Verduras y hortalizas de Otoño

Compartir Twittear
4.3/54 votos

¿Cuáles son las verduras y hortalizas que os recomendamos este Otoño?

Como ya te he contado en alguna ocasión comer alimentos de temporada es clave para tu dieta y para tu bolsillo.

Actualmente podemos encontrar en el súper de todo casi todo el año, pero ¿cuáles son realmente los alimentos que debemos comer en cada estación del año?

Para que empieces o sigas comiendo de rechupete, te cuento tooodas las verduras y hortalizas que disfrutan de su máximo esplendor en Otoño para que tú también disfruten de tu máximo esplendor. ¡Toma nota!

Ventajas

Consumir verduras y hortalizas de temporada nos hará aprovechar al máximo sus nutrientes y minerales además de la textura, sabor y apariencia que tienen al estar en pleno apogeo.

Especialmente en Otoño, estación conocida por ser la temporada de los resfriados, tomar estos productos de temporada te hará evitar caer en la mayoría de ellos (si no en todos) al consumir todas las vitaminas necesarias para combatir este frío que nos llega de golpe.

Además de estas ventajas debes saber que las verduras y hortalizas que consumes en otoño han respetado su ciclo natural sin utilizar nada para alterar su ritmo de crecimiento.

Y si todo esto te parece poco, al estar de temporada su precio es siempre más competitivo que el de las verduras y hortalizas que no están en temporada.

¡Todo son buenas noticias!

Las verduras y hortalizas más top del otoño

Si por algo me encanta el Otoño, además de por sus atardeceres y el petrichor, es sin duda porque es temporada de cogumelos (setas). Son la estrella del Otoño. Su aporte de minerales y sus bajísimas calorías las convierten en la base de todo plato otoñal, en guisos, revueltos, en lo que quieras.

Al igual que la calabaza, que mucho más allá de Halloween o Samaín disfruta de su momento de gloria en estos meses.

Casi al final de la temporada de Verano y comienzo de la de Otoño, el pimiento rojo y la berenjena son de lo mejor del campo. La amiga coliflor que desde pequeño no tenía muy buena prensa y que ahora adoramos, también goza de sus virtudes otoñales.

La calabaza podría decirse que es la reina del Otoño, tan famosa gracias a Halloween, nos da un montón de posibilidades gastronómicas que están de rechupete. Por supuesto las podéis disfrutar en nuestro blog, ideas a gogó para triunfar en vuestra mesa.

Voy a contarte qué puedes hacer con todas ellas durante estos meses en los que quedarse en casa y cocinar apetece tanto.

Setas

Salir a por setas, ¡y encontrarlas! Esto es lo que pasa en otoño. Las setas son ricas en vitaminas C, B y D y minerales como el potasio, además de contener mucha agua y fibra.

Si te van los guisos puedes prepararte unas albóndigas con setas, un fricandó, un conejo con setas o unos garbanzos con rape y setas. Si amas las croquetas, sabrás que las de setas son un manjar y en el caso del risotto pasa igual. Esa textura que se consigue gracias a un buen caldo y unas buenas setas, no tiene nombre.

La calabaza

Si te dan calabazas espero que sea en otoño, que es cuando están más ricas. ¿A quién no le apetece una crema de calabaza estos días? Mmmmm. Es rica en vitamina C, A y E y ayuda a nuestras defensas a combatir los resfriados, como te conté más arriba.

Sus betacarotenos y fibra la hacen muy ligera en cualquier receta y además tiene un índice muy bajo de calorías, casi 25 por 100 gramos, o sea, poquísimo.

Si te pirra el dulce, la calabaza es tu aliada. Su dulzor la hace perfecta para postres como la pumpkin cake o las muffins.

Si eres más salao que otra cosa, unas perdices con calabaza y manzana te encantarán. Te darán calabazas, pero comerás perdices…

Y los y las que sois fan de los arroces, por supuesto la versión calabacera del risotto también os encantará, con queso o sin queso.

