Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Alcachofas con almejas

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 1 voto
Alcachofas con almejas

Info.

Ingredientes para Alcachofas con almejas

  • 8 ud. alcachofas
  • 600 gr. almejas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cdas. harina (si sois celiacos añadir almidón de maíz)
  • 400 ml. agua
  • 50 ml. vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco
  • Sal (al gusto)

Cómo preparar alcachofas con almejas. Desde luego podemos decir que estamos en la mejor fecha para cocinar los 2 ingredientes de esta receta, las alcachofas y las almejas, es imposible que nos salga mal con producto de calidad y un poco de buen hacer. Las recetas de verduras cuando están de temporada son la mejor opción, no dejan a nadie indiferente y además de sanas son sabrosas. Podemos impresionar a nuestros invitados con un plato fácil, sabroso y muy resultón, una combinación de sabores mar y montaña con los que disfrutaréis a cada bocado.

Estamos en temporada de alcachofas y como soy de la opinión que lo mejor en la cocina es aprovechar los productos de temporada, aquí os dejo una estupenda receta de alcachofas bien acompañadas, unas alcachofas con almejas.

La alcachofa, alcachofera o alcaucil, es una planta que se cultiva en países de clima templado en todo el mundo, aunque originariamente procedente de la zona del Mediterráneo. Con el agua como componente mayoritario, se trata de un vegetal con muy pocas calorías. Aunque cuenta con una importante cantidad de fibra y minerales como el sodio, el potasio, el fósforo y el calcio, la alcachofa destaca por contar en su composición con cinarina y esteroles. Por un lado la cinarina, fantástica para el hígado y los esteroles con capacidad para limitar la absorción de colesterol por parte del intestino.

Acompañar este estupendo alimento con unas almejas, convierte a este plato en un manjar tan saludable como sabroso. Poder disfrutar de un plato de categoría con poca grasa y con mucho sabor no siempre son binomio, pero en este caso el éxito está asegurado. Y si además el trabajo para prepararlo en casa en mínimo, hace de esta receta una de las recurrentes en mi casa cuando la intención es quedar como reyes.

Preparación de las almejas con alcachofas

  1. Ponemos las almejas a remojo en agua con mucha sal durante unas 3 horas, para que se limpien y eliminen las arenas e impurezas de su interior. Es importante que añadamos bastante sal, de trata de conseguir un hábitat salino similar al del mar para que se abran y suelten los residuos.
  1. Escurrimos las almejas y las ponemos en una cazuela con un dedo de agua en el fondo. Colocamos la olla al fuego y cocemos hasta que se abran, lo cual no les llevará más de 2 o 3 minutos una vez que el agua comience a hervir. Escurrimos las almejas para un platito colando y  reservando su agua.
  2. Limpiamos las alcachofas retirando las hojas exteriores hasta llegar a la zona más tierna del corazón. Limpiamos los palos y cortamos la punta más seca. A medida que vamos limpiando y cortando las alcachofas en cuartos las vamos dejando en un bol con agua y abundante zumo de limón. Así evitaremos que se oxiden en la medida de lo posible.
  3. En una sartén calentamos 4 cucharadas de aceite de oliva. Añadimos los dientes de ajo bien troceaditos y 3 o 4 cucharadas de perejil triturado. Cuando el ajo comience a dorarse agregamos las alcachofas escurridas y secas. Cocinamos durante 10 minutos, removiendo de vez en cuando.
  4. Añadimos la harina a la cazuela y la doramos con el resto de verduras. Añadimos el vino y dejamos que se evapore al alcohol durante unos minutos.
  5. Incorporamos el caldo de la cocción de las almejas y cocinamos durante 10 minutos. Comprobamos la sal añadiendo más si fuera necesario.
  6. Añadimos las almejas reservadas a la cazuela, dejamos medio minuto para que vuelvan a adquirir temperatura y retiramos del fuego.

Servimos las alcachofas con almejas bien calientes, espolvoreadas con perejil fresco y con un trocito de pan a mano para mojar en la salsa. De forma fácil y rápida tenemos un plato de lujo para disfrutar, perfecto para quedar como reyes sin complicaciones.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Marieta dice:

    Como tú bien dices, fácil, rico, económico y para quedar como una reina. Es la verdura preferida de mi casa y no voy a tardar nada en hacerla. Gracias por compartirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *