparaciones.

¿Qué es el grelo? Es el brote del nabo, en cuyo extremo aparecerán las flores. Su apariencia es la de un tallo más o menos grueso del que salen algunas hojas y en el extremo las flores. Si empleáis grelos en conserva, la receta la haréis en un plis plas. Sin os llevará un poquito más de tiempo,

Esta tortilla la podréis ver en varios restaurantes próximos A Coruña, una tortilla no muy cuajada al estilo de la tortilla de Betanzos, con todo el sabor a Galicia.

Aunque seguro que la tortilla que más os gusta, sin discusiones, es la de vuestra madre creo que a esta receta le tenéis que dar una oportunidad. Me la ha enseñado un cocinillas como yo, compañero de farras, gran amigo y otros menesteres. Muchos lo conocéis por Bus, otros por Manuel. 

Comentaba Manuel que las tortillas gallegas estaban arrasando en el campeonato nacional de tortillas (que lo hay), y nos decía:

“La mejor tortilla es la que se hace con los productos da terriña, no hay como recoger unos grelos en la huerta una hora antes de hacerla, con los huevos caseros, los que me regala la vecina, la textura de esos huevos de casa, tienen las propiedades necesarias para diferenciar una buena tortilla de una mala […] Sabor, color y aroma donde el  huevo jugoso termina inundando el plato con una tortilla que alucinas”.

Así os la presento en nuestro recetario gallego, al estilo de Betanzos y sin cebolla.

Aquí pueden surgir los primeros problemas, habrá quien la quiera bien cuajada y quien la quiera con el huevo todavía algo crudo en el interior. No me voy a meter en ese debate, cada uno que haga su tortilla como más le guste.

Preparación de la base de la tortilla. Las patatas

  1. Pelamos las patatas, las lavamos para quitar restos de suciedad y muy importante, las secamos.
  2. Cortamos en láminas semifinas, a mí no me gusta que se deshagan sino que al freírlas se tuesten un poco.
  3. El tema del grosor de las patatas también va a gustos y hay quien prefiere cortarlas a trozos muy pequeños. En láminas muy finas que casi se rompan al freír y o más bien grandes.
  4. Las colocamos en un bol grande, donde luego vamos a mezclar con el huevo y añadimos sal al gusto. Removemos bien y reservamos.
  5. Elegimos nuestra sartén más grande y antiadherente. La ponemos al fuego y añadimos un buen aceite de oliva virgen extra.
  6. Echamos a la sartén las patatas cortadas y ya saladas y dejamos que se cocinen durante aproximadamente veinte minutos a fuego medio. Mientras se están friendo, en el bol donde luego vamos a echarlas batimos los huevos, reservamos.
  7. Sacamos las patatas con una espumadera de la sartén, dejandolas con el menor resto de aceite posible, bien escurridas.
  8. Si no queremos nada de aceite extra podemos emplear un colador grande, las dejamos escurrir y luego las introducimos al bol con el huevo.
  9. Reposamos la futura tortilla durante unos minutos para que se junten bien todos los sabores mientras preparamos los grelos y el chorizo.
  10. Pasados esos minutos esta mezcla ya está deliciosa, probad a tostar un poco de pan y añadidle una capita con esta mezcla, increíble.

Preparación de la base de la tortilla. Los grelos y el chorizo

  1. Escurrimos muy bien los grelos con agua fría y los pasamos a un cazo o cazuela con agua caliente. Es para quitar los restos del agua de conservación de los mismos. Lógicamente podéis emplear grelos frescos, pero al usarlos en conserva podréis hacer esta tortilla todo el año.
  2. Con una espumadera retiramos los grelos del agua y presionamos para retirar todo el agua que sea posible.
  3. Pasamos a una tabla de corte y cortamos lo más fino posible para que se repartan perfectamente por la tortilla. Añadimos al bol con las patatas y el huevo.
  4. Cortamos el chorizo en trozos pequeñitos y pasamos a una sartén sin aceite. Con la propia grasa del chorizo se van a tostar perfectamente.
  5. Cocinamos a fuego medio durante 3 minutos y escurrimos con un colador la grasilla que han soltado los trozos. Lo añadimos al el resto de ingredientes y juntamos todo muy bien con una espátula.

Cuajar la tortilla de grelos y chorizo. Presentación final

  1. En la misma sartén en la que hemos frito las patatas y una vez retirado el aceite. Cocinamos la mezcla que tenemos en reposo.
  2. A mí me gusta poco hecha, que al partirla con el tenedor salga un poco de huevo líquido.
  3. Para este tipo de tortilla sólo necesitamos 4 minutos a fuego medio-alto por cada lado.
  4. Para darle la vuelta yo empleo un plato llano grande que tengo para las ensaladas. Pero se puede usar una tapadera de borde liso, incluso ahora he visto que venden tapaderas especiales para dar la vuelta a la tortilla.
  5. Emplead el método más cómodo y que más fácil os resulte para que no se os desparrame, con cuidado.  No desesperéis si no os sale, en ese caso tendréis una tortilla más cuajada, pero igual de rica.

El tema del interior de la tortilla es el que más controversia genera en España. Ese punto exacto de cochura de la patata, la cantidad precisa de huevo, la combinación de fuegos y el tiempo de cocción.

Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de tortilla de grelos y chorizo. No os perdáis detalle para que os salga perfecta.

Consejos para una tortilla de grelos y chorizo de rechupete

  • La elección de las patatas es muy importante. Tenemos distintos tipos de patata, unas son muy buenas para cocer, otras para asar y las patatas blancas tipo Kennebec. Son las mejores para freír y conseguir la mejor textura.
  • La tortilla es un plato imprescindible en la gastronomía española. Si queréis desviaros un poco de la más tradicional, aquí en el blog tengo muchas opciones: la tortilla rellena, la tortilla paisana, la tortilla de bacalao, la tortilla vegetal, etc.
  • Desde finales del Otoño hasta el fin del Invierno tenemos que aprovechar los grelos, este producto de temporada que tan rico se encuentra en mi tierra. Aunque también se encuentran todo el año en conserva y congelados. Aprovechad ahora que están en su mejor momento con una calidad fantástica para aprovechar al máximo su sabor.
  • Esta tortilla también se podría hacer con nabizas. Algunas personas confunden el grelo y las nabizas. Ambos productos son las hojas del nabo, la diferencia está en que los grelos se recolectan en el momento previo a la floración, este proceso en Galicia se denomina “grelar” y las nabizas son las mismas hojas antes de esa fase.
  • Si queréis mejorar vuestra tortilla, esta es una forma fácil y nada traumática para que os quede mucho más rica. Podéis preparar la clásica tortilla de patatas española.
  • Podéis añadir un toque cremoso con un poco de queso de Arzúa-Ulloa. Os aseguro que así vais a bordar la tortilla más gallega del mundo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.