Zanahoria

No sé si habrás notado que últimamente con la zanahoria pasa como con los tomates, es muy difícil que sepan de verdad a zanahoria. Puede que el problema sea que estamos comiéndolas cuando no toca. Su estación es el otoño.

Son ricas en agua, vitaminas A y B, minerales e hidratos de los buenos. Tienen potasio, magnesio y calcio, y su color anaranjado se debe a los carotenos (que además actúan en la melanina del cuerpo).

La temporada de las zanahorias comienza en mayo y acaba en enero, así que empieza ya a prepararte cremas de zanahoria, una carne guisada con zanahoria y patata o una sopa de verdura. Si le pones calabaza y zanahoria estarás haciendo pleno.

Al igual que la calabaza, la zanahoria es perfecta para postres como la carrot cake o el strudel de manzana y zanahoria, que es una delicia. 

Receta de alcachofas fritas o alcachofas crujientes. Delicioso aperitivo.

Alcachofa

Todo el año esperándolas. Cómo me gustan las alcachofas, ojalá estuviesen buenas todo el año, pero no. De hecho las alcachofas no son tan fáciles de encontrar fuera de temporada.

Son las amigas de las dietas détox y del détox en general, además de ayudar al colesterol y combatir el estreñimiento por su alto contenido en fibra.

Las puedes tomar rebozadas en salsa, fritas y crujientes, en arroz con costillas a lo valenciano, en escabeche, con bechamel, con langostinos, con jamón y huevo duro y con lo que se te ocurra. Sea como sea, come alcachofas, todas las que puedas y disfruta sus beneficios y su sabor.

Boniato

El boniato se puso de moda de unos años a esta parte, el sweet potato, este tubérculo de sabor dulce con el que ahora además podemos hacer chips hípsters es muy rico en vitaminas y en hidratos. Es contundente y le dará a tus caldos un toque dulce y espeso que no te puedes perder.

Yo hago un pastel de boniato y canela y unos buñuelos que te dejan sin palabras. Pruébalo en casa y me cuentas qué tal.

También puedes cocinarlo al horno, como la patata o tipo chips con romero y doble fritura.

Cardo, apio y puerro

Son un top tres del otoño fundamental.

El apio por su alto contenido en fibra, antioxidantes, vitaminas y propiedades antibacterianas y depurativas.

Y el purro y el cardo por su alto contenido en vitamina C, hierro y calcio.

Estos tres serán tus aliados perfectos en cualquier caldo. Le darán solidez, cuerpo y sustancia.

Puedes hacer cardos en salsa o vichyssoise para inaugurar la temporada.

Berza, coliflor y brócoli

Estas tres hermanas de la familia crucíferas habitan en el otoño como Pedro por su casa llegando hasta el fin del del invierno. Sus beneficios son bastantes.

Desde su alto contenido en vitamina A y C a la baja cantidad en grasa (casi nula) y su riqueza en potasio y magnesio.

De pequeños todos las odiábamos y hay paladares que aún no soportan su olor o su textura, pero a mí cada vez me gustan más y por suerte podemos encontrarla en multitud de recetas como coliflores al horno, pizza de coliflor (todo un invento que debes probar) o un caldo verde portugués con grelos o berzas.

Berenjena, pimiento rojo y calabacín

¿A alguien se le antoja una escalibada? Estos tres alimentos son perfectos para una receta así, otoñal. Juntos hacen un mix&match de vitaminas y nutrientes perfecto.

La berenjena destaca por ayudar al colesterol y a depurar el organismo. El pimiento rojo contiene vitamina B6, vitamina A, vitamina C, magnesio y antioxidantes, y el calabacín tiene un poco de ambas: altas dosis de antioxidantes que a su vez ayudan a reducir el colesterol.

¿Qué más se le puede pedir a la vida?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